eldiario.es

Menú

Los trabajadores de RTVE en Catalunya temen un giro propagandístico con la llegada de Jareño

Eladio Jareño, hasta ahora jefe de prensa de Alicia Sánchez Camacho, regresa de la mano del PP a la dirección de RTVE en Catalunya. Los trabajadores recuerdan su cercanía a los postulados de Urdaci.

La carrera del periodista barcelonés se ha hecho siempre a la sombra del Partido Popular de Catalunya

- PUBLICIDAD -
RTVE aprueba un plan de sostenibilidad para ahorrar 20 millones en dos años

Eladio Jareño ha sido nombrado director de RTVE en Catalunya Foto: EFE

La tensión que se vive entre sectores políticos catalanes y el gobierno central tiene traducción en el ámbito comunicativo. Eladio Jareño, que hasta ahora era el jefe de prensa de la presidenta del Partido Popular de Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, ha sido nombrado nuevo director de TVE en Catalunya. El relieve sigue la estela en la dirección de la televisión pública española, donde Julio Samoano ha sido sustituido por José Antonio Álvarez Gundín, como jefe de informativos. Álvarez trabajaba también en los servicios de prensa del Partido Popular.

Jareño es un viejo conocido de la prensa catalana. Su carrera se ha hecho básicamente a la sombra del PP. Se estrenó como portavoz del área de seguridad de los Juegos Olímpicos de Barcelona. También ha sido asesor de prensa del Gobernador Civil de Barcelona; director de comunicación de la Delegación del Gobierno central en Catalunya y director del gabinete de la Delegación del Gobierno en Catalunya.

Martínez Peinado, trabajador del centro de Sant Cugat, recuerda la ejecutoria de Jareño cuando fue director de TVE en Catalunya. "En ese momento el responsable de informativos a nivel español era Urdaci y aquí la persona nombrada por Jareño siguió su misma línea", dice.

Entre los periodistas de TVE en Catalunya hay malestar por las injerencias que desde la dirección se reciben en su tarea. Fuentes consultadas ponen un ejemplo de última hora. Todos los programas de gran formato que se han hecho sobre la problemática de la consulta en Catalunya en los últimos meses, como por ejemplo Informe Semanal, se han realizado directamente desde Madrid, sin contar con los periodistas catalanes. En este sentido se teme que el nombramiento del nuevo director implique un agravamiento del control de las informaciones para convertir el centro de Sant Cugat más en emisor de propaganda que en productor de información.

"Beligerante con la ciudadanía"

En 2003 fue propuesto para dirigir el centro de TVE en Catalunya, lo que suscitó en aquel momento una cierta polémica política por su vinculación al partido conservador español. En abril de 2003 el Consejo Asesor de RTVE en Catalunya, organismo consultivo pero no vinculante, rechazó el nombramiento de Jareño. Los consejeros de ERC, PSC e ICV mostraron su oposición a Jareño. Tras la reunión del organismo se emitió un comunicado en el que la mayoría de los consejeros consideraron que no era "oportuno ni adecuado" perfil profesional del periodista. Concretamente se afirmó que su persona no servía para gestionar una realidad tan compleja como la de RTVE en Catalunya, ni para garantizar en año de elecciones el pluralismo exigible a unos medios públicos ". El entonces diputado socialista, Antoni Poveda, remachó el clavo afirmando que Jareño, desde su cargo de jefe de gabinete de la Delegación del Gobierno se había significado por "ser beligerante con la ciudadanía". En el consejo los votos favorables a Jareño fueron los del PP y los de CiU. Aquel era un momento de idilio político entre los conservadores españoles y catalanes.

Jareño fue sustituido como director de RTVE en Catalunya por Joan Tapia cuando cambió la mayoría parlamentaria estatal en 2004. Entonces fue nombrado director de programas infantiles de TVE, no en vano bajo su mandato se crearon los Lunnis, hasta que el año 2008 cuando volvió a la dirección de comunicación del PP en Catalunya.

El nombramiento de Jareño se produce con un momento delicado para el futuro de TVE en Catalunya. De hecho, hay convocadas por CCOO huelgas parciales el día 21. El sindicato denuncia que los informativos que se hacen desde Sant Cugat para la 1HD no llegan a la gente porque deberían hacerse en alta definición y las desconexiones no lo permiten.

Se quejan también los trabajadores de la disminución de producción propia, lo que implica una infrautilización de las unidades móviles y los platós del centro de TVE en Sant Cugat del Vallès. Esta situación es considerada como abandono por los trabajadores. Un ejemplo palmario es el pretendido cierre del servicio de comedor y cafetería plantea por la Dirección de la Corporación RTVE de Madrid, que comportaría graves perjuicios para la producción de informativos y para la producción de programas que se realizan desde el centro catalán. La tarea de producción de programas y de informativos desde Sant Cugat ha ido disminuyendo progresivamente. Ahora trabajan poco más de 600 personas cuando en su mejor momento había más de 1.500 trabajadores.

En la esfera de la libertad de información, Diego F. Martínez Peinado, secretario de Organización de la Sección Sindical estatal de CCOO en la Corporación RTVE Catalunya explica: "tanto los socialistas como los populares manipulan, aunque los socialistas lo hacen con más habilidad que los populares, que son más toscos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha