Sánchez y Ábalos: reencuentro en Valencia

El presidente y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en un acto del partido celebrado el domingo en Ponferrada. EFE/Ana F. Barredo

Todo listo en Ferraz para poner rumbo a Valencia, donde los socialistas celebrarán este fin de semana su 40º Congreso. Será un evento plácido -más allá de alguna discusión puntual sobre temas polémicos como el habitual debate sobre la jefatura del Estado, las relaciones con la Iglesia o la autodeterminación de género- en el que la dirección socialista se ha esforzado por que prime la unidad y la cohesión tras aquellos años convulsos. Preparado con un ambiente lúdico-festivo y mientras Sánchez encarrila su cuarto año en La Moncloa, la organización cuenta con los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez como platos fuertes de unas jornadas por las que desfilarán ministros y líderes autonómicos en actividades que van más allá de las tradicionales discusiones congresuales.

El PSOE debate internamente acabar con la instrucción que permite registrar niños de vientres de alquiler

El PSOE debate internamente acabar con la instrucción que permite registrar niños de vientres de alquiler

Diálogos y conferencias aderezarán un cónclave en el que Pedro Sánchez pretende pasar página a la cuitas internas de hace cuatro años cuando el partido casi salta en pedazos. En ese contexto, el PSOE ha tratado de buscar un papel incluso para José Luis Ábalos, el gran caído en las últimas remodelaciones de gobierno y de partido. Su presencia en el congreso que además se celebra en su tierra, Valencia, generaba cierta incomodidad en la dirigencia socialista y finalmente tendrá encaje en un bloque de "entrevistas" que el departamento de comunicación realizará a protagonistas "importantes" del Congreso", según la terminología usada por fuentes oficiales de la formación.

Ábalos pasará por el set de televisión para ser entrevistado por el personal de prensa del partido y ese será el marco en el que el presidente y quien fue su hombre fuerte en el PSOE y el Consejo de Ministros se reencuentren tras haber coincidido brevemente en el Parlamento donde el dirigente valenciano mantiene su escaño. El exministro, quien ha admitido cierto malestar por las formas en las que se produjo su salida, ha pasado ya por algunos platós en los que ha dejado claro que no ha vuelto a hablar con Sánchez desde el 10 de julio. Ferraz ha destinado un pequeño espacio a una de las personas fundamentales para que Sánchez se hiciera de nuevo con la secretaría general en 2017 y a quien ha sido número tres de la formación estos cuatro años. El informe de gestión elaborado por la secretaría de Organización lleva su firma, aunque será su sucesor, Santos Cerdán, hasta ahora responsable de coordinación territorial, quien lo presente al cónclave. No está programado que Sánchez defienda la gestión de su mandato y su intervención se reserva para el multitudinario mitin de cierre del domingo, según figura en la escaleta enviada a los participantes.

Sánchez también será invitado a esas conversaciones moderadas por el departamento de prensa del PSOE. De moderadores ejercerán la directora de comunicación del partido, Maritcha Ruiz Mateos, junto a personas de su equipo, y se inaugurarán con el aragonés Javier Lambán, que no figura, como el resto de presidentes autonómicos, en ninguna otra actividad. También pasarán por el plató ministros como Nadia Calviño, María Jesús Montero, Miquel Iceta, Margarita Robles o Fernando Grande-Marlaska, además del futuro líder del PSC, Salvador Illa, y como estrella invitada, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

El PSOE dividirá el edificio en varios escenarios en los que se producirán eventos simultáneos que retransmitirá a través de sus redes sociales. Además de las cinco comisiones en las que los 1.082 delegados debatirán las cerca de 10.500 enmiendas que Ferraz ha rebajado hasta 6.000, según fuentes de la organización, habrá un espacio llamado 'Ágora' en el que se producirán mesas redondas sobre los principales retos que, a juicio del PSOE, aborda el país y otros más pequeños con nombres vinculados a históricos socialistas como Tomás Meabe, Pedro Zerolo, María Cambrils o Txiki Benegas por los que también desfilarán ministros y dirigentes socialistas.

Las actividades, que pivotarán en torno al lema 'Avanzamos', comenzarán el viernes con una reunión del Consejo de Política Federal a la que acudirán los presidentes y secretarios generales autonómicos, además del núcleo duro de la dirección y los ministros socialistas. Será la primera imagen de la "cohesión y unidad" que Sánchez quiere mostrar de Moncloa, el Gobierno, los grupos parlamentarios y el partido. Esa tarde, además de la entrega de los premios Manuel Marín, está prevista la celebración de cuatro coloquios (sobre Transición Ecológica Justa, Transformación Digital, Feminismo y Reto Demográfico) en los que participarán miembros del Gobierno, presidentes autonómicos y líderes territoriales. En el dedicado al feminismo intervendrá la exvicepresidenta Carmen Calvo, que estos cuatro años ha sido la responsable de Igualdad de la Ejecutiva. En paralelo, el resto de puestos tendrán otras charlas con altos mandos socialistas.

A primera hora del sábado se someterá a aprobación el balance de gestión. Posteriormente intervendrán la vicesecretaria general, Adriana Lastra, los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. Este último, que lleva años sin participar en actos del partido y se ha declarado "huérfano" de representación política, es una de las novedades de la cita. Su presencia es especialmente importante para Sánchez, que quiere cerrar la etapa de las guerras civiles internas para presentar un partido completamente apaciguado. Los trabajos en las comisiones tendrán lugar por la tarde y se espera que la votación de las enmiendas que lleguen vivas al plenario se produzca bien entrada la noche.

Mientras tanto, habrá otros cinco coloquios sobre Europa -en este participará Joaquín Almunia en su calidad de exsecretario general-, Nuevos Derechos y Libertades -que contará de nuevo con Zapatero-, Ciencia y Salud, Políticas para la Juventud, y Bienestar Social, entre otras actividades. El PSOE prevé que haya conciertos en el exterior, de acuerdo al programa que ha enviado a los delegados.

El domingo se votarán los nuevos órganos de dirección en los que Sánchez pretende hacer una integración de las distintas facciones del partido e impulsar futuros liderazgos en línea con lo que hizo con la remodelación del Gobierno. Posteriormente, los socialistas harán un homenaje al exsecretario general Alfredo Pérez Rubalcaba antes de que el presidente clausure el 40º Congreso con un mensaje que pretende relanzar el partido para la segunda mitad de la legislatura.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2021 - 21:40 h

Descubre nuestras apps

stats