Euskadi y La Rioja deberían cerrar el interior de la hostelería y 8 comunidades podrían reabrir de inmediato el ocio nocturno según el documento de Sanidad

Ocio nocturno

El Ministerio de Sanidad sacó adelante este miércoles sin consenso un documento de medidas obligatorias en toda España para la hostelería y el ocio nocturno. Está pensado como un marco común de cara a afrontar la recta final de la pandemia de COVID-19, puesto que estaría vigente hasta que el 70% de la población esté inmunizada con las vacunas. Varias comunidades se han opuesto, las que más, Madrid, Euskadi y Andalucía, que ya han avisado de que no van a acatarlo.

Así reabre el ocio nocturno: España avanza al último y más delicado paso de la desescalada

Así reabre el ocio nocturno: España avanza al último y más delicado paso de la desescalada

Una declaración de actuaciones coordinadas del Consejo Interterritorial de Salud es de obligado cumplimiento; frente a las dudas de si lo era, aunque no saliese por consenso, el Ministerio pidió el verano pasado un informe a la Abogacía del Estado que avalaba que sí. Sin embargo, esta nueva norma afecta a muy pocas comunidades, las que todavía tienen datos malos; y es flexible con el ocio nocturno y con los bares para las que tienen datos mejorables pero presentan tendencias favorables.

La declaración de actuaciones obliga en primer lugar a reglas fijas para los bares y restaurantes de comida. Se refiere a los territorios que ya están "sin riesgo", en lo llamado "nueva normalidad" en el 'semáforo' de Sanidad, tomando la incidencia y la presión hospitalaria. Ahí podrían abrir los interiores con un aforo del 50%, ampliable al 60% si se demuestra buena ventilación, y mesas de como máximo 6. En exteriores podrán estar al 100%, en mesas de 10 separadas por 1,5 metros. En los lugares de riesgo 1 y 2, bajo y medio, el documento nuevo se remite al mismo "semáforo", que sitúa reglas parecidas, aforos como mucho del 50% en interior y mesas de 6. La diferencia notable llega cuando se alcanza el riesgo 3 o se sube al 4, el máximo. Ahí, el semáforo indica que deben cerrarse los interiores de este tipo de establecimientos.

Para calcular el riesgo 1 (bajo), 2 (medio), 3 (alto) o 4 (extremo) no basta con mirar la incidencia acumulada. Sanidad preparó con las comunidades ese "semáforo" con dos tipos de indicadores: epidemiológicos, y asistenciales. Los primeros serían la incidencia acumulada a 14 días y a 7 de la población general; la incidencia acumulada a 14 días y a 7 de los mayores de 65 años; la positividad; y la trazabilidad. Los segundos serían la ocupación COVID en camas convencionales de hospital y de UCI. Si una comunidad superaba dos de los primeros indicadores para un nivel y uno de los segundos, se colocaba en un riesgo u otro. Podía tomarse como referencia la comunidad, la provincia, la comarca, la localidad, la isla o incluso la zona básica de salud.



Teniendo en cuenta todo lo anterior, y según los informes del Ministerio de Sanidad (actualizados este viernes 4 de junio) [ver aquí en PDF], si se toma por comunidades, tendrían que cerrar seguro los interiores de los bares de La Rioja y de Euskadi. Ninguna otra está claramente en riesgo alto. La ciudad autónoma de Melilla también entraría por muy poco, y Madrid se escaparía y se quedaría en riesgo medio por tener actualmente buenos datos de incidencia a 7 días, a la espera de ver la evolución. Andalucía también se sale de la lista, por tener datos buenos y medios en camas COVID convencionales y UCI, salvo las provincias de Sevilla y Málaga, que vuelven al color rojo. En Castilla y León, también las provincias de Valladolid y Palencia vuelven al color rojo.

La ministra de Sanidad no aclaró el miércoles en rueda de prensa si van a obligar efectivamente a cerrar interiores en junio, y desde el Ministerio tampoco responden este jueves acerca de esta cuestión. Los indicadores en mayores de 65 años, una población vacunada con una dosis casi al 100% a nivel nacional, son buenos en todas las comunidades. La trazabilidad (el número de casos de los cuales se detecta la cadena de transmisión) sí tiene porcentajes malos en Andalucía, Madrid, Euskadi y Catalunya.

La batalla del ocio nocturno

La declaración de actuaciones también es una regulación de la reapertura del ocio nocturno y de las discotecas. Podrán abrir siempre que el área se encuentre fuera de los niveles de alerta o en el nivel 1 de riesgo. También con normas: solo hasta las 3 de la mañana, con solo un 50% de aforo en interior pero sí un 100% en exterior, sin poder estar de pie en la barra, y en mesas de como máximo 6 dentro y 10 fuera. En nivel de riesgo 2, podría valorarse según la tendencia, tendría que ser favorable. En nivel 3 y 4, el ocio nocturno tiene que estar cerrado.

Teniendo en cuenta también todos los indicadores, estarían en disposición de reabrir el ocio nocturno con seguridad las que están en nivel 1: Galicia, Cantabria, Navarra, Extremadura, Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares. Las que seguro no podrían serían, de nuevo, Euskadi y La Rioja.

Esta decisión de reapertura llega tras presiones fuertes del sector del ocio nocturno. Sus reivindicaciones no han cesado durante toda la pandemia, pero en especial con la caída del estado de alarma. La decisión de Andalucía de abrir sus discotecas hasta las 2:00 de la mañana desencadenó un efecto llamada en otras comunidades donde el sector lleva meses cerrado o reducido a una actividad de tarde o de restauración. Mediante manifestaciones y amenazas de demanda a los gobiernos autonómicos –como ha ocurrido en Cantabria–, los empresarios de la noche manifestaron su desacuerdo con las medidas restrictivas y el agravio comparativo con el resto de la hostelería. Ellos se reivindican como la "opción segura" ante los botellones, las fiestas clandestinas o las reuniones en domicilios, aunque los epidemiólogos advierten de que las discotecas e interiores mal ventilados son más peligrosos que cualquier exterior.

En cualquier caso, Sanidad ha abierto la mano a permitir su reapertura si las comunidades cumplen una serie de requisitos. El mínimo es estar en riesgo bajo de transmisión o nivel 1. De momento, ocho están en esa situación y pueden abrir sus discotecas y pubs hasta las 2:00 de la madrugada (ampliable a las 3:00). Son Galicia, Cantabria, Canarias, Navarra, Comunitat Valenciana, Baleares, Extremadura y Murcia. En cuanto a las normas, el aforo permitido será del 50% en interiores y del 100% en terrazas, las bebidas tendrán que servirse y tomarse obligatoriamente en las mesas y el horario máximo de apertura será siempre el estipulado. Esto se mantendrá invariable hasta que la inmunización no avance. Sobre el uso de las pistas de baile no hay especificaciones.

Andalucía no está en la lista de las que tienen permitido abrir el ocio nocturno, pero aun así lo mantiene y se ha negado a firmar el documento. Tampoco lo han hecho Galicia y Madrid, alegando está última que ya está trabajando por su cuenta en una "desescalada paulatina con medidas controladas" para las discotecas madrileñas. Además, Catalunya y Euskadi se han abstenido por motivos de invasión de competencias.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2021 - 15:00 h

Descubre nuestras apps