La portada de mañana
Acceder
CRÓNICA | Las fricciones del Gobierno pasan por Calviño, por Esther Palomera
Las 'falsas' terrazas cerradas son tan peligrosas para los contagios como los interiores
OPINIÓN | No es justicia para geeks, por Elisa Beni

Dirigentes del PP intentan desvincular los recortes en sanidad de sus gobiernos de la respuesta a la epidemia

Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado y José Luis Martínez-Almeida, en un acto del PP de Madrid..

Dirigentes de peso del Partido Popular como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, o el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, están tratando de desvincular la responsabilidad de su formación política en los recortes en sanidad ejecutados en las autonomías donde han gobernado en los últimos años. Intentan así desligar esas mermas presupuestarias de la falta de personal y recursos que padecen los hospitales y centros públicos de esas comunidades que ahora, en plena emergencia sanitaria, están viendo dificultada la respuesta al coronavirus.

Ayuso admite por primera vez que podría haber actuado antes frente al coronavirus

Ayuso admite por primera vez que podría haber actuado antes frente al coronavirus

"Es una leyenda que se hayan producido esos recortes y que haya una relación de causalidad entre estos y la pandemia", aseguraba el domingo el alcalde de Madrid durante una entrevista en La Sexta. "Siete de los diez mejores hospitales de España están en la Comunidad de Madrid, el gasto liquidado de la sanidad ha aumentado un 10% entre los años 2010 y 2018, hay más personas, hay 12 hospitales nuevos y somos la ciudad con mayor esperanza del mundo", relataba el regidor.

Los datos oficiales evidencian sin embargo que el sanitario ha sido uno de los sectores públicos más afectados por los recortes en Madrid, comunidad en la que el PP gobierna desde hace un cuarto de siglo y que tiene plenas competencias en la gestión de la sanidad y de las epidemias. A pesar de ser la autonomía con el mayor PIB de España, la región destina a sanidad menos que la media nacional. En 2018, su gasto por habitante fue de 1.154,2 euros, mientras que la inversión media estatal ascendía a 1.295,85 euros.

La plantilla de sanitarios en la Comunidad de Madrid también es menor que hace diez años pese al aumento poblacional que ha experimentado la región. Al arrancar 2019, había menos profesionales en los hospitales y otros centros que en 2010: 54.531 en lugar de los 55.433 de hace diez años, según las Memorias Oficiales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

El "milagro" de la sanidad madrileña, según Ayuso

En plena emergencia sanitaria, la Comunidad de Madrid es una de las zonas del mundo donde la pandemia ha golpeado con más fuerza: es la autonomía con más casos y muertes por coronavirus en España –casi 47.146 y 6.423 respectivamente, según las últimas cifras oficiales– , además de haber registrado en un solo mes el fallecimiento de 4.750 ancianos en las residencias de la región –que la administración autonómica también gestiona con competencias exclusivas–, casi cinco veces más que en un mes sin coronavirus.

Como Almeida, la presidenta de la comunidad, la también popular Isabel Díaz Ayuso, ha negado una y otra vez desde que se inició la epidemia que se hayan producido recortes en la región durante los sucesivos gobiernos del PP. Este lunes, en una entrevista en EsRadio, defendía además "el éxito de la colaboración público-privada" en el ámbito sanitario, término con el que los dirigentes populares suelen referirse al proceso de privatización que ha padecido la sanidad pública madrileña en los últimos años.

"Cuando se sepa lo que realmente ha ocurrido y las cifras, los ciudadanos van a estar muy orgullosos de Madrid y de sus sanitarios. Aquí se han obrado milagros", añadía la presidenta de la Comunidad de Madrid, que por primera vez reconocía que su Gobierno autonómico podría haber actuado antes contra la pandemia: "No hay día que no me levante pensando si no nos podríamos haber adelantado". Tras recibir múltiples críticas de la oposición por llevar más de un mes sin comparecer para dar cuenta de la gestión del coronavirus, Ayuso también anunciaba que esta semana acudirá a la Asamblea a dar explicaciones.

En la misma línea de negación de la responsabilidad del PP en los recortes se manifestaba Esteban González Pons, portavoz de los populares españoles en el Parlamento Europeo. El domingo, en otra entrevista en La Sexta, el dirigente del PP culpaba "a toda la sociedad" de los continuos recortes que ha sufrido la sanidad pública española a lo largo de los últimos años. "Todas las Comunidades Autónomas se encuentran en una situación parecida. Ha sido la sociedad la que no le ha dado la importancia que debe a la Sanidad y que tenemos que empezar a dársela", señalaba.

El 'modelo Alzira'

González Pons formó parte de distintos gobiernos de la Comunidad Valenciana entre 2003 y 2007 –fue sucesivamente consejero de Cultura y Educación; Relaciones Institucionales, y Obras Públicas y Vivienda de los ejecutivos presididos por Francisco Camps–, años en los que se privatizaron numerosos hospitales públicos de la región siguiendo el conocido como 'modelo Alzira', que en la práctica implica la concesión a empresas privadas de la sanidad pública.

El portavoz del PP asegura ahora que tras la crisis de la COVID-19 se ha sabido "que el gasto farmaceutico es estratégico". "Ahora el gasto en vacunas lo vamos a considerar importantísimo", añadía en la citada entrevista. "Nos hemos dado cuenta de que habíamos prescindido de las fábricas de mascarillas y de guantes; de las fábricas de medicinas. Hemos prescindido de todo aquello que necesitábamos", apuntaba además el político valenciano.

Pese a los recortes de los gobiernos populares, González Pons considera que las medidas adoptadas en detrimento de la sanidad pública "no fueron decisiones políticas". "Fuimos todos los que poco a poco lo fuimos consintiendo", asegura. Preguntado por la responsabilidad de los políticos en la toma de decisiones, González Pons zanjaba: "Los responsables políticos son responsables de lo que sucede, como podríamos decir que el Gobierno actual es responsable de todo lo que está pasando".

Mientras tanto, el presidente del PP, Pablo Casado, mantiene su estrategia de culpar al Gobierno del alto número de muertos en España por coronavirus. Este lunes el líder nacional de los populares insistía en atacar al Ejecutivo de Pedro Sánchez por su papel ante la emergencia sanitaria. "El Gobierno no lo está haciendo bien", sentenciaba, en una entrevista en Antena 3, en la que pedía a Sánchez "en liderazgo eficaz y no propaganda, propaganda y propaganda". A juicio del presidente de los populares, el Gobierno "no está siendo eficaz" en la lucha contra la epidemia.

Casado también ha negado una y otra vez los recortes en sanidad perpetrados por los gobiernos autonómicos del PP. "No mientan sobre la gestión sanitaria que hemos hecho estos años", les espetaba la semana pasada a los parlamentarios de la izquierda durante el Pleno del Congreso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats