eldiario.es

Menú

La defensa de los exconsellers denuncia que les trasladaron a prisión esposados y sin cinturón de seguridad

El titular de Justicia cesado, Carles Mundó, sufre heridas en las muñecas porque la policía le apretó en exceso las esposas, según el abogado

El abogado de Puigdemont insta  al ministro del Interior a dar explicaciones sobre las condiciones en las que se produjo el traslado de los exconsellers hasta la cárcel

77 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rull: "Si veis este tweet es que me han encarcelado por ser fiel a las urnas"

Los exconsellers, en la Audiencia Nacional

Esposados con las manos en la espalda y sin cinturón de seguridad. Así fueron trasladados a la cárcel los consellers cesados el pasado jueves por la noche, según ha denunciado este sábado el abogado de Puigdemont y los exconsellers del PDeCAT, Jaume Alonso Cuevillas.

El letrado ha descrito como "una humillación innecesaria" el trato recibido por los miembros del Govern cesados en el plazo entre las 17h., cuando la jueza Carmen Lamela ordenó su prisión incondicional, y las 22h. del jueves, cuando finalmente llegaron a sus respectivas cárceles –Estremera para Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carles Mundó, Josep Rull, Jordi Turull y Joaquim Forn; y Alcalá Meco para Dolors Bassa y Meritxell Borràs.

"Estoy en shock. En 33 años de profesión nunca me había encontrado con esto", ha asegurado Cuevillas. En concreto, según ha explicado el letrado, los exconsellers fueron esposados por la espalda, algo que "sólo se hace con presos peligrosos", ha dicho Cuevillas. Una vez en el furgón policial, el letrado ha indicado que los agentes no pusieron el cinturón de seguridad a los exmiembros del Govern.

Cuevillas ha lamentado además que los furgones "recorrieron toda la provincia de Madrid a gran velocidad" con los exconsellers esposados por la espalda y sin cinturón, y que tardaron horas hasta llegar a centros penitenciarios situados a 70 y 40 km de la capital. Asimismo, ha asegurado que una vez en la cárcel, los funcionarios obligaron a dos exconsellers a desnudarse "como si fuesen traficantes".

Cuevillas ha añadido que el director de la cárcel de Estremera acordó que el exconseller de Justicia, Carles Mundó, fuera visitado por el médico de la cárcel porque tenía heridas en las muñecas, provocadas, ha dicho el abogado, porque la policía "apretó las esposas todo lo que pudo para hacer daño" a Mundó.

Preguntado sobre si trasladarán al juzgado o a instituciones penitenciarias estos hechos, Cuevillas se ha mostrado escéptico. "Denunciable lo es todo, pero es la palabra de los que lo sufrieron contra la de unos que dirán que no hicieron nada y que fueron muy respetuosos. La única prueba palpable es la herida de conseller Mundó", ha aseverado.

Con todo, el abogado ha instado al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a dar explicaciones sobre las condiciones en las que se produjo el traslado de los exconsellers hasta la cárcel. "En cualquier país del mundo el ministro daría la cara y explicaría qué ha pasado", ha zanjado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha