Sobre este blog

No nos gusta la palabra "discapacitado". Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a "retroceder". La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

Cómo mola la resiliencia

El 98,9% de las empresas navarras con 10 o más trabajadores dispone de conexión a internet, según una encuesta

Hoy escribo desde las tripas. Desde el coraje que se siente cuando los límites provienen del exterior. Mi mente vuela. Mis pensamientos fluyen. Mis ganas de hacer son y serán infinitas.

Estos días trato de corregir la segunda edición de uno de mis libros. Llevo cuatro días y no avanzo. No puedo avanzar. Sigo en el primer capítulo. Leo las palabras. Tengo que seleccionar una, quizás una frase completa que hoy escribiría de otra manera y… no puedo. Los cursores no obedecen. Los comandos de teclado no actúan.

Realizo varias consultas a los expertos en tiflotecnología y accesibilidad. Me anticipan que seguramente es un problema de accesibilidad. Detesto los archivos pdf. Casi todo el mundo los usa hoy. Por mi mente caen en cascada todas esas sugerencias y advertencias sobre… accesibilidad, accesibilidad, accesibilidad. La odio cuando falta. Soy feliz cuando existe.

¿Por qué los desarrolladores de software siguen olvidándose de las personas ciegas en 2019? Innovación, tecnología, excelencia, entidades emisoras de certificados de una supuesta calidad de servicios y productos que, sistemáticamente, excluyen a las personas con discapacidad. Sí, nos excluyen. Hoy ya no cuela el olvido. El olvido en 2019 es señal de incompetencia. Es discriminación y vulneración de derechos muy básicos.

Innovación, tecnología, accesibilidad. Palabras que se pronuncian en vano. Cuando las escucho, traduzco… postureo, superficialidad, engañifa. Toda esa innovación para tener la enorme fortuna de leer un documento pdf. Nada más. No se me está permitido subrayar una simple palabra y agregarle una nota. No. Ese es un privilegio reservado solo a las personas videntes. Les aseguro que hay que tener muchos arrestos para no mandarlo todo a la mierda. Arrestos y… un buen psicólogo para no naufragar.

Además, nací con el defecto de buscar soluciones hasta debajo de las piedras. Resiliencia. Cómo mola la resiliencia. Cuánto nos gusta la resiliencia. Ponte de pie sobre tus plantas y… enfréntate al siguiente obstáculo. Con suerte, alguien habrá hecho su parte y a ti se te estará permitido hacer algo con autonomía. Tal vez. Con suerte.

A quien corresponda, a quien se dé por aludido: gracias por ponernos límites. No se preocupen. Soy una persona resiliente y me repondré de esta. Hoy no. Hoy duele.

Sobre este blog

No nos gusta la palabra "discapacitado". Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a "retroceder". La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

    Autores

Etiquetas
Publicado el
23 de octubre de 2019 - 22:55 h

Descubre nuestras apps

stats