La portada de mañana
Acceder
El Tribunal Supremo se vuelve a jugar la causa del procés en Europa
Quién es quién en las elecciones alemanas
La vida sin miedo de los palmeros sobre un volcán que puede estallar

La propuesta de Iglesias cierra la puerta de los cargos orgánicos de Podemos a los miembros de Izquierda Anticapitalista

Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez, en un acto de la campaña electoral del 25M.

La carrera para la asamblea fundacional de Podemos ha entrado en su recta final y las conversaciones y negociaciones entre los grupos que han presentado propuestas se aceleran. El equipo que lidera Pablo Iglesias ha introducido modificaciones a algunos de sus documentos. La última, acordada con el Círculo de Granada, veta la presencia de militantes de otros partidos en los cargos orgánicos de Podemos. Si el proyecto del equipo promotor sale adelante, se cerraría la puerta a que la número dos de la lista electoral el 25M, Teresa Rodríguez, accediera a algún cargo orgánico, ya que milita en Izquierda Anticapitalista.

Pablo Iglesias cede poder interno en Podemos: propone barones regionales y delegar la portavocía

Pablo Iglesias cede poder interno en Podemos: propone barones regionales y delegar la portavocía

Entre los documentos que aprobará la Asamblea Ciudadana Sí Se Puede a finales de este mes de octubre se encuentra el de Principios Éticos. La propuesta del equipo que comanda Iglesias, llamada Claro que Podemos y en el que también están Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero, Carolina Bescansa y Luis Alegre, es que toda persona que quiera ocupar un cargo en Podemos se comprometa a respetar esos principios.

El pasado viernes, la cuenta de Twitter del equipo señalaba la novedad, que no aparecía en el borrador inicial y que es fruto de una transacción con el Círculo de Granada.

El documento asegura textualmente que el Consejo Ciudadano (el órgano inmediatamente posterior a la Asamblea según la propuesta de Iglesias) redactará un régimen de incompatibilidades que “en cualquier caso recogerá la restricción del derecho al sufragio pasivo a cargos orgánicos internos a miembros o afiliados de organizaciones políticas de ámbito estatal”.

El enunciado, tal y como está planteado, deja fuera a los militantes de una organización que fue fundamental en el nacimiento de Podemos entre finales de 2013 y principios de 2014: Izquierda Anticapitalista (IA). No en vano, dos de sus militantes, Teresa Rodríguez y Miguel Urban, ocuparon los puestos 2 y 7, respectivamente, de la lista del partido al Parlamento Europeo.

"Firmé el manifiesto fundacional de Podemos, participé en la rueda de prensa que presentó por primera vez la iniciativa, fui elegida número dos de la candidatura europea en unas primarias abiertas y ciudadanas porque me votaron algo más de 8.000 personas y me avalaron más de 20 círculos", recuerda Rodríguez, que añade que entonces "nadie cuestionó mi lealtad al proyecto de Podemos por mis otras pertenencias políticas, sociopolíticas y sindicales".

La eurodiputada señala otro efecto de la propuesta de Pablo Iglesias: "Si esta medida saliera adelante, yo tendría que representar en el Parlamento posiciones políticas en las que no podría participar".

Teresa Rodríguez compara esta idea principio del equipo promotor con la de que Podemos no se presente a las municipales de forma general y con su propia marca. "Medidas de trazo grueso como ésta no son ajustadas", señala la eurodiputada: "La mejor vacuna contra las malas prácticas internas y en los cargos públicos es un proceso de revocación factible y no con porcentajes imposibles".

"Hemos repetido mil veces que no le pedíamos a nadie el carnet ni para entrar ni para salir", recuerda Rodríguez, quien hace un llamamiento al diálogo: "Seguro que encontramos entre todos y todas la fórmula más ajustada para combinar pluralidad, autonomía y lealtad al proyecto".

Urban también considera un error la propuesta. "Lo importante no es si afecta a IA", asegura. "Podemos es un movimiento político y esto supone un cambio a un partido homologado con los demás, que era lo que no queríamos ser. Ese es el problema que hay que valorar". Urban considera que la mejor forma de cerrar la puerta a los arribistas es "con controles colectivos, fijando un sueldo máximo, limitando los mandatos... Ese es el verdadero cortafuegos".

Urban cree además "que la propuesta va contra el espíritu de Podemos". "No pedimos el carné a nadie y tenemos que seguir así". Recuerda además que en un proceso de primarias abiertas "la gente elige" y que si optan por una persona que "que milita abiertamente en otra formación", habría que aceptarlo.

En cuanto a las consecuencias de la propuesta de Iglesias, Urban destaca varios puntos conflictivos. Por ejemplo, que el texto señala a "organizaciones políticas de ámbito estatal". Esto significa que, por ejemplo, alguien de IA, o de Izquierda Unida, sería rechazado, pero no alguien de CiU. Y recuerda que partidos como IU sí permiten la doble militancia siempre que no exista una competencia electoral directa.

Finalmente, y sobre la opción de que Teresa Rodríguez quede fuera de los órganos de decisión, Urban asegura que "sería chocante que los que hemos participado en su creación ahora nos quedemos fuera". Y añade: "Si pasa, lo acepto porque lo habrá decidido la mayoría".

IA y Podemos

En enero eldiario.es publicó un boletín interno de IA que preparaba el camino para la irrupción de Podemos. Entonces, un miembro de la dirección de la formación explicaba que IA era “una parte más del proceso” de formación del nuevo partido.

Desde entonces, los roces entre el equipo promotor de Podemos, articulado en torno a Iglesias, y los militantes de IA han sido continuos: desde el método para confeccionar las listas hasta la estrategia electoral pasada y futura.

Ahora, en pleno proceso asambleario, surgen enfrentamientos más directos. El primero, por el modelo organizativo de Podemos. Iglesias y su equipo abogan por un sistema con un líder único (secretario general) y un Consejo de Coordinación (que haría las veces de ejecutiva) propuesta por él mismo. Un tercer escalón, el Consejo Ciudadano, tendría una parte elegida por sufragio abierto y otra que representaría directamente a los círculos autonómicos.

Frente a esta propuesta han surgido varias decenas. Entre las que más aceptación han tenido está la liderada por el eurodiputado Pablo Echenique y que cuenta con el apoyo explícito de Teresa Rodríguez, de IA.

La enmienda de Granada no es la primera que aceptan Iglesias y su equipo. Su borrador de Principios Organizativos ha rebajado notablemente los requisitos para poner en marcha procesos revocatorios internos y para elevar propuestas políticas después de incluir la propuesta de Pablo Soto, Stéphane Grueso, Carlos Barragán, Miguel Arana y Yago Bermejo.

La Asamblea Ciudadana Sí Se Puede celebrará su gran acto presencial el fin de semana del 18 y 19 de octubre en el Palacio de Vista Alegre de Madrid. Allí, los distintos grupos plantearán sus borradores. Entre el 20 y el 26 de octubre se procederá a la votación telemática, para la que ya se han inscrito más de 100.000 personas. El 27 de ese mismo mes se conocerá el resultado.

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2014 - 20:37 h

Descubre nuestras apps