eldiario.es

Menú

Extinguido el incendio de Yeste tras 13 días y más de 3.000 hectáreas quemadas

La mitad del terreno quemado pertenece al Parque Natural de Los Calares del Río Mundo, una zona de alto valor ecológico 

Ahora, tanto Diputación de Albacete como el Ejecutivo regional pondrán en marcha actuaciones para mitigar, desde varios flancos, el daño ocasionado por las llamas

- PUBLICIDAD -
Zona afectada por las llamas entre Yeste y Molinicos.

Zona afectada por las llamas entre Yeste y Molinicos. @MeteoHellin

Han sido necesarios 13 días  para poner punto final, definitivamente, al incendio que ha arrasado 3.200 hectáreas de los municipios de Yeste y Molinicos, en plena Sierra del Segura albaceteña, parte de ellas, unas 700 hectáreas, del Parque Natural de Los Calares del Río Mundo. El Gobierno de Castilla-La Mancha daba por extinguido el fuego este miércoles a las 17.48 horas, después de que 235 medios y 1.185 personas hayan trabajado en la zona a lo largo de los días en los que se ha luchado por la extinción. El fuego quedó controlado este viernes 4 de agosto y tras cinco días de trabajos en la zona, ha quedado extinguido. 

La cercanía de las llamas a pedanías, tanto de Yeste como de Molinicos, obligó a desalojar los vecinos de hasta 19 aldeas, y dejando en total 445 desalojados, alguno de ellos permanecieron días en la residencia de estudiantes de Yeste y en instalaciones municipales de Molinicos. 

Cronología 

El incendio de Yeste se originó entorno a las 11.00 horas del pasado viernes 27 de julio. Fueron los miembros del grupo Scouts Albacete los que dieron la voz de alarma y avisaron al 112 tras avistar el fuego cerca del campamento de La Raspilla, en Yeste, donde se encontraban. Tras pasar esa primera noche en la residencia de estudiantes de Yeste, donde fueron realojados, volvían a la capital apenas 24 horas después. Casi al mismo tiempo que desalojaban a estos 54 jóvenes y sus 14 monitores, seguían sus pasos los vecinos de las pedanías más cercanas a las llamas como La Parrilla, Las Quebradas, Las Hoyas, Los Collados y Torre Pedro. Casi un centenar a los que le seguirían en las siguientes horas habitantes de otras aldeas cercadas por el fuego.  

El incendio, declarado en principio de Nivel 1, ascendía un día después, el viernes a las 12:00 horas, a Nivel 2 para poder solicitar la presencia de la Unidad Militar de Emergencias en las labores de extinción. Pese a ello, se pasó de apenas 190 hectáreas quemadas en 24 horas a cerca de 2.000 en dos días. El motivo: el difícil acceso por tierra, debido a lo escarpado de la zona, a lo que se sumaban las altas temperaturas y el aire, que hacían de soporte a un fuego que amenazaba un entorno natural único.

Ese mismo viernes la situación del pantano más cercano al lugar del fuego, el de la Fuensanta, provocaba molestias y críticas de los vecinos de la zona. En una situación de sequía evidente, al 8% de su capacidad, los hidroaviones que trataban de sofocar el incendio desde el aire no pudieron  usarlo para cargar agua. Tanto fue así que a lo largo de esos días se inició una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org solicitando a la Confederación del Segura que se mantuviera un caudal de agua en el embalse.  

Finalmente, cinco días después del comienzo del incendio, el 1 de agosto, el tiempo dió una tregua. La zona amanecía con temperaturas inferiores, más humedad y riesgo de tormenta dando una tregua a los participantes en las labores de extinción. Hubo que esperar hasta el miércoles, 2 de agosto, para dar por perimetrado el fuego, lo que hacía posible que algunos de los desalojados volvieran a sus casas.  

Ayudas para mitigar el paso del fuego

Ahora, tras extinguirlo, toca valorar los daños al entorno que supondrán pérdidas económicas para la zona, donde se vive del turismo. Es por ello que tanto el Ayuntamiento de Molinicos como el de Yeste estudian presentar la Declaración de Zona Catastrófica para "hacer borrón y cuenta nueva", según la alcaldesa de Molinicos, Dolores Serrano.

Además contarán con el apoyo de otras administraciones como el Gobierno de Castilla-La Mancha que ha dado instrucciones este miércoles a la Delegación de la Junta en Albacete para que inicie los oportunos expedientes para compensar a los ayuntamientos por los gastos a los que han tenido que hacer frente por el incendio forestal de Yeste.  El Ejecutivo castellano-manchego también ha decidido iniciar las actuaciones para la promoción turística de la zona afectada por las llamas a través de las direcciones generales de Turismo y Promoción Institucional, con el objetivo de llevar a cabo una campaña específica de este lugar de la provincia albaceteña.

La Diputación de Albacete votará en el próximo pleno un paquete de ayudas para paliar los gastos ocasionados del realojo de vecinos de las pedanías en los municipios de Yeste y Molinicos donde han atendido a lo largo de estos días a cerca de 200 personas, en su mayoría de avanzada edad. A estas hay que sumar muestras de solidaridad que se han vivido estos días como el caso de Vegallera, la pedanía de Molinicos que decidió devolver la subvención destinada a sus fiestas para que fuera a parar a los damnificados por el incendio. 

¿Fue provocado?

El propio Delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruíz Santos advirtió de esta posibilidad al día siguiente de que comenzara el incendio. Por su parte, el viceconsejero de Medio Ambiente de la Junta, Agapito Portillo, confió --este martes-- en que el equipo de investigación aporte alguna conclusión sobre el origen de las llamas, pues de momento no hay ninguna pese a lo que apuntaba Ruiz Santos hace unos días.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha