eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Respuestas para entender cómo un banco puede acabar vendido por un euro

Santander ha pagado un simbólico euro pero en realidad absorber la nueva entidad le costará alrededor de 7.000 millones de euros

Con el caso del Banco Popular se estrena un sistema de saneamiento bancario que implica que paguen los accionistas y los bonistas y no se ponga dinero público más que como último recurso

A diferencia de Bankia, los accionistas no se han quedado con títulos del banco, estos han desaparecido

- PUBLICIDAD -
Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander, en la rueda de prensa de la operación de compra de Popular.

Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander, en la rueda de prensa de la operación de compra de Popular. EFE

Banco Popular ha sido el conejillo de indias del nuevo mecanismo de rescate europeo en una intervención que ha tenido lugar en la noche del martes al miércoles 7 de junio y que se ha saldado con la venta a Banco Santander por un euro. Entre medias se han amortizado la mayoría de las acciones, lo que ha hecho que Banco Popular como tal haya desaparecido de la bolsa. Pero, ¿cómo se llegado hasta aquí?

¿Quién decide que Banco Popular se liquide?

El presidente de la entidad (hasta ayer), Emilio Saracho llamó a las 15h de la tarde a Luis de Guindos para anunciarle que ya no tení liquidez para seguir atendiendo pagos. A partir de ahí se activó el proceso de resolución que lideró el Banco Central Europeo al considerar a la entidad como "inviable" y que estaba "quebrando o a punto de quebrar". De ahí se abrió la puerta a que la Junta de Resolución Única, la autoridad competente para determinar la liquidación o rescate de las entidades bancarias europeas según la nueva regulación, interviniera la entidad. De entre todas las formas que la Junta podía resolver la situación decidió hacerlo con un rescate interno (que pagaron los accionistas) y una venta (a Santander). Asi se mantiene la operativa de créditos y otras cuestiones que necesitan asistencia.

¿En qué consiste el mecanismo de intervención?

La Junta de Resolución decidió abrir una subasta tras ver que la entidad era inviable para buscar un comprador. La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín, en la rueda de prensa explicando la operación dijo que recibieron la información por la noche y a las 7 de la mañana presentaron su oferta (la del euro). A las 8 Banco Popular ya era propiedad de Santander, que se hacía cargo tanto de los depósitos y productos contratados de los clientes, como del personal del banco y sus oficinas.

¿Qué quiere decir que Popular ya no existe?

La intervención consistió primero en la amortización de la totalidad de las acciones en circulación, es decir, las acciones de Popular que hasta ayer cotizaban en Ibex 35 han dejado de hacerlo porque han dejado de existir. También se amortizaron las acciones resultantes de la conversión de los bonos convertibles, lo que se suelen conocer como CoCos. Así que esos también desaparecen y pierden todo su valor. Los accionistas y los tenedores de deuda han perdido toda su inversión sin previo aviso. 

Entonces, ¿qué es lo que ha comprado Santander por 1  euro?

Hay otra deuda que es la conocida como deuda subordinada emitida por Popular y de un nivel de calidad 2 (en un orden de importancia entre las diferentes deudas emitidas) que se ha transformado también en acciones de nueva emisión del banco.  Este paquete de acciones es lo que ha comprado Banco Santander por 1 euro y lo que queda del banco Popular.

¿Y qué ha pasado con los accionistas?

"Todos los accionistas de Banco Popular Español, así como todos los titulares de bonos contingentes convertibles y de bonos subordinados, han perdido totalmente su inversión", recuerda la CNMV en un comunicado. Los accionistas de Banco Popular han protagonizado lo que se conoce en el sector como un bail-in, un rescate desde dentro, en la que los accionistas y los tenedores de deuda convertible (los conocidos como CoCos) han perdido todo el valor de sus acciones aportando así en el saneamiento de la entidad lo que en otras ocasiones aportó el dinero público.

¿Es lo mismo que ocurrió con Bankia?

No, Bankia acabó intervenida y sus acciones perdieron mucho de su valor pero no llegaron a desaparecer. En aquel caso era lo que se conoce en el sector como un bail-out (un rescate desde fuera) y ahora un bail-in. Dos palabras para hacer referencia a la existencia de un rescate, pero que en el primer caso la inyección viene de fuera en este segundo viene de dentro asumiendo pérdidas sus accionistas y algunos bonistas. En el caso de Bankia todavía había esperanzas para los inversores de que sus acciones subieran (como ha ocurrido) y seguían teniendo participación en el banco. Posteriormente, incluso algunos recuperaron su inversión tras detectarse que el folleto de la salida a bolsa no era real.

¿Por qué deciden que paguen los accionistas este roto?

Tras varios rescates bancarios en medio de la crisis con inyecciones de dinero público en las entidades, Bruselas dio un paso hacia la creación de un mecanismo para la supervisión, intervención y, en caso de necesidad, resolución de las entidades no viables. En 2015, aprobó la directiva de Reordenación y Resolución Bancaria donde se establecían las bases de qué hacer con las entidades no viables. Entre ellas, estaba la base de que primero las pérdidas debían ser asumidas por los accionistas y los que tienen la deuda de la entidad. Esto quiere decir que en el caso de que se active, como ha ocurrido con Popular, lo pierden todo. Así al detectar que existe una riesgo de liquidez y que el banco es inviable, el sistema se activa para tratar de hacer que el impacto de una posible liquidación de Banco Popular sea el menor posible para el sistema y para los clientes.

¿Se han destinado recursos públicos?

"La operación se realiza sin comprometer recursos públicos, ni afectar a ningún acreedor ordinario ni depósito", ha dicho el Frob en un comunicado. Ana Patricia Botín también ha asegurado que no han tenido ayudas públicas ni ahora ni en un futuro, como en otras operaciones de entidades quebradas cuando se vendieron con las conocidas como esquemas de protección de activos. Tampoco habrá avales.

¿Por qué ha costado 1 euro?

Banco Santander ha pagado 1 euro por la compra de Banco Popular pero deberá invertir mucho más en sanear las cuentas de la entidad adquirida. Uno de los problemas para que la entidad no haya encontrado comprador por si sola es el estado de su balance donde el ladrillo está cifrado en unos 35.000 millones de euros. Para limpiar las cuentas de Popular, Santander hará una ampliación de capital de 7.000 millones de euros, en la que tendrán derecho de suscripción preferente los actuales accionistas. Con esta cantidad tendrá un colchón de capital con la que asumir la compra y sus derivadas. Santander además aumentará las provisiones en 7.900 millones de euros, de las que 7.200 millones irán para provisiones del ladrillo.

Si es tan buena la operación, ¿por qué no lo compró antes?

"El anterior proceso era una operación de mercado que hubiera necesitado una oferta pública con una prima y en esas condiciones consideramos que no tenía interés para nuestros accionistas", ha dicho Ana Patricia Botín al explicar la operación actual. Considera que la oferta que se ha hecho ahora tras la petición de Bruselas se ha hecho en otras condiciones y ha sido "muy distinta" a la que hubieran presentado en ese momento. "No hemos recibido presiones", ha contestado Botín a las preguntas de los periodistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha