PP y Ciudadanos apoyan el veto del Gobierno contra una moción para reactivar la ley de Memoria Histórica

Trabajos de exhumación de los restos de represaliados franquistas

El PP y Ciudadanos se han posicionado este martes a favor del veto presentado por el Gobierno en la Mesa del Congreso a una proposición de ley del PSOE en la que se pedía aplicar la ley de Memoria Histórica. Ambos partidos tienen mayoría absoluta en ese órgano por lo cual la iniciativa no podrá ser tramitada.

Ciudadanos sopesa apoyar el veto del Gobierno a la propuesta del PSOE para reformar la ley de Memoria Histórica

Ciudadanos sopesa apoyar el veto del Gobierno a la propuesta del PSOE para reformar la ley de Memoria Histórica

Uno de los fines de la propuesta era conseguir que el Estado asuma la localización, identificación y exhumación de los restos de más de 100.000 personas represaliadas durante la Guerra Civil y el franquismo que se calcula que siguen enterradas en fosas comunes y cunetas.

El Gobierno ya avisó la semana pasada a través de un escrito que la medida supondría un aumento de los créditos presupuestarios de más de 213 millones de euros, motivo por el cual justificaba que no se admitiera a trámite para su debate en el Congreso.

"Nosotros no vetamos nada, es el Gobierno. La posibilidad de veto es una prerrogativa que tiene el Gobierno y que está recogida en el artículo 134,6 de la Constitución. Por lo tanto, lo puede hacer. Es algo legal", se ha justificado el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, antes de entrar en la Junta de Portavoces.

Girauta recuerda que cuando gobernaba el PSOE también utilizaba esa capacidad de veto para evitar que prosperaran algunas propuestas de la oposición.

No obstante, la mesa del Congreso siempre tiene la posibilidad de manifestar razones de índole política para levantar los vetos, como reconocen tanto Unidos Podemos como los socialistas. "Es una cuestión de voluntad política". Sobre todo, insisten, "cuando se trata de una ley a la que Rajoy ha dejado prácticamente sin presupuesto".

Girauta discrepa y se aferra a estrictamente a razones puramente reglamentarias. "Es que no se trata de eso, es que es una atribución constitucional del Gobierno. Tenemos que acostumbrarnos a eso", zanja.

Del medio centenar de vetos que ha presentado el Gobierno a otras tantas leyes, la mesa del Congreso sólo ha desatendido dos al principio de legislatura, en octubre de 2016, al considerar que no había justificación al bloqueo. Las dos iniciativas eran del PSOE, una para paralizar la aplicación de la LOMCE y otra para equiparar las condiciones de los trabajadores de subcontratas.

La iniciativa en esta ocasión, también del PSOE, sobre Memoria Histórica no ha corrido esa suerte. En ella, además de pedir que el Estado se haga cargo de las exhumaciones, se pide también retirar los restos de Franco del Valle de los Caídos, una propuesta que ya fue debatida en mayo de 2017 en el Congreso y que el partido de Rivera apoyó.

Tras ese debate Rivera aseguró que "hay que aplicar la ley", pero insistió en que "el propio dictamen advierte a los partidos de que todas esas medidas tienen que tener consenso, porque estamos hablando de cuestiones de Estado, no de cuestiones de partido". Y puntualizó: "Nadie puede tomar decisiones de esa naturaleza sin contar con la mayoría de partidos, en este caso con el Gobierno".

Precisamente este lunes la Comisión de Justicia del Senado aprobó una moción sobre Memoria Histórica referida a la viabilidad de las exhumaciones en el Valle de los Caídos. La iniciativa logró salir adelante por unanimidad -algo casi insólito en la Cámara alta- gracias a una enmienda transaccional pactada a partir de una iniciativa del PSOE.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats