eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Albert Rivera renuncia a la exclusión sanitaria de los inmigrantes sin papeles en su pacto con el PSOE

El acuerdo de legislatura del PSOE y Ciudadanos propone devolver la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular que estén empadronados

El requisito del empadronamiento ya existía antes de la reforma del PP y, según varios colectivos sociales, era controvertido por ser "una barrera administrativa"

Los colectivos de excluidos que volverían a tener tarjeta con esta propuesta: los españoles emigrantes y los inmigrantes sin papeles empadronados

- PUBLICIDAD -
Dos personas protestan contra la exclusión sanitaria y los recortes

Dos personas protestan contra la exclusión sanitaria y los recortes

PSOE y Ciudadanos han firmado  un pacto de investidura en el que han llegado a una postura común en un tema que los distanció durante la campaña electoral: la atención sanitaria a inmigrantes en situación irregular. El acuerdo de ambas formaciones, anunciado este miércoles, propone devolver el derecho a la tarjeta sanitaria a los extranjeros sin permiso de residencia que estén empadronados, "en las mismas condiciones de los españoles". "El padrón ya se exigía antes del decreto del PP", recuerdan desde Médicos del Mundo. Yo Sí, Sanidad Universal pide que el PSOE cumpla con su promesa electoral: la total derogación del Real Decreto 16/2012, que "elimine la figura del aseguramiento en el sistema de salud".

El intento del PSOE y Ciudadanos de sumar sus fuerzas para llegar a un gobierno "de progreso y reformista", según lo definió Pedro Sánchez, se ha materializado en un acuerdo sobre algunos temas fundamentales, como la sanidad y educación. En sanidad, ambos partidos partían de posiciones muy diferentes en cuanto a la atención sanitaria que deben tener los inmigrantes sin permiso de residencia, entre otras cuestiones.

Mientras que Albert Rivera, el líder de Ciudadanos,  defendió la exclusión sanitaria de las personas en situación irregular (para que –a grandes rasgos– solo pudieran acceder a la sanidad pública en casos de urgencias, menores y embarazadas), el PSOE fue uno de los partidos que apoyó la derogación del Real Decreto 16/2012, la reforma del PP que retiró las tarjetas sanitarias a más de 800.000 personas de un día para otro. El partido socialista incluyó esta promesa expresamente en su programa electoral.

En estos más de tres años de exclusión sanitaria han fallecido tres personas que no pudieron acceder de forma normalizada al médico: Alpha Pam, Soledad Torrico y Jeaneth Beltrán. eldiario.es ha informado de los casos de irregularidades en este tiempo, como los cobros ilegales en urgencias y la desatención a embarazadas, y el empeoramiento de enfermedades de personas que no tienen la tarjeta sanitaria.

El derecho a la tarjeta sanitaria

El documento conjunto presentado este miércoles propone reconocer la titularidad del derecho a la protección de la salud a "los españoles" y a "los extranjeros que se encuentren en España, inscritos en el padrón del municipio en el que tengan su domicilio habitual". Además, tienen reconocido este derecho las mujeres embarazadas y los menores de edad, en cualquier caso. El acuerdo indica también que los nacionales de países de la UE y países no miembros de la UE tendrán los derechos que queden recogidos en los tratados y convenios internacionales.

Extracto del acuerdo de PSOE y Ciudadanos sobre la titularidad del derecho a la salud.

Extracto del acuerdo de PSOE y Ciudadanos sobre la titularidad del derecho a la salud.

Desde Yo Sí, Sanidad Universal critican "las duplicidades y la falta de precisión" en la redacción del documento, que generan confusión "y, en última instancia, como hemos visto en otras ocasiones, creará exclusión sanitaria", indica Álvaro, un miembro del colectivo. En su opinión, "mientras no se especifique la derogación del real decreto 16/2012 y exista una tarjeta sanitaria individual para cada ciudadano, habrá exclusión".

Según se desprende del pacto de PSOE y Ciudadanos, sugieren que los inmigrantes en situación irregular que estén empadronados tengan acceso a la sanidad "en las mismas condiciones que los españoles"; es decir, que tengan la tarjeta sanitaria. Los de Albert Rivera ceden, por tanto, en un punto en el que fueron muy contundentes en el pasado. Inés Arrimadas  afirmó en una entrevista en Carne Cruda que su partido no cree en "la cobertura absoluta y total en cualquier circunstancia", como la que defendían para los españoles y los inmigrantes con residencia legal.

Antes de 2012, se exigía el padrón

El empadronamiento ya era una condición que se exigía para emitir la tarjeta sanitaria antes de la reforma sanitaria del PP de 2012, recuerdan desde Yo Sí y Médicos del Mundo. Este requisito dejaría fuera de la asistencia normalizada a las personas que no están inscritas en ningún padrón municipal. "Estas son generalmente personas vulnerables y también las que trabajan de forma itinerante, por ejemplo, en la agricultura", explica Eva Aguilera, de Médicos del Mundo.

"El empadronamiento ya era cuestionado antes de la reforma del Gobierno y se ha visto que es una barrera administrativa, que puede complicar el acceso a la salud", añade Aguilera. En Médicos del Mundo exigen que, si este es el requisito para acceder a la sanidad pública, se faciliten los trámites para el empadronamiento, que varían según los municipios. Desde la ONG sugieren otro procedimiento que han incluido algunas comunidades autónomas contrarias a la exclusión sanitaria del Gobierno central: "Que se pueda acceder al sistema con un informe social, que acredite que la persona reside en España".

Pero el real decreto 16/2012 modificó "mucho más que el acceso a la tarjeta sanitaria, cambió el propio modelo de sanidad pública a un modelo de aseguramiento, que deja el derecho a la salud en manos del mercado, de lo que tengas, de cuánto cotizas", insiste Álvaro, de Yo Sí. Pone un ejemplo: antes, te emitían la tarjeta sanitaria en el centro de salud; ahora, este trámite queda en manos del INSS, de la Seguridad Social. En el colectivo consideran que, hasta que no se retire por completo el real decreto del 2012, habrá personas despojadas de su derecho a la sanidad.

Médicos del Mundo teme, por ejemplo, que las personas reagrupadas legalmente por sus familiares – sobre todo ancianos– a los que ahora la Seguridad Social niega la tarjeta sanitaria, siguiesen en la misma situación con este pacto. "Abandonados a su suerte de manera cruel", critica Eva Aguilera. Ellos estarían dentro de esos "nacionales de países no miembros de la UE", a los que el PSOE y Ciudadanos ata a los tratados y convenios internacionales.

Los emigrantes españoles volverían a tener tarjeta

Los españoles parece que corren más suerte. Con las reformas del Gobierno de Mariano Rajoy, los emigrantes que salen más de 90 días del país pierden el derecho a la tarjeta sanitaria, que pueden recuperar cuando regresan. Cuando vuelven solo por vacaciones,  no tienen posibilidad de acceder al médico de cabecera y otros servicios del sistema de sanidad público.

El acuerdo de PSOE y Ciudadanos aboga por el derecho a la tarjeta de "todos los españoles", según han afirmado desde la formación naranja a eldiario.es.

El acuerdo de los dos partidos queda pendiente de un pacto de investidura que, por el momento, no cuenta con el apoyo de otras formaciones. Los colectivos sociales son prudentes y esperan que el próximo gobierno trate el tema del acceso a la salud con claridad, "no como parte de un puzzle de 'corta y pega' para una negociación política", exigen en Yo Sí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha