eldiario.es

Menú

La Generalitat impone la primera multa por homofobia en Catalunya

Los hechos sancionados con 300 euros son los insultos homófobos a un trabajador de un centro residencial para personas mayores el pasado mes de marzo

- PUBLICIDAD -
ONU pide mayor protección a las personas LGTBI detenidas para evitar torturas

Manifestación a favor de los derechos del colectivo LGTBI EFE

Primera sanción económica de la Generalitat de Catalunya por insultos homófobos bajo el amparo de la ley antihomofobia aprobada hace dos años por el Parlament: una multa de 300 euros a un joven que profirió insultos homófobos a una persona por su condición sexual.

La consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, ha informado de esta multa en un momento en que el colectivo LGTBI ha denunciado la inacción del Govern a la hora de implementar la ley contra la Homofobia, que prevé sanciones que hasta ahora no se habían aplicado pese a las 81 denuncias presentadas ante la Generalitat por actos de LGTBIfobia desde que se aprobó la ley el 2 de octubre de 2014.

Según Bassa, "la sanción tiene gran simbolismo, porque evidencia la tolerancia cero con conductas contra el colectivo LGTBI". Bassa ha confirmado que el infractor ha hecho efectivo el pago de la primera sanción impuesta por vulneración de los derechos de las personas LGTBI, según el procedimiento que regula la Ley 11/2014.

Los hechos sancionados son los insultos homófobos a un trabajador de un centro residencial para personas mayores que tuvieron lugar el pasado mes de marzo cuando el empleado fue increpado y menospreciado por su orientación sexual. La consellera ha destacado que "la sanción se ha podido instrumentar gracias a la valentía de la víctima, que lo denunció, y de las personas que fueron testigo".

"Esto significa un paso adelante en la lucha por los derechos del colectivo LGTBI. Es importante que se sancione ya que significa que en Catalunya no aceptamos ninguna forma de agresión o comportamiento contra las personas", ha dicho la consellera, que ha alentado a denunciar cualquier vulneración de los derechos del colectivo.

Bassa ha recordado que "la Ley 11/2014 es positiva, propositiva y quiere garantizar los derechos de LGTBI, pero también se dotó, entre otras cosas, de un régimen de sanciones administrativas para perseguir aquellas conductas LGTBIfobicas no contempladas en el Código Penal y que son formas de discriminación cotidianas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha