eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bélgica expulsó a 125 españoles el año pasado por abusar de ayudas sociales

- PUBLICIDAD -

Las autoridades belgas retiraron el permiso de residencia a 125 españoles en 2012 por abusar del sistema de ayudas sociales, lo que sitúa a España como tercer Estado miembro con más ciudadanos expulsados por dicho motivo, dijeron hoy a Efe fuentes del Ejecutivo belga.

En 2012, la secretaría de Estado belga de Inmigración, Asilo e Integración Social tramitó 318 casos en los que se retiró el permiso de residencia a ciudadanos de origen rumano, lo que supone la nacionalidad más numerosa seguida de búlgaros (158 casos) y españoles (125).

Estos tres Estados miembros de la Unión Europea (UE) fueron también los que acapararon más retiradas de permisos belgas durante la segunda mitad de 2011, aunque no hay datos detallados para cada uno de ellos en dicho período, señaló a Efe Els Cleemput, portavoz de la secretaria de Estado de Inmigración, Asilo e Integración Social, Maggie De Block.

Los permisos de residencia -obligatorios para los europeos que permanezcan más de tres meses en el país- fueron retirados debido a que estos ciudadanos se beneficiaban ilegalmente de ayudas sociales otorgadas por el órgano federal competente, el Centro Público de Acción Social (CPAS).

"Sólo se decide la retirada en casos donde hay un claro aprovechamiento del sistema social", explicó la portavoz en declaraciones telefónicas.

Añadió que los estudiantes o personas desempleadas "que demuestran que están buscando trabajo de forma activa" pueden quedarse en el país y continuar recibiendo prestaciones sociales "sin ningún problema".

La mayoría de los expulsados eran trabajadores que se declararon independientes pese a que en realidad trabajaban por cuenta ajena, con vistas a recibir las compensaciones estatales fijadas para empresarios con ingresos bajos, señaló la portavoz.

Bélgica decidió aplicar en julio de 2011 la normativa europea que permite privar del derecho de residencia a ciudadanos comunitarios que constituyan una carga "poco razonable" para los sistemas nacionales.

El derecho europeo deja a cada Estado miembro la interpretación esta norma, que constituye una excepción al principio europeo de libre circulación de ciudadanos.

En el caso de Bélgica, las autoridades analizan en detalle los casos de los ciudadanos extranjeros que se hayan beneficiado de algún tipo de ayudas sociales durante tres meses o más en un período de tres años, precisó Cleemput.

Desde mediados de 2011, cuando el Gobierno belga comenzó a estudiar las expulsiones por abusos del sistema social a través de controles más estrictos y el intercambio de datos entre las instituciones competentes, se han retirado cerca de 3.000 permisos de residencia de ciudadanos comunitarios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha