eldiario.es

Menú

La mercantilización de la educación

La licitación para la construcción de un nuevo colegio concertado en Seseña desata la polémica

- PUBLICIDAD -
Polémica en Madrid por las "facturas en la sombra" en centros educativos

Alumnos en un centro educativo

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha hecho público a finales de diciembre el anuncio de licitación para la concesión de uso privativo de dos parcelas en el barrio de El Quiñón de Seseña (Toledo) para la construcción y gestión de un centro docente, es decir, la cesión de dos parcelas municipales para la construcción y gestión de un colegio concertado.

Está previsto que el centro tenga 9 unidades de segundo ciclo de Educación Infantil, 18 de Educación Primaria y 12 de Educación Secundaria Obligatoria, con lo que el centro acogería a algo más de 1.000 alumnos. En la actualidad, ningún centro de Seseña, una población de algo más de 20.000 habitantes, cuenta con tal número de alumnos.

Según ha podido saber eldiarioclm.es, la dimensión del nuevo centro, que se ubicaría en el barrio donde se sitúa el polémico residencial Francisco Hernando, sería similar a la de los colegios Infantes y Maristas en Toledo y San José y Señora del Prado en Ciudad Real. En el resto de provincias castellanomanchegas no hay centros concertados tan grandes.

La construcción de este nuevo centro parece ser una nueva muestra de la apuesta del Gobierno de María Dolores de Cospedal por la educación privada, en un contexto en que los presupuestos de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte han bajado de 1.624 millones en 2012 a 1.460 en 2014.

Se recortan los presupuestos para funcionamiento de los centros públicos, pero se aumenta el destinado a los conciertos educativos

Los presupuestos de Castilla-La Mancha 2014 contemplan un recorte de 3,4 millones de euros en transporte escolar, que llegará así a menos alumnos y de 7 millones en gastos para el funcionamiento de los centros, muchos de los cuales pasan por auténticas dificultades para poder poner la calefacción o hacer fotocopias. Resulta cuando menos llamativo, que el gobierno del PP, que dice apoyar "la educación sin apellidos", suba la partida destinada a los conciertos educativos, que se incrementan en 5,45 millones de euros. Mientras, la partida destinada a inversiones, es decir, a construcción y equipamiento de centros educativos, ha bajado un 37% desde 2012, pasando de 44,8 millones a 17,6 millones.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Seseña, Luis Domínguez, ha criticado la construcción de este centro, preguntándose "a qué empresa en este país se le entrega el suelo para poner en marcha un negocio y se le garantiza la clientela". No hay que olvidar, que la concesión del concierto a la empresa adjudicataria es por 50 años. Desde el PSOE también han recordado las dificultades que pueden tener las familias de Seseña, una localidad con un 32% de pago para costear la educación de sus hijos en un centro de este tipo.

Un caso, el del colegio de El Quiñón, que recuerda bastante a la estrategia que está siguiendo el PP en la Comunidad de Madrid, basada en el deterioro de la pública y la cesión de terrenos para fomentar la enseñanza concertada, que ni es universal, ni es gratuita. Además, en el caso de Madrid estas licitaciones las están ganando muchas veces empresas vinculadas a congregaciones religiosas, que, por ejemplo, segregan a los alumnos por sexo en sus centros.

¿Estará el PP exportando el modelo madrileño a Castilla-La Mancha?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha