La portada de mañana
Acceder
Gobierno y PP acercan posturas para renovar el Poder Judicial
España se prepara para la batalla de la luz con los líderes de la UE
Opinión - Esta Iglesia no tiene perdón, por Neus Tomàs

ENTREVISTA | Sociedad Española de Epidemiología

Pere Godoy, epidemiólogo: "Un contagio local supone que tenemos que extremar las medidas de detección, pero estamos haciendo las cosas bien"

Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología.

España ha registrado este miércoles el primer caso de transmisión 'local' de coronavirus. Se trata de un hombre de 62 años diagnosticado en Sevilla, que lleva dos semanas con síntomas de neumonía y que no ha viajado recientemente a ninguna 'zona de riesgo' ni refiere haber estado con nadie infectado de coronavirus. Es decir, el contagio ocurrió a partir de alguien por ahora desconocido dentro de nuestras fronteras, motivo por lo que se denomina 'local' o 'autóctono'.

España afronta una nueva etapa de la epidemia de coronavirus tras confirmarse el primer contagio local

España afronta una nueva etapa de la epidemia de coronavirus tras confirmarse el primer contagio local

Es relevante porque hasta ahora todos los casos en nuestro país habían sido 'importados', es decir, venían de Italia o habían estado en contacto con gente de China, y el Ministerio de Sanidad ya anunció que si algo así sucediera "cambiaría el escenario". El diagnóstico se ha producido, precisamente, porque el Ministerio acordó el martes con las comunidades cambiar el protocolo para hacer pruebas también a personas con afecciones respiratorias de origen desconocido, aunque no hubiesen estado en zonas con brotes. Pere Godoy, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología, explica las implicaciones de este nuevo panorama.

¿Cambia mucho el escenario sanitario español tras este primer caso 'local'?

El cambio fuerte fue ver el conjunto de casos en Italia. Desde entonces era previsible que se diera un caso autóctono en España. Es un matiz importante que implica que puede haber coronavirus en España, pero no supone una modificación radical respecto a lo que hay que hacer. Principalmente, habrá que extremar las medidas de detección, algo que ya se comenzó a aplicar con la redefinición de casos y la ampliación a personas que no hubiesen estado en zonas de riesgo.

Esto último es muy sensible, y ha hecho que aumente mucho el trabajo y la cantidad de casos investigados en España. Así se tiene que seguir mientras se tenga capacidad: detectar casos, aislarlos, hacer la trazabilidad de contactos, cuarentenarlos cuando sea necesario. Es lo efectivo y lo que se está haciendo para contener la transmisión. Si se consigue, bien. Y si no, ya hablaremos de otro escenario. Pero insisto, estamos haciendo las cosas relativamente bien: hay buena comunicación de todas las autoridades y el personal de los centros se está esforzando mucho. Vamos a ver si lo conseguimos parar.

¿Podemos a partir de ese paciente, y de los otros nueve diagnosticados, encontrarnos con 100 pacientes de golpe, como pasó en Italia?

Si pasó en Italia, puede pasar en otros sitios, pero no es lo que tenemos y no tenemos que focalizarnos en eso. Hablamos de un único caso autóctono muy concreto. Puede surgir alguno más, pero por ahora con lo que tenemos no es previsible que desemboque en una cosa masiva. Se determinará en una semana, en diez días. Si para entonces tenemos 100 casos sin relación entre ellos, será momento de tomar medidas más drásticas. Pero estamos en un momento muy preliminar.

¿Qué medidas hay que tomar entonces ahora con las personas que hayan estado en contacto con este paciente del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla?

Hay que investigar el origen de la situación, crear una buena trazabilidad de sus contactos, aislamiento si alguien presenta síntomas y vigilancia. Sin síntomas, no es obligado el aislamiento de su entorno: con un buen control a nivel domiciliario, midiendo la fiebre dos veces al día y atentos a síntomas, es suficiente. Si a algún allegado le aparecen síntomas, sí que habrá que proceder automáticamente al aislamiento. Antes, no es algo importante.

¿Por qué hay entonces 1.000 personas aisladas en un hotel de Adeje (Tenerife), sin síntomas?

Porque estamos en una etapa preliminar y debemos asegurar que no se escapa nada, pero adaptándolo a cada caso. Esas personas están reunidas en un sitio y así es más fácil. Podría hacerse en cada domicilio, pero estando tan localizadas y siendo muchas extranjeras, es mucho más engorroso. No hay que entrar en polémicas con esto: es una cuestión logística sin más importancia.

Los mismos enfermos diagnosticados por coronavirus, si los síntomas gripales son suaves, podrían estar tranquilamente en su domicilio. Con mascarilla, con una habitación para ellos y a una distancia prudente de las personas con las que conviven. Tenemos que mentalizarnos de que eso no es solo posible sino aconsejable para no desbordar el sistema sanitario y no generar más gasto del que toca. Los hospitales están para los cuadros clínicos graves que requieren asistencia sanitaria. Si una persona tiene una infección por coronavirus que no se complica, perfectamente podría superar el proceso en su casa.

La Consejería de Salud andaluza ha especificado que con el paciente se activó el protocolo por neumonía, que era lo que en inicio se creía que tenía, y que es muy parecido al del coronavirus, por lo que el riesgo de contagio no es extremo. ¿Es así?

Es así. El protocolo se conoce perfectamente y se aplica en casos de infecciones respiratorias como la gripe. Se toman las medidas adecuadas para que no se transmita. En los centros, los profesionales están preparados para protegerse a sí mismos y a los enfermos. No tienen que cambiar demasiado los procedimientos por los protocolos, incluso a este paciente se le debería haber atendido con mascarilla.

Una vez confirmado este caso, vamos a tener que revisar bien si ha podido haber algún fallo y algún profesional ha tenido una exposición no adecuada al virus; esa es una de las principales tareas. Si algo ha fallado, también está contemplado: baja preventiva para el sanitario hasta que pase una cuarentena vigilada que constate que no hay síntomas y se garantice su salud y la de otros pacientes. Se aplica para el coronavirus pero también para la neumonía y para la varicela y el sarampión cuando el sanitario no está correctamente vacunado.

¿Puede haberse dado alguna transmisión asintomática entre las personas que han estado en contacto con las personas diagnosticadas en España?

En el coronavirus existe la transmisión asintomática. Está documentada con estudios publicados en revistas muy acreditadas. También existe con la gripe. Pero hay que tener claro que no es lo más frecuente. Lo más frecuente es transmitirla en el punto álgido del proceso de enfermedad, cuando hay más carga viral. Esto es lógico: cuantas más secreciones respiratorias haya, más riesgo. El contagio asintomático es muy puntual, aunque haya casos descritos. A nivel poblacional y masivo, no nos debe preocupar en exceso, es importante fijarse en la transmisión con síntomas.

¿Cuánto de importante será encontrar al paciente cero en el caso de Sevilla, la persona que contagió al paciente?

Tiene interés encontrar al paciente cero, para empezar para quedarnos tranquilos de que la trazabilidad está bien hecha y detallada y poder tomar medidas de aislamiento consistentes con todos los ciudadanos que sea necesario. Pero no sería un drama ni demasiado negativo no dar con él si de todos modos conseguimos que no se multipliquen los contagios con un brote de muchísimos casos, que es la prioridad para contenerlo. Lo sabremos en las próximas dos o tres semanas.

Etiquetas
Publicado el
26 de febrero de 2020 - 22:28 h

Descubre nuestras apps

stats