eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cómo saber qué tarifa de la luz tengo y cómo me afectan las subidas de estos días

La escalada tiene impacto inmediato en los clientes que tienen el precio regulado, denominado PVPC, que pese a la volatilidad es la opción más económica, según los expertos y la CNMC

Clientes que están en el mercado libre, el preferido por el presidente de la patronal Unesa, reciben mensajes tranquilizadores de las empresas informándoles de que las subidas de estos días no les afectan

Endesa asegura que “la ola de frío encarece el precio de la luz en la tarifa regulada”, que “ha subido y seguirá haciéndolo”, mientras sus abonados en el mercado libre “no se verán afectados”

- PUBLICIDAD -
Factura de la luz

Una factura de la luz. Europa Press

Si usted es cliente de Iberdrola, es probable que, coincidiendo con la escalada del precio de la electricidad en el mercado mayorista (el denominado ‘pool’), haya recibido este mensaje en su teléfono móvil: “INFO: Para su tranquilidad, le recordamos que las actuales variaciones en el precio de la luz no afectan al Plan que tiene contratado con Iberdrola”.

Mensaje de Iberdrola.

Mensaje de Iberdrola.

Si es así, es posible que usted no sepa que ese “plan” corresponde a un contrato en el denominado “mercado libre”, en el que ha pactado un precio de antemano con su comercializadora, en este caso, Iberdrola. Si desconocía que tiene ese contrato, que corresponde al 64% de los clientes eléctricos de esta empresa (6,5 millones), no se alarme; es normal: según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ocho de cada diez hogares no distinguen entre el mercado libre y el regulado de la luz, y el 44,4% ignora qué tarifa eléctrica tiene contratada.

La escalada en el 'pool', esa bolsa donde las comercializadoras compran la energía a las generadoras (en el caso de las grandes eléctricas, el intercambio se produce entre empresas del mismo grupo) con un mecanismo de fijación de precios que muchos cuestionan, va a tener un impacto directo en los clientes que tienen la tarifa regulada de luz, que desde 2014 se llama precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC).

El PVPC, la antigua tarifa de último recurso (TUR), está disponible para los suministros con menos de 10 kilovatios (Kv) de potencia contratada (la media de los hogares en España es de 4,4 Kv). Y es la más expuesta a estas subidas, que la patronal Unesa ha cifrado en ocho o nueve euros más al mes en la factura de enero, como consecuencia del sistema de fijación de precios que el Gobierno impuso en 2014, tras anular el actual modelo, basado en subastas trimestrales.

El efecto de la escalada del 'pool' en los clientes con PVPC se agudiza si se tiene instalado un contador inteligente: en este caso, la energía se factura por horas, así que se está al albur de los vaivenes horarios del precio del mercado mayorista; si se tiene un contador analógico, se factura una media diaria calculada en función del perfil de consumo de todos los consumidores.

Con el PVPC, en resumen, el precio de la energía (que supone un 35% del recibo) depende de lo que marca cada día (o cada hora) el 'pool', ese mercado que ahora está en niveles inusualmente altos y que hace unos meses (en el primer cuatrimestre de 2016) era mucho más barato, por la abundancia de lluvia y de viento.

Cuál es mi contrato

La modalidad a la que están acogidos los clientes y el tipo de contador figuran por ley en las facturas de la luz, en un apartado con los datos del contrato. ¿Cuál es la mejor opción? A largo plazo, el PVPC es la modalidad más económica, pese a la volatilidad de estos días, a juicio de los expertos y de la propia CNMC. En noviembre pasado, el regulador, tras analizar los datos de un año hasta julio de 2016, cifraba en unos 32 euros anuales el ahorro mínimo con respecto a las "ofertas" del mercado libre. Los expertos recomiendan el PVPC con discriminación horaria, la antigua tarifa nocturna, siempre que se gestione el consumo en las horas más baratas (por la noche).

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los contratos en el mercado libre que venzan este mes van a recoger el encarecimiento de la energía en el 'pool' en los últimos meses. Estos contratos pueden ofrecer un precio fijo (por uno o incluso dos años), aunque lo normal es que se revisen periódicamente (mensualmente o cada trimestre), y la referencia suele ser el famoso ‘pool’.

Pese a ser más barato que el mercado libre, el PVPC está en claro retroceso. A junio pasado más de la mitad de los pequeños consumidores (el 54%, unos 13,64 millones de hogares) habían firmado un contrato en el mercado libre, mientras que el 46% tenía el PVPC (12 millones de clientes). El trasvase bien pudiera estar relacionado con la agresividad de los comerciales de las compañías (muchas veces, subcontratados con condiciones precarias), que muchas veces se sirven de “mentiras” (según  la OCU) para convencer a los clientes de las bondades de sus “ofertas”.

Iberdrola no es la única empresa que estos días está aprovechando para vender la “tranquilidad” de tener un contrato en el mercado libre, la opción por la que el presidente de Unesa, Eduardo Montes, ha mostrado su "inclinación personal" en diversas entrevistas. Endesa, por ejemplo, ha habilitado una web en la que asegura que “la ola de frío encarece el precio de la luz en la tarifa regulada (PVPC)”, que “ha subido y seguirá haciéndolo en los próximos días”, mientras que “los clientes de Endesa que tengan una tarifa del mercado libre no se verán afectados”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha