eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El PSOE de Andalucía reclama su "voz" en el conjunto del partido por su capacidad de gobierno

En su ponencia marco para el congreso regional aboga también por "avanzar en mecanismos de democracia interna" y por ejemplo propone el defensor del militante

Sin embargo, por lo general reivindica el mantenimiento de una maquinaria eficaz a la hora de ganar elecciones en la comunidad autónoma

Reconoce su falta de conexión con los jóvenes, por lo que apuesta por una ofensiva en esta línea, al tiempo que insiste en huir de los populismos

Rompe cualquier oportunidad de entendimiento con Podemos, sin mencionarlo, y arremete contra la "radicalidad" que lleva a la "fagocitación"

- PUBLICIDAD -
Juan Cornejo.

Juan Cornejo.

El PSOE de Andalucía ha dado a conocer este lunes la ponencia marco [texto íntegro más abajo] para su congreso de finales de mes donde, como ha matizado el secretario de Organización, Juan Cornejo, no se pueden esperar grandes novedades porque el partido gobierna en la comunidad autónoma y lo que está haciendo es aplicar el programa electoral que se "ganó la confianza mayoritaria de los andaluces" para una legislatura que está en su ecuador. Pero sí marca distancias en cuestiones clave del "nuevo PSOE" que supone Pedro Sánchez como es su beligerancia contra Podemos o su omisión de conceptos como la plurinacionalidad.

En el documento, de medio centenar de páginas, recoge casi 450 puntos en los que se incide en las ideas fuerza del equipo de Susana Díaz: un socialismo que "gana elecciones" en Andalucía, que ha demostrado que "las cosas se pueden hacer de otra manera" y que, con estas credenciales, reivindica su papel en la organización mientras rompe cualquier posibilidad de entendimiento con Podemos pese a los pasos en esta línea del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

"Nuestra voz deba ser tenida en cuenta en el conjunto de nuestro partido, sobre todo cuando hemos sido el principal gobierno autonómico socialista ante una mayoría arrolladora del PP en el Gobierno de España", recoge la ponencia, donde se asume este rol no para la ostentación, sino para responsabilidad. "Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos como federación socialista más numerosa en España y por ser el partido socialista europeo con más tradición de gobierno de las últimas décadas", matiza en este sentido.

En la misma línea, en el documento se expone que la crisis que viene desde 2008 ha derivado "en una triple crisis social, política y económica, propiciando que formaciones de corte populista a derecha e izquierda hayan encontrado un espacio donde hacerse oír y apoyo de la ciudadanía". Sin embargo, en Andalucía, "la fortaleza del proyecto socialista y la capacidad de interpretación del contexto político nos ha permitido mantener una posición de liderazgo". 

De este modo, frente a la incapacidad de responder a la ciudadanía en unos momentos tan duros, que muchos interpretan como una de las razones que ha llevado a que el PSOE haya obtenido sus peores resultados los últimos años en España, los andaluces presumen de haber ganado comicios -citan las autonómicas y las municipales pero no refieren las generales porque las últimas las ganó el PP en Andalucía- "por su coherencia programática".

Por otro lado, un PSOE de Andalucía que reclama su autonomía frente a confluencias marcadas por la "radicalidad" que pueden llevar a la "fagocitación", se presenta como "la izquierda útil" frente a la "improductiva", donde sin mencionarlo encasilla a Podemos, formación inmersa todavía en su conformación de nuevas alianzas para los próximos comicios. Todo ello, sin esquivar la necesidad de "avanzar en una democracia deliberativa de empoderamiento ciudadano para mejorar las estructuras representativas" y se alejan de la "izquierda improductiva".

Por ello, se incide en la necesidad de rechazar "los nuevos populismos de corte caudillista que pretenden representar en exclusiva a la ciudadanía, sorteando los contrapoderes que funcionan y garantizan la eficacia del estado de derecho que nos hemos otorgado". Para recobrar "la confianza de la clase trabajadora y las clases medias", apuesta por sumar "grupos más dinámicos y críticos". La promesa es hacerlo "desde un partido cohesionado, útil socialmente e integrador de diferentes sensibilidades". Para aseverar: "La política real no es una moda de siglas aderezada con indignaciones. La socialdemocracia sigue siendo la receta de la justicia social"

Mención aparte el debate territorial, para lo que el texto se remite a la Declaración de Granada, respalda por unanimidad por el Consejo Territorial del PSOE en 2013. "Constituye nuestro modelo territorial para España y una oferta de pacto político para una reforma constitucional", reza el documento.

"No se presenta como una respuesta al desafío soberanista en Cataluña, sino como un paso imprescindible retardado en el tiempo para la evolución de nuestra articulación como estado", agrega la ponencia sobre la Declaración de Granada, donde se apuesta por el federalismo "para reconocer, respetar e integrar las distintas identidades que conviven en España".

Igualmente, en el documento se recuerda cómo el PSOE de Andalucía ha liderado "dentro del socialismo español la reflexión política sobre las soluciones a la cuestión territorial marcada por los sentimientos identitarios y un imperfecto modelo de financiación autonómica". Para continuar: "El camino iniciado el 28 de febrero de 1980 inauguró nuestro autogobierno, pero también fue el comienzo de nuestra responsabilidad con España para que ésta progresara desde la igualdad de oportunidades y la singularidad".

Sobre si en la futura organización del partido en Andalucía se trasladará el modelo propuesto en el congreso federal, más presidencialista, ha recordado que todo el reglamento tiene que desarrollarse todavía, por lo que no habrá novedades en este sentido, ni en la dirección ni en su órgano de representación. El objetivo que se marca la federación es "establecer mecanismos sencillos y ágiles" para avanzar en democracia interna "sin olvidar la fortaleza" de su implantación "con estructuras intermedias". Básicamente pretende impulsar fórmulas para un mayor seguimiento y evaluación de las políticas.

También se proponen cuestiones como la creación de la figura del "defensor del militante", con una doble función: atender las quejas relativas a sus derechos e impulsar la transparencia dentro de la organización. De igual modo, se apunta que "el PSOE-A impulsará la creación y la consolidación de los consejos de la mujer en todas las estructuras territoriales del partido, como foros de reflexión feminista por un activismo permanente en contra de la desigualdad por cuestión de género dentro y fuera de la organización.

En la federación también reconocen la pérdida de peso entre los jóvenes. "Somos conscientes que nos ha faltado empatía para transmitir a la juventud que el PSOE-A no solo no se ha olvidado de ellos, sino que forman parte esencial de nuestro proyecto político". Por ello, considera "imprescindible" iniciar estrategias de aumento de afiliación entre los jóvenes, para lo que hay que "asumir nuevas maneras de participación política y nuevos canales de intercomunicación".

El futuro de Juan Cornejo y Mario Jiménez

En definitiva, pese a que esta ponencia responde a un programa electoral aprobado por el partido, Juan Cornejo ha comentado que "no quiere decir que no sea flexible para acoger nuevas cuestiones que puedan surgir", según ha expresado en rueda de prensa en San Vicente.

En cuanto a su futuro, cuando muchos apuntan la entrada de Mario Jiménez en la ejecutiva de Susana Díaz, como premio por su trabajo durante la gestora que llevó las riendas del PSOE durante nueve meses en los que ella soñó con ser la nueva líder, Juan Cornejo se ha limitado a decir que él está "disponible para lo que la secretaria general decida en referencia a las personas que deban acompañarla en la próxima etapa". De este modo, tras apuntar que "hay montones" de socialistas que lo habrían hecho mejor" que él, ha comentado: "Mientras me levante con ganas de trabajar, estaré en lo que los compañeros decidan". 

Tampoco ha querido valorar la posibilidad de que si Mario Jiménez no entra como secretario de Organización, lo haga como vicesecretario general, en la recuperación de esta figura por parte de Susana Díaz como también ha hecho Pedro Sánchez en su ejecutiva para poder equilibrar las cuotas de género.

Ponencia Marco - 13 Congreso Psoe-A (1) by Olga Granado on Scribd

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha