eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El PSOE de Andalucía queda fuera de los debates clave por su tregua con Pedro Sánchez

La federación se repliega frente a temas que chocan con los principios declarados por sus líderes sobre el modelo territorial

Evita responder a apuestas como el "federalismo asimétrico", la "plurinacionalidad" o la Declaración de Barcelona

Según fuentes socialistas, guarda artillería para después del congreso regional de finales de julio del que Susana Díaz saldrá reforzada

Uno de sus momentos fuertes del calendario será celebrar los 40 años de la creación de la Federación Socialista Andaluza (FSA)

- PUBLICIDAD -
Susana Díaz valora la oferta de colaboración de Podemos en la financiación autonómica

EFE

Primero fue el término "plurinacionalidad", que tanto incomoda a los socialistas en Andalucía porque es el usado por Teresa Rodríguez y Podemos. Luego, Cristina Narbona dejando caer lo de "federalismo asimétrico", que en la autonomía se interpreta como desigualdad. Y estos últimos días, la llamada Declaración de Barcelona, suscrita entre el PSOE y el PSC y que trastoca los principios de la Declaración de Granada que para los andaluces sigue siendo el manual del modelo territorial del partido.

El caso es que el PSOE de Andalucía se está poniendo de perfil desde hace un par de meses y no entra a fondo en debates tan sensibles para la comunidad autónoma, dentro de su estrategia de no cuestionar a Pedro Sánchez para evitar errores del pasado donde su frente contra el secretario general -casi desde el primer día- no sólo fue una de las causas de la grave crisis en la que luego cayó el partido, sino que no sirvió para las aspiraciones de Susana Díaz de convertirse en la líder del PSOE.

Es sólo un repliegue, un silencio táctico con todo lo que no les gusta del nuevo PSOE, y en la federación guardan artillería para cuando toque afrontar el debate territorial en firme y, en cualquier caso, para después del congreso regional de los días 29 y 30 de julio, donde Susana Díaz espera salir reforzada frente a ese tercio de críticos que se calculan ya en la federación, y con la tranquilidad de que Pedro Sánchez le debe no meterse en cómo haga y deshaga su ejecutiva.

El propio eje de la macro exposición que se prepara con motivo del congreso regional es toda una declaración de intenciones: habrá referencias a que se cumplen 40 años de las elecciones generales de 1977, pero también a dos hitos para el socialismo en Andalucía. Por un lado, una adelantada celebración de los 40 años del 4D, y por otro y sobre todo, las también cuatro décadas del nacimiento de la Federación Socialista Andaluza (FSA), fundada en el congreso de Torremolinos (Málaga) en diciembre de 1977 y que dos años después pasaría a ser el PSOE-A.

La invitación a Pedro Sánchez

Por otra parte, en un cónclave donde Susana Díaz saldrá ratificada como líder sin oposición, el máximo interés está en conocer el porcentaje de respaldo a su informe de gestión, dado que es donde los sanchistas pueden escenificar su rechazo, y cómo quedará su ejecutiva. Pero también intrigan cuestiones como si Pedro Sánchez estará para la inauguración o la clausura. Desde Ferraz dicen que el secretario general no ha sido invitado. Desde el sur replican que no saben si estará o no, porque la cuestión no se ha abordado todavía y que, en todo caso, "no es necesaria invitación para el líder de todos los socialistas".

En este contexto, el número 2 de Susana Díaz intentaba responder este lunes a por qué el PSOE de Andalucía no está teniendo voz propia y contundente como suele y como precisamente reivindica en la ponencia marco de su congreso regional. Fuera de micrófonos, muchos en la federación lo califican de "pérdida de rumbo" o "consecuencia de la podemización" del partido.

Juan Cornejo ha contestado que "por ahora es un debate muy polarizado en Cataluña, no en el resto del país", en referencia a la citada Declaración de Barcelona. Tras repetir que la discusión "no está centrada en la globalidad de España", ha garantizado que desde el PSOE de Andalucía serán "firmes defensores" de la garantía de igualdad para todos los españoles vivan donde vivan.

"La igualdad siempre debe ser la columna vertebral de acuerdos futuros y estaremos muy atento para que Andalucía no salga perjudicada con el debate territorial", ha repetido, incidiendo de nuevo en que ésta es "la base de la Declaración de Granada" que fue aprobada en dicha ciudad por los socialistas en 2013.

También sin acritud contestaba el portavoz parlamentario, Mario Jiménez, cuando hace unos días se le preguntaba sobre el federalismo asimétricoque dejaba caer la presidenta del PSOE. "E l PSOE-A siempre defenderá que cualquier adjetivo que se le haga al modelo territorial tiene que tener que ver con la igualdad", sentenciaba sin ocultar su incomodidad por el término. 

En cualquier caso, como la terminología sí es clave para los socialistas de Andalucía pese a que no estén siendo beligerantes como han sido hasta ahora, en la misma ponencia marco ni una sola vez se ha incluido la expresión "plurinacionalidad"  que ha hecho suya Pedro Sánchez, a modo de oposición sutil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha