eldiario.es

Menú

El 9-N alcanza los 2,25 millones de votos

El 'sí' a la independencia se impone con el 80,72% de los sufragios; el 'sí-no' alcanza el 10,11%, y el 'no' se queda en el 4,52%.

n total de 1.977.531 personas habían participado antes de las 18:00 horas, según ha comunicado la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega

La jornada ha arrancado con largas colas y las 6.695 mesas se han constituido sin incidencias 

91 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Una mujer rellena la papeleta para votar en el local de La Salle de Gracia, en Barcelona. /ENRIC CATALÀ

Una mujer rellena la papeleta para votar en el local de La Salle de Gracia, en Barcelona. /ENRIC CATALÀ

Cerca de 2,25 millones de catalanes se han movilizado para votar este 9-N. Estas son las estimaciones de la Generalitat teniendo en cuenta que con el 88,43% de las mesas escrutadas han votado 2.043.226 personas. La victoria, como era de esperar, ha sido por el 'sí' a la independencia de Catalunya, con el 80,72% de los votos por ahora. Este porcentaje significa que serán unos 1,8 millones de personas las que hayan apoyado este domingo la separación de Catalunya del resto del Estado. El mensaje de este 9-N, que ha llenado el territorio de colas frente a los puntos de votación, es según el president de la Generalitat que Catalunya quiere gobernarse a si misma.

La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, ha facilitado estas cifras pasada la medianoche y tras las valoraciones del presidente y los principales partidos políticos, que han calificado la jornada de un éxito democrático. Después del 'sí' a la independencia, la segunda opción más votada ha sido el 'sí-no' -'sí' a que Catalunya sea un nuevo Estado pero 'no' independiente-, con un 10,11% de los votos. El 'no' ha sumado el 4,55% de las papeletas, y el resto han sido votos blancos y nulos. La participación final, calculándola en base al padrón, sería de un 30,7%. 

Una jornada con largas colas

Catalunya ha despertado este domingo con la expectación de una jornada política excepcional. Los centros de votación del proceso participativo del 9-N han abierto con normalidad hacia las 9 de la mañana en todo el territorio catalán y las 6.695 mesas se han constituido sin incidencias. Enseguida se han ido formando las primeras colas de ciudadanos que deseaban depositar su voto en las urnas de cartón. El proceso se desarrolla hasta el momento sin noticias de los juzgados, después de que ayer la fiscalía solicitara que os Mossos identificaran a los responsables de la apertura de los locales de titularidad pública, una exigencia a la que el Govern reaccionó declarándose único responsable por la tarde. El Govern ha emitido el primer comunicado de la jornada pasadas las 10 de la mañana para informar de que no ha habido incidencias en ninguno de los 1.317 locales. 

La única noticia en el terreno judicial la ha dado UPyD. El partido de Rosa Díez ha presentado una denuncia en un juzgado de Barcelona contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, por desobediencia y prevaricación al celebrar la consulta pese a su suspensión. El partido ha reclamado al Ministerio Público que ordene a las Fuerzas de Seguridad del Estado que procedan al "desalojo y cierre" de los centros de votación habilitados "con el uso proporcional de la fuerza si fuera menester en caso de resistencia" y detenga a los "autores y cooperadores necesarios" de esta consulta. Sin embargo, el juez consideró desproporcionada esta medida y rechazó la denuncia.

Las largas colas delante de los colegios han sido la imagen predominante por todo el territorio catalán. En el centro educativo de Vedruna, en el barrio barcelonés del Raval, los participantes llenaban las calles colindantes desde primera hora de la mañana. También en el colegio de La Salle, en Gràcia, medio centenar de personas esperaban delante de la puerta principal hasta un cuarto de hora antes de las 9, una cola que ha debido de recolocarse cuando las puertas que se han abierto han sido las laterales.

"Desde la carta del viernes no he recibido nada"

A pocos minutos de abrir el punto de votación del instituto XXV Olimpíada, en el barrio de Sants de Barcelona, el jefe de estudios del centro comentaba que no ha recibido ninguna orden por parte de la Administración o de los Mossos d'Esquadra. "Desde la carta del viernes no he recibido nada", aseguraba Narcís Fradera, en relación a la misiva de la Delegación del Gobierno en Catalunya que le alertaba de su deber de cumplir con la ley. Fradera se paseaba entre el trajín de voluntarios que copaban el comedor del instituto, ocupado por doce mesas de votación. Fuera, casi un centenar de personas hacía cola al grito de "votaremos", hasta que se han abierto las puertas y han empezado a desfilar los votantes.

Ha habido algunas dudas en este instituto sobre cómo se tenía que desarrollar el proceso de votación, con nerviosismo a pocos minutos de arrancar la jornada, pero en cuanto han empezado a entrar los participantes la votación ha sido fluida. A la entrada del instituto, destacaba otro punto de votación, en este caso para denunciar ante la ONU y el Parlamento Europeo la actitud del Gobierno español ante la reivindicación del derecho a decidir catalán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha