eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Las siete inteligencias artificiales más listas de 2017

¿Te crees mejor que ellas?

- PUBLICIDAD -
Artificial Intelligence

Artificial Intelligence Howard Lake / Flickr

Son 'guapas', son listas y, también, son multifunción. Hablamos de las inteligencias artificiales, de los sistemas, dispositivos y algoritmos que parecen sacados del mismísimo Black Mirror y que en Blade runner cumplirían una función social. En eldiario.es hemos hablado este año de sistemas que lo mismo escribían noticias que pintaban cuadros de forma autónoma. También de los que se aventuraban a anticipar el final de una relación e incluso del Gran Hermano chino. 

Pero esos no han sido los mejores. Las siete magníficas inteligencias artificiales del año se encuentran enumeradas aquí debajo. El orden es aleatorio a pesar de que algunas sean más interesantes que otras, pero todas tienen un punto común: anticipan el futuro y serán, de una u otra manera, el punto de partida para las actualizaciones venideras. Según Statista, aunque la industria de la inteligencia artificial hoy por hoy mueva unas cifras cercanas a los 2.500 millones de dólares, en 2025 ese valor podría llegar a los 60.000 millones de dólares.

Hablar con los muertos

José Cervera preguntaba a los lectores cuánto estarían dispuestos a pagar para hablar con sus seres queridos muertos. Aunque nadie le contestó directamente en el artículo, el tema servía para reabrir el debate de la conciencia del ser humano y su existencia más allá del contenedor que la guarda, el cuerpo. ¿Seguimos siendo nosotros cuando toda nuestra personalidad está volcada en un disco duro? ¿Qué diferencia a nuestro cerebro de un ordenador? ¿Podrá algún día una computadora "leer" todos los datos almacenados en nuestra cabeza? Esta y otras preguntas, además de las evidentes que surgen por hablar de algo siempre tan delicado como la muerte, plantean las dudas que ya exploraron ficciones como Black Mirror en su momento.

El cementerio de Wandsworth, en Londres

El cementerio de Wandsworth, en Londres Herry Lawford / Flickr

Versos a máquina

La luz solar se perdió en la ventana de cristal es el nombre del primer poemario escrito por una inteligencia artificial. Bajo el lacónico nombre, la editorial pequinesa Cheers Publishing publicó el volumen en mayo, en un libro escrito por el software de Microsoft, Little Ice. La inteligencia artificial generó 10.000 poemas en 2.760 horas (115 días), aunque primero necesitó que los desarrolladores le "enseñasen", a modo de base de datos, 519 poemas escritos en los últimos 90 años. 

Microsoft publica el primer libro de poemas escrito por una Inteligencia Artificial

Microsoft publica el primer libro de poemas escrito por una Inteligencia Artificial

Robots que farolean a los mejores

Se llama Libratus y solo saber hacer una cosa: jugar al póker. Aunque esta IA parezca tonta, en realidad,  consiguió ganar en enero de este año a cuatro de los mejores jugadores del juego de cartas del mundo. Los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon de Pensilvania (EEUU) tan solo enseñaron al bot las reglas básicas del póker, que estuvo entrenando durante meses contra sí mismo hasta estar preparado para desafíar a los humanos. ¿El resultado? Un millón y medio de dólares a cero.

Final The Brains contra la Inteligencia Artificial en el Casino de Pittsburgh / Carnegie Mellon University

Final The Brains contra la Inteligencia Artificial en el Casino de Pittsburgh / Carnegie Mellon University

La selección de personal es un programa informático

Una empresa de Aquisgrán (Alemania) ha inventado un software capaz de analizar, a través de la voz de una persona, su personalidad y sus cualidades psicológicas. Es por eso que cuando la periodista alemana Miriam Hoffmeyer mantuvo una conversación de 20 minutos con la IA, esta le dijo que tenía "un gran vocabulario" y "tendencia a relativizar", con unos "niveles de estrés en orden". El programa es capaz de analizar las más de 500.000 características que definen nuestro lenguaje y emitir juicios y valoraciones sobre sus interlocutores. Sus creadores no ocultan que será Precire (así se llama el software) el que sustituya a los directores de recursos humanos y a los encargados de selección de personal.

Un micrófono conectado a un ordenador

Un micrófono conectado a un ordenador Chad Kainz / Flickr

El futuro es automejorarse

En mayo, Google presentó AutoML, un software capaz de mejorarse a sí mismo y a otras máquinas. El primer proyecto fue la creación de una red neuronal convolucional (especializadas en el tratamiento de imágenes) que fuera capaz de identificar por sí misma los elementos presentes en cada fotografía. Después de ser entrenada con más de 60.000 fotografías, consiguió superar la tasa de éxito de anteriores modelos creados por investigadores hasta en un 4%. Google quiere, además, introducir su software en otras empresas del mundo que trabajen con machine learning para así mejorar su proyectos en curso gracias a AutoML.

Robert Ford, a la izquierda, mientras Teddy Flood sostiene a Dolores Abernathy

Robert Ford, a la izquierda, mientras Teddy Flood sostiene a Dolores Abernathy

Troleando al Captcha de Google

Esta inteligencia artificial es más eficaz que los humanos a la hora de decirle a Google "no soy un robot". Se llama unCAPTCHA y acierta el 85% de las veces que tiene un Captcha delante gracias a la prueba sonora. El software se descarga el audio, lo segmenta en varias partes y lo sube rápidamente a varios asistentes de voz en Internet. Una vez hecho esto, el software convierte las respuestas sonoras a dígitos e introduce el valor correcto para engañar al Captcha. Todo un prodigio inteligente.

Kill Captcha en un Captcha

Kill Captcha en un Captcha

Reconocimiento facial e implicaciones éticas

La cara es el espejo del alma y, también, el último obstáculo que la inteligencia artificial quiere sortear. Este año ha sido el primero en el que un hombre fue  detenido gracias a un sistema de reconocimiento facial en Gales del Sur. La policía siguió los cálculos de un algoritmo y este no se equivocó. Por eso preguntamos a una empresa española especializada en este tipo de sistemas cómo funcionan, quién los usa y qué posibilidades tienen. Y cuidado, porque a pesar de que te tapes la cara, estos programas podrán saber quién eres hasta un 55% de las veces.

Un análisis de las emociones del Rey Felipe VI / Emotion Research Lab

Un análisis de las emociones del Rey Felipe VI / Emotion Research Lab

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha