eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Los ‘otros’ Sijena: Aragón reclama la vuelta de 116 bienes más que se encuentran en Catalunya

La decisión de Méndez de Vigo de que los 44 objetos artístico-religiosos regresen a Sijena da alas a las localidades aragonesas que se encuentran en una situación similar

La Diócesis de Barbastro-Monzón, que solicita la devolución de 112 bienes al Museo de Lleida, va a presentar una demanda y pide la intercesión del ministro

Peralta de Alcofea, Berbegal y el Tormillo reivindican cuatro bienes más que salieron de sus lugares de origen hace más de un siglo

El Gobierno de Aragón solicita al juez que los 44 bienes de Sijena regresen al Monasterio el 11 de diciembre

- PUBLICIDAD -
De izquierda a derecha: Juan Yzuel, de la plataforma Sijena Sí; José Carlos Boned, alcalde de Berbegal; Obdulia Gracia, alcaldesa de Peralta de Alcofea, y Alfonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena

De izquierda a derecha: Juan Yzuel, de la plataforma Sijena Sí; José Carlos Boned, alcalde de Berbegal; Obdulia Gracia, alcaldesa de Peralta de Alcofea, y Alfonso Salillas, alcalde de Villanueva de Sijena

La determinación de Iñigo Méndez de Vigo para que los 44 bienes de Sijena regresen al monasterio, con lo que se pondría fin a un litigio  de más de dos décadas entre Aragón y Cataluña, ha reactivado el resto de frentes abiertos por el arte religioso que otras localidades de la provincia de Huesca reclaman como suyo. No son casos que hayan adquirido la relevancia de Sijena, pero los protagonistas quieren aprovechar su impulso para dar pasos decisivos y recuperar los 116 objetos que también se hallan en el Museo de Lleida

Se trata de 112 bienes que reclama la Diócesis de Barbastro-Monzón, dos de la localidad de Peralta de Alcofea, uno de El Tormillo y otro más de Berbegal. Las situaciones son diferentes en las formas pero el fondo es el mismo: estas pequeñas poblaciones aragonesas entienden que se trata de un riquísimo patrimonio propio que fue expoliado, en algunos casos hace más de un siglo.

Los 112 objetos de Barbastro y Monzón se encuentran en depósito en el Museo de Lleida y, tras conocerse la decisión de Méndez de Vigo, el obispado anunció que presentará una demanda para que el ministro también permita la devolución de las 112 piezas eclesiásticas de sus parroquias. En un comunicado instan a  Méndez de Vigo a que medie en un conflicto “que lleva vigente más de 20 años y así poner fin al litigio que tanto desgaste ha venido produciendo”. Piden “justicia” y que se devuelva a Aragón “aquello que fue trasladado a Lleida, esto es, los bienes pertenecientes a las parroquias del Aragón oriental que fueron llevados a territorio catalán”.

Una cuestión religiosa

La historia se inició en un periodo similar al del proceso judicial de Sijena. En 1995, el reordenamiento de las diócesis españolas brindó el nacimiento de la de Barbastro y Monzón con localidades aragonesas que hasta entonces se englobaban en la Diócesis de Lleida. Desgajadas de Cataluña, las parroquias reivindicaron la vuelta asimismo de lo que consideran suyo y ocupa un importante espacio en el Museo leridano.

El obispado cuenta desde 2005 con tres sentencias favorables de la Signatura Apostólica. Se trata de una disputa entre obispados. De hecho, el de Lleida había recurrido a instancias vaticanas como el Tribunal de la Rota y la Congregación de Obispos de Roma. Alude a que la devolución resulta imposible puesto que se trata de bienes incluidos en el patrimonio histórico de Cataluña y la decisión estaría en manos del Museo.

Las piezas fueron catalogadas tanto por la Generalitat como, posteriormente, por el Gobierno de Aragón, lo que fue aceptado por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón y confirmado por el Tribunal Supremo, que concluyó que los bienes reclamados se encuentran en Lleida con carácter provisional, a título de depósito y no de propiedad. Peralta de Alcofea, El Tormillo y Berbegal esperan asimismo su turno. La primera aboga por el regreso de dos tablas de San Pedro y San Pablo, que datan del siglo XV; y Berbegal, por el frontal del altar de San Salvador, en Catalunya desde 1903. El alcalde de Berbegal, José Carlos Boned, asegura que es “uno de los objetos estrella” del Museo de Lleida. En Peralta se recuerda que una carta fechada en 1917 y enviada por el párroco al obispado de Lleida se pedía que acogieran las piezas en concepto de depósito “para su perfecta conservación y custodia”, sin intención de donarlas como se dice en el Museo, en el que se alude a que fue donada en 1902.

El Tormillo, una población que pertenece al municipio de Peralta de Alcofea, pide la vuelta de la portada románica de la iglesia, que se encuentra en la de San Martín de Lleida desde 1893, a donde fue trasladada piedra a piedra para volver a componerse en su fachada. En estos casos se espera la intervención del obispado de Huesca, que hasta el momento no se ha pronunciado sobre ninguno de los casos.

Movimiento ciudadano

Como una manera de aglutinar todos estos movimientos, y antes de que Méndez de Vigo moviese ficha de manera decisiva, el pasado domingo se desarrolló una marcha ciudadana entre todas estas poblaciones para reivindicar lo que en Sijena se toca con la punta de los dedos.

Más de 200 personas reclamaron en Berbegal la vuelta de los bienes histórico-artísticos a las parroquias aragonesas, unidas por primera vez las cinco localidades de las comarcas de Somontano y Los Monegros desde que hace dos décadas se abrieran las diversas vías judiciales. Peralta de Alcofea, Berbegal, El Tormillo y Barbastro se miran en el espejo de Sijena.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha