Compromís acepta reunirse con el PSOE y Ciudadanos

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví

PSOE y Ciudadanos intentan retomar las conversaciones para la investidura. El portavoz socialista, Antonio Hernando, ha dicho este martes que a lo largo de la semana pretendían mantener encuentros con algunas formaciones, pero no ha dado detalles. Compromís acudirá la convocatoria, según ha podido saber eldiario.es.

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez retoman los contactos

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez retoman los contactos

Tras el parón en las conversaciones que se ha producido desde la fallida investidura de Pedro Sánchez y que hasta ahora se han limitado al envío de cartas, los socialistas y el partido naranja van a seguir intentando sumar apoyos a su propuesta de Gobierno "progresista y reformista", pese a que recibió el 'no' de todas las formaciones, excepto Coalición Canaria, en la votación del pasado 4 de marzo.

Compromís ha sido la primera formación, por el momento, en aceptar la invitación de PSOE y Ciudadanos para negociar. Los de Pedro Sánchez y Albert Rivera anunciaron tras ese fracaso que negociarían conjuntamente con el resto de formaciones. Ciudadanos es el principal escollo para que las conversaciones continúen con el resto de grupos de izquierdas, que anticiparon que rechazarían el acuerdo con la formación naranja.

Pese a que Compromís ha aceptado acudir a la reunión, la coalición valenciana también rechazó el acuerdo en la votación de la investidura. Este mismo martes, durante el Pleno en el Congreso, la diputada Marta Sorlí ha reprochado al PSOE que prefiera a la "nueva derecha que se disfraza" antes que optar por las fuerzas de izquierdas.

PSOE y Podemos retoman contactos

El acercamiento se ha producido este martes también entre Iglesias y Sánchez después de diez días. El líder de Podemos ha asegurado a su llegada al Congreso que si el candidato socialista no le llamaba hoy, él tomaría la iniciativa. No ha esperado mucho y tan solo unos minutos después le ha mandado un mensaje por WhatsApp al que Sánchez ha contestado por Telegram, otra aplicación de mensajería instantánea. Ambos se han emplazado a hablar a lo largo del día.

No obstante, Iglesias ha dejado claro que su propuesta sigue siendo la misma: un "gobierno a la valenciana" que en este caso esté integrado por PSOE, Podemos, IU-Unidad Popular y Compromís. A pesar de que Sánchez abrió la puerta a cualquier "formulación", es decir, a que Podemos tenga representación en el Ejecutivo, cuenta con los de Rivera también. En el PSOE no quieren que la "gobernabilidad descanse" en las fuerzas independentistas, cuya abstención sería necesaria para sacar adelante la investidura, ya que Ciudadanos se opone a esa fórmula.

En el PSOE sostienen que Podemos y las confluencias pueden encontrar en el texto firmado con Rivera hasta 140 medidas con las que podrían estar de acuerdo. Además, han abierto la puerta a que en la segunda ronda de conversaciones el pacto inicial pueda "enriquecerse". Sánchez defiende también que los de Pablo Iglesias y sus alianzas territoriales pueden apoyar su investidura y conseguir que se aprueben sus iniciativas en la vía parlamentaria a lo largo de la legislatura.

Alberto Garzón: Sí, pero sin Ciudadanos

En las filas socialistas quieren convencer a las fuerzas de su izquierda para forzar que Podemos se abstenga en el último minuto. Esa estrategia no les funcionó en la primera sesión de la investidura. Además, también requeriría el voto favorable de los seis diputados de PNV. Por el momento, los nacionalistas vascos e IU-Unidad Popular rechazan hacerlo porque no les convence el acuerdo firmado por Sánchez y Rivera.

Alberto Garzón está abierto a negociar, pero solo con los socialistas. Así, rechaza la invitación a una reunión a tres con los equipos de PSOE y Ciudadanos: "Hemos pedido reunirnos con el PSOE pero sin Ciudadanos", expresa Garzón en declaraciones a eldiario.es. Sánchez y Rivera acordaron ir de la mano a las negociaciones tras su investidura fallida. Los socialistas pensaban que así evitaban que Ciudadanos negociara con el PP en solitario.

PNV no quiere el acuerdo con Ciudadanos

Desde el PNV aseguran que desde la fallida investidura de Pedro Sánchez se han seguido manteniendo los contactos con el PSOE a nivel parlamentario, aunque no de manera "formal". Estos contactos han sido telefónicos o intercambiando impresiones en el Congreso tras las reuniones de la Junta de Portavoces.

Fuentes de la formación nacionalista afirman que esta semana los portavoces continuarán hablando aunque reconocen que no ven sentido sentarse a negociar en base al documento del pacto con Ciudadanos, que no comparten. "Tendríamos que partir de cero porque con esas 65 páginas que no compartimos, no vamos a ninguna parte", advierten.

El PNV ni siquiera ha designado a una comisión negociadora y tampoco ha respondido formalmente a la carta que enviaron los portavoces de PSOE y Ciudadanos a sus homólogos. No obstante, los nacionalistas vascos aseguran que "siempre estamos abiertos al diálogo, pero construyendo algo nuevo".

Etiquetas
Publicado el
15 de marzo de 2016 - 18:36 h

Descubre nuestras apps

stats