Pablo Iglesias convoca a la dirección estatal de Podemos el 2 de febrero tras la dimisión de Ramón Espinar

Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Ramón Espinar, tras solventar la penúltima crisis de Podemos en abril de 2018.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha convocado para el próximo sábado 2 de febrero una reunión extraordinaria del Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano entre asambleas del partido para intentar atajar la crisis abierta en Madrid y que, con la dimisión del líder regional, Ramón Espinar, y la reunión de hasta 10 secretarios generales autonómicos en Toledo ante la disyuntiva de hay que tender puentes con Íñigo Errejón tras su ruptura en Madrid o competir contra él.

Ramón Espinar abandona la política: dimite como líder de Podemos Madrid, como senador y como diputado regional

Ramón Espinar abandona la política: dimite como líder de Podemos Madrid, como senador y como diputado regional

La escisión de facto de Madrid ha dejado al partido en shock, como reconoció el propio secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, tras conocerse el lanzamiento de una plataforma electoral conjunta entre Errejón y Manuela Carmena. Una decisión tomada al margen de la dirección estatal y que ha hecho temblar los cimientos de Podemos en toda España.

La última réplica del terremoto interno, la salida de Espinar, mantiene reunido a estas horas al círculo más próximo de Pablo Iglesias. Mientras los líderes regionales han tenido su propio encuentro, convocados por García-Molina, en Toledo.

Las cabezas visibles de cada autonomía han rechazado las formas con las que el cofundador de Podemos anunció su movimiento político, aunque algunos de ellos sí han defendido que algo había hacer. En cualquier caso, casi nadie en Podemos está de acuerdo con un escenario de confrontación directa en Madrid entre el partido y el que ha sido, o es, uno de sus principales referentes.

Esa idea ha presidido la reunión celebrada en Toledo. En una declaración firmada por los 10 líderes regionales asistentes, se hace un llamamiento "a la unidad", pero siendo "responsables" con "los mandatos que han hecho los inscritos en los documentos y las votaciones", según ha declarado García Molina.

Fuentes consultadas por eldiario.es aseguran que Espinar, como García Molina, defendían la necesidad de tender puentes con Errejón, bien para lograr una lista unitaria antes de mayo bien para mantener una línea de comunicación para después de las elecciones. "La dirección no está en eso", zanjan las mismas fuentes. Tanto Espinar como García Molina son afines a Iglesias.

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2019 - 14:25 h

Descubre nuestras apps