La portada de mañana
Acceder
El Estado presupuesta más en Andalucía y Catalunya pero ejecuta más en Madrid
Los iconos de la pandemia pasan a la segunda fila
Opinión – Emociones, por Rosa María Artal

Un ayuntamiento de Huelva autoriza la matanza de perros abandonados

Dos perros abatidos por los cazadores

El Ayuntamiento de Punta Umbría, en Huelva, gobernado por el PSOE, ha autorizado que la Sociedad de Cazadores de la localidad abatiese a un grupo de perros abandonados, han denunciado diferentes organizaciones defensoras de los derechos de los animales y el partido animalista PACMA, que presentará un Recurso ante el consistorio y la Junta de Andalucía por incumplimiento de la Ley de Protección de los Animales de la comunidad.

El pasado 1 de febrero, el alcalde de la localidad, Gonzalo Rodríguez Nevado, emitió un Decreto en el que, escudándose en el supuesto ataque de los perros a un mulo y a un potro, se autorizaba "por plazo de cinco días naturales la ejecución de las medidas de control que se consideren procedentes desde la Jefatura de la Policía Local tendentes a la erradicación de perros asilvestrados y agresivos/errantes en el término municipal de Punta Umbría, incluidas las batidas, siempre que las mismas las lleven a cabo personas autorizadas mediante el carné de predadores".

Los perros fueron abandonados por los propios cazadores en el momento en el que no los consideraron útiles para la caza ni para la cría, de ahí que se encuentren próximos a sus instalaciones. Según María J. Artemis, una de las personas que junto con otros activistas animalistas ha intentado frenar la matanza, los animales no son violentos. "No es cierto que hayan atacado a nadie. Lo que sucede es que son perros que han sido maltratados por sus antiguos dueños, los cazadores, y una vez que han sido abandonados tienen que ganarse la vida y lo hacen, por ejemplo, comiéndose los conejos del coto de caza o robando comida de los picaderos", afirma.

Para Artemis, ha quedado demostrado que los perros no son violentos por el hecho de que ella y los demás activistas ya han podido salvar y coger a algunos de ellos sin sufrir ningún ataque. "Simplemente tienen miedo", asegura.

Tras conocerse el hecho, el Ayuntamiento ha decidido paralizar la matanza contra los animales y han anunciado que buscan "alternativas junto a la Diputación Provincial de Huelga para evitar posibles ataques de los canes y salvaguardar la integridad de las personas". Los animalistas niegan que los perros hayan atacado a ninguna persona. El Ayuntamiento ha informado, no obstante, de la denuncia de un hombre que paseaba a caballo y es usuario de las instalaciones de los cazadores.

El artículo 27 de la Ley de Protección de los Animales de Andalucía recoge en su punto 3 que "corresponderá a los Ayuntamientos la recogida y transporte de los animales abandonados y perdidos, debiendo hacerse cargo de ellos por un plazo mínimo de 10 días hasta que sean cedidos o, en último caso, sacrificados". Asimismo, el punto 2 del artículo 28 establece que "el servicio de recogida y transporte de animales será efectuado por personal debidamente capacitado a fin de no causar daños, sufrimiento o estrés innecesarios a los animales".

En cuanto a las penas, el artículo 38 advierte de que se considerarán infracciones muy graves el maltrato de animales, el abandono y el sacrificio sin seguir las especificaciones de la Ley. La realización de alguno de estos actos está penado con multas que van desde los 2.001 hasta los 30.000 euros.

Más info: El PACMA ha lanzado una recogida de firmas en la plataforma oiga.me para frenar la matanza.recogida de firmas en la plataforma oiga.me

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats