eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La Fiscalía afea al juez que ofreciera ejercer acciones penales contra la Policía a todos los heridos del 1-O

El ministerio público pide archivar los casos de heridos leves del 1-O que no denunciaron

Sólo los Mossos han aportado el informe que el juez solicitó hace un mes a todos los cuerpos policiales y la Delegación del Gobierno sobre el 1-O

58 Comentarios

- PUBLICIDAD -
A girls grimaces as Spanish National Police pushes away Pro-referendum supporters outside the Ramon Llull school assigned to be a polling station by the Catalan government in Barcelona, Spain, early Sunday, 1 Oct. 2017. Catalan pro-referendum supporters vowed to ignore a police ultimatum to leave the schools they are occupying to use in a vote seeking independence from Spain.

Actuación policial el 1-O en los aledaños del colegio Ramon Llull AP Photo/Emilio Morenatti

La Fiscalía insiste en que no hay que investigar la totalidad de cargas del 1-O en Barcelona. Si primero fue porque los contusionados por los porrazos y golpes de la Policía Nacional sólo representaron el 0,037% de los votantes, ahora el ministerio público reclama al juez archivar los casos de los heridos leves que no necesitaron tratamiento médico o quirúrgico y que no presentaron denuncia. 

En un escrito presentado ante el juez de Barcelona que investiga la actuación policial del 1-O en la capital catalana, el fiscal afea al magistrado que ofreciera ejercer acciones penales contra la Policía a todas las personas lesionadas por los antidisturbios el día de la votación. Argumenta el fiscal que el ofrecimiento general del magistrado a las víctimas "es contrario" al delito leve de lesiones que se investiga.

El juez abrió 26 piezas separadas, una por cada escuela donde se habían producido cargas, tras recibir una "avalancha" de denuncias de particulares por lesiones leves y sus correspondientes partes médicos, además de otra denuncia de la Generalitat por la actuación policial en su conjunto.

Según el criterio del fiscal, este delito leve de lesiones –una antigua falta– sólo se puede investigar con una denuncia de la persona perjudicada o su representante legal, y no mediante la posibilidad de ejercer acciones a todas las personas que resultaron heridas en la intervención policial, tal y como avaló el magistrado.

Por ello, el fiscal pide que el juez que archive los casos de lesiones leves en que no exista denuncia del afectado. En el auto por el que abrió el caso, el instructor aseguró que había recibido algunos partes de lesiones remitidos de oficio por los centros sanitarios que atendieron a los heridos, pero sin la correspondiente denuncia. En otros 36 partes, además, el magistrado detalló que no constaba ni el lugar donde habían ocurrido los hechos ni se había podido contactar con los heridos.

Según el fiscal, las lesiones leves que para su curación sólo requirieron de "una única asistencia facultativa" y no precisaron de tratamiento médico o quirúrgico "no son perseguibles de oficio", sino que es imprescindible la presentación de una denuncia. En consecuencia, añade el fiscal Juan Carlos Padín, procede archivar todos los casos de lesiones leves abiertos a partir de la querella de la Generalitat en los que los heridos no hayan presentado denuncia.

Millo y la Policía no aportan los informes reclamados

Fuentes jurídicas han informado que, un mes después de abrirse la causa, sólo los Mossos d'Esquadra han cumplido con las peticiones que había realizado el magistrado Francisco Miralles, entregándole hace quince días un informe detallado de su actuación el 1-O en Barcelona.

Su contenido va en la línea de lo que ya argumentó la policía catalana ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), esto es, que retiraron las urnas y las papeletas de los colegios donde no había grandes concentraciones ciudadanas, incautándose en la capital catalana de 170 urnas, en su mayoría al finalizar las votaciones. 

Si no actuaron en todos los puntos de votación fue, alegan los Mossos, para no crear crear problemas de orden público ante las numerosas y abundantes concentraciones de votantes a las puertas de los colegios. A diferencia de los Mossos, Policía Nacional, Guardia Civil y el Delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, no han entregado al juzgado la información requerida.

A Millo, el magistrado le ha solicitado que concrete las instrucciones orales y escritas dadas a los cuerpos de seguridad estatales respecto a las cargas contra los votantes, así como los criterios que se siguieron a la hora de realizar las actuaciones policiales y los motivos por los que en Barcelona no hubo más cargas después del mediodía.

Al Cuerpo Nacional de Policía y a la Guardia Civil el magistrado les exhortó a proporcionar un informe con cada una de las actuaciones de los antidisturbios el 1-O en Barcelona, detallando el lugar, la función y los números identificativos de los agentes intervinientes. Además, pidió concretar si los agentes que resultaron heridos lo fueron por agresiones de terceras personas o por la propia intervención policial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha