Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Salvini y Orbán coinciden en posturas, pero no aclaran su futura colaboración

Salvini y Orbán coinciden en posturas, pero no aclaran su futura colaboración

EFE

Budapest —

El titular de Interior italiano, Matteo Salvini, y el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, reafirmaron hoy en Hungría su postura común de rechazo a la inmigración y defensa de los valores cristianos, pero no aclararon si han acordado una alianza de sus respectivos partidos en el Parlamento Europeo.

El encuentro de los dos políticos, ambos en plena campaña para las elecciones a la Eurocámara de este mes, comenzó en la localidad magiar de Röszke, en la frontera con Serbia (sur), donde Orbán le mostró a Salvini la valla construida por su Gobierno en el otoño de 2015 para impedir el paso de los refugiados.

"Estoy contento de encontrarme de nuevo con el primer ministro Viktor Orbán y ver con mis propios ojos cuán efectiva es la lucha de su Gobierno contra la inmigración ilegal", escribió el político italiano en un tuit publicado desde ese lugar.

Los dos líderes coincidieron también en su rechazo al islám, al afirmar que los cristianos europeos deben ser "protegidos" ante una expansión de la religión musulmana.

Horas después, tras una reunión en Budapest, Salvini fue más lejos al advertir en una rueda de prensa: "Si la izquierda sigue gobernando, veremos califatos en nuestras ciudades".

Orbán, por su parte, resaltó que en el encuentro a puerta cerrada coincidieron también en otros puntos de su orientación política, como la defensa del patriotismo y el fortalecimiento de las competencias nacionales dentro de la Unión Europea.

"Respetamos (a Salvini) porque hace lo mismo en el mar que nosotros en tierra firme", enfatizó Orbán al valorar el endurecimiento de la política de inmigración que introdujo el dirigente italiano.

Pese a su clara demostración de unidad y apreciación mutua, ambos políticos fueron evasivos a la hora de responder a las preguntas de los periodistas sobre la futura cooperación a nivel europeo de sus respectivos partidos, el Fidesz húngaro y la Liga italiana.

En marzo pasado, el Partido Popular Europeo (PPE), al que pertenece el Fidesz, dejó en suspenso los derechos de la formación de Orbán en el grupo por considerar que no respeta los valores europeos que defiende el PPE, algo que consideró reflejado, entre otras cosas, en las reformas en Hungría en educación y el sistema judicial.

Una campaña del Gobierno húngaro contra el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acusándolo de participar en un complot para traer a inmigrantes al Viejo Continente fue "la gota que colmó el vaso" de la paciencia del PPE.

Sin embargo, el partido europeo evitó la expulsión del Fidesz, que le aporta 12 escaños, optando por dejarlo "bajo observación" por un tiempo indeterminado.

Salvini no ocultó su deseo de que los diputados del Fidesz se pasen a la alianza que está impulsando entre las fuerzas ultraderechistas y euroescépticas en Europa, como la Agrupación Nacional de la francesa Marine Le Pen o el gobernante FPÖ del vicecanciller de Austria, Heinz-Christian Strache.

"Querría ver a Orbán en nuestras filas, pero deseo que pueda arreglar sus problemas dentro del Partido Popular Europeo", dijo el político italiano.

Orbán dejó entrever que preferiría quedarse en el PPE, aunque solo si en su seno se imponen "las fuerzas contrarias a la inmigración".

Si, por el contrario, el grupo democristiano pacta con "la izquierda" (socialdemócratas), "será muy difícil encontrar allí nuestro lugar", añadió el mandatario tras reiterar que su partido esperará a las elecciones antes de decidir cuál será su futura familia política en Europa.

Sea como fuere, aseguró que de todas formas mantendrá "una estrecha relación con Salvini".

Activistas del partido húngaro opositor e izquierdista Coalición Democrática protestaron en las cercanías del lugar del encuentro con carteles en los que comparaban a Salvini con el dictador italiano Benito Mussolini, o calificaban a Orbán y Salvini como "los perdedores de Europa".

Etiquetas
Publicado el
2 de mayo de 2019 - 21:15 h

Descubre nuestras apps

stats