eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Los 7 libros del año que no encontrarás en las estanterías de lo más leído

Turno para la lectura en nuestro repaso al 2016, para nosotros una de las selecciones más difíciles

¿Cuáles han sido tus libros favoritos del año? Cuéntanoslo en los comentarios

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los libros del año

Los libros del año

La de libros es la lista más complicada de todas. Nunca se abarca lo suficiente y, aunque se intente, siempre quedarán obras por descubrir. Hemos vivido un año magnífico para el feminismo y el género biográfico, con voces fantásticas que han puesto sobre la mesa asuntos difíciles como el género, el clasismo y la raza con total elegancia. En nuestra lista hay de esto último, pero también las típicas joyas que se encuentran escarbando más allá de las estanterías de lo más leído.

No nos pudimos leer todo, pero aquí está lo que más nos ha llenado de la producción de este año. Seguro que nos han faltado obras imprescindibles. Por eso os invitamos a compartir vuestras elegidas en los comentarios y a celebrar la Nochevieja rodeados de lectura. 

La invención de la naturaleza: El Nuevo Mundo de Alexander von Humboldt, de Andrea Wulf

Marta Peirano: La invención de la naturaleza: El Nuevo Mundo de Alexander von Humboldt, de Andrea Wulf (Taurus)

Alexander von Humboldt, el Shakespeare de las ciencias, es hijo de la ilustración, padre de la ecología, inventor de las ciencias modernas y padrino de las cientos de montañas, ríos, criaturas y cascadas que llevan su nombre. Enfermo de fernweh, la palabra alemana para describir una añoranza de lugares lejanos, se dedicó a todo y todo lo cambió: la antropología, la física, la zoología, ornitología, la climatología, la oceanografía, la astronomía, la geografía, la geología, la mineralogía, la botánica.

Una de las delicias de este delicioso libro es la descripción de los instrumentos con los que empezó a domesticar el mundo. Cuando subió el Chimbarozo en Ecuador, entonces la montaña más alta del mundo, lo hizo con un pie medio cojo, una chaqueta de frac, una pajarita blanca y sombrero redondo, en su opinión el atuendo adecuado para tomar el te con la realeza o explicar la composición del cuarzo a un grupo de estudiantes.

Wulf dedica varios capítulos a hablar de su ilustre descendencia: Charles Lyell, padre de la geología moderna; Charles Darwin; Henry David Thoreau y los padres de la ecología George Perkins Marsh, Ernst Haeckel y John Muir. Darwin estudiaba sus Cuadernos de viaje camino de las Galápagos y aseguró que no habría Teoría sobre el Origen de las Especies sin él. Emerson lo proclamó una de las maravillas del mundo y este libro le hace justicia y lo pone en su lugar.

El problema de los tres cuerpos

Vanesa Rodríguez: El problema de los tres cuerpos, Cixin Liu  (Ediciones B)

Este año ha llegado a nuestro país la obra de uno de los autores más leídos en China, Cixin Liu. El problema de los tres cuerpos es la primera parte de una trilogía de ciencia ficción que narra la historia de una invasión extraterrestre que todavía está por ocurrir. Todo empieza en plena Revolución Cultural China. Las consecuencias de la encarnizada lucha entre camaradas siembra en la astrofísica Ye Wenjie la pérdida de esperanza en la raza humana. Y esto tendrá consecuencias.

La novela de Cixin, admirador de Isaac Asimov y Arthur C. Clarke, se mueve entre el pasado y el presente, a la vez que nos remite a lo que pasará con los humanos cuando dentro de cientos de años la civilización de Trisolaris llegue a la Tierra. El libro no deja de ser un thriller en el que el asesinado es la Ciencia y los pilares de certezas sobre los que se asienta. Abruma la rigurosidad y el detalle con el que se explican problemas cuánticos aderezados con metafísica, por lo que hay partes difíciles de digerir solo aptas para los amantes de lo científico. Como el videojuego de realidad virtual en el que se mueve una de sus líneas argumentales, engancha.

Últimos testigos

Mónica Zas: Últimos testigos, de Svetlana Alexievich (Debate)

Mis libros de cabecera de este año han sido  Mala feminista, de Roxane Gay, y Tú no eres como otras madres, de la añorada Angelika Schrobsdorff. Dos mujeres que forman parte de un em>boom de extraordinarias que trataremos más adelante. Por eso aquí elijo el último libro de la Nobel que consiguió introducirnos en la Segunda Guerra Mundial a través de las voces silenciadas. Como ocurrió en la Academia sueca, me prendé por esa escritura tan paciente y nada ególatra en La guerra no tiene rostro de mujer. En Últimos testigos, la bielorrusa mantiene esa misma esencia respetuosa por las víctimas de los conflictos.

Igual que los microrrelatos contados por las excombatientes de la II Guerra Mundial, los niños que se quedaron huérfanos en medio del horror son como cuchilladas. Pero necesitamos lecturas que pongan a prueba nuestro desconocimiento y empatía por una realidad que no está lejana. No es el gran descubrimiento del año, ese título se lo ganó hace muchos inviernos. Pero cada obra de Alexiévich debería ser marcada como lección obligatoria para no olvidar que existe una literatura seca y capaz de remover las mentes del presente.

Guerras de ayer y de hoy

Guerras de ayer y de hoy, de Mikel Ayestarán y Ramón Lobo (Voces 5W)

Leemos sus crónicas y seguimos por Twitter el horror que muchas veces presencian en los lugares más peligrosos del mundo. Son dos reporteros imprescindibles de las últimas décadas, pero a la vez han vivido épocas tan distintas del periodismo que parecen de otro mundo. Guerras de ayer y de hoy es una conversación dividida en las cinco preguntas que debe responder todo buen artículo. Mientras cumplen, Lobo y Ayestarán dan lecciones de política internacional, de los sentimientos del freelance y, en general, del oficio de contar el mundo.

Me parece tan recomendable como su proyecto matriz (la revista 5W), porque han sabido reinventar la información internacional y poner una mirada donde no queríamos ver. Su labor es tan didáctica como esperanzadora para el periodismo, y solo espero que este sea el primero de muchos más libros 5W.

Partir

David Sarabia: Partir, de Lucía Baskarán (Expediciones Polares)

En clave autobiográfica, es la novela de debut de la escritora vasca, que traza un recorrido desde la niñez hasta la adolescencia salpicado de drogas, sexo, alcohol, relaciones turbulentas, trabajos mal pagados y rutina polvorienta. Partir es uno de los mejores libros de este año porque es la zambullida en la piscina de todo lo que la juventud guarda dentro y no se atreve a sacar.

Es lo que nos cuenta el espejo a las seis de la mañana, el olor de las sábanas después del sexo, el sabor amargo de la droga en el paladar o una viñeta de la amistad con borrones y a medio a colorear. Y todo para terminar descubriendo un nombre, que en este caso es un cuerpo, para seguir andando en la vida y dejar cosas atrás.

Twin Peaks

Francesc Miró: La historia secreta de Twin Peaks, de Mark Frost (Planeta)

Es curioso que 2016 haya sido un año lleno de reivindicaciones de la mítica serie de David Lynch. No es sino 2017 el año de la efeméride de los 25 años de la partida de Laura Palmer y también el estreno de la tercera temporada. Sin embargo, ya se ha preparado el camino. En febrero,  Innisfree publicó el interesante ensayo Twin Peaks 25 años después todavía se escucha música en el aire.

Pero la auténtica revelación llegaba en octubre: La historia secreta de Twin Peaks. De la mano de Planeta y escrita por el cocreador y guionista de la propia serie, Mark Frost, esta novela nos lleva hasta las entrañas de la investigación sobre quién mató a Laura Palmer. Una pregunta que marcó a toda una generación y que ahora viene dispuesta a ser redescubierta con una novela hecha de retazos de la investigación y un tono muy difícil entre la comedia y el drama sobrenatural absolutamente encantador.

Junto con una edición cuidadísima, La historia secreta de Twin Peaks no es solo uno de los libros más bellos publicados este año -no exagero, parece un objeto de coleccionista-, también de los más originales partiendo justamente de un material ya visto. Es otra manera de leer novela negra.

Portada del tercer volúmen de Baco. Astiberri.

Baco, de Eddie Campbell (Astiberri)

En 2016 se publicó el quinto y último volumen de Baco... y fue razón suficiente para descubrir los cuatro anteriores. Todas las entregas de la historia de Eddie Campbell componen un relato apasionante sobre un mundo de dioses y hombres tan lleno de referencias como de aventura y comedia. Baco narra el viaje del dios griego del vino, la fiesta y el exceso vagando por el mundo de hoy. El hijo de Zeus y Sémele recorre ciudades y países haciendo memoria de todo lo que ha vivido y, de paso, explicando y reinterpretando la historia del Olimpo.

Genial por su profundo conocimiento de la mitología griega y excelentemente hábil para narrarla desde el punto de vista de su corrosivo protagonista. La obra de Campbell se reafirma volúmen tras volúmen como una visión única -y sardónica- sobre la sociedad contemporánea vista por los mitos que la crearon. Una apropiación de la cosmogonía griega enmarcada en una enorme aventura llena de intriga, lecciones de historia, humor y reflexiones sobre el pensamiento contemporáneo. Un reto, por su densidad y lento tempo, pero una enorme recompensa si se tiene paciencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha