Opinión y blogs

eldiario.es

Ni un cortocircuito en el horizonte del Outlander PHEV, el híbrido enchufable de referencia

Sin cambios estéticos, Mitsubishi optimiza el sistema híbrido enchufable de su Outlander, que ahora dispone mayor autonomía eléctrica y disminuye su consumo mixto homologado.

La marca japonesa incluye el nuevo botón EV para poner en marcha el modo cien por cien eléctrico.

Se han revisado la gestión electrónica de la tracción total y el esquema de suspensiones en busca de un mejor tacto de conducción, el principal lastre de este todocamino.

- PUBLICIDAD -
El Mitsubishi Outlander PHEV es el híbrido enchufable más vendido en España con un cuota de mercado del 42%

El Mitsubishi Outlander PHEV es el híbrido enchufable más vendido en España con una cuota de mercado del 42%.

La presencia de híbridos enchufables aumenta progresivamente en el mercado español: en los nueve meses de año 2016 se han ejecutado 1.339 matriculaciones de automóviles con esta tecnología, de los cuales, 495 corresponden al Mitsubishi Outlander PHEV (42% de cuota). Ya fue líder absoluto, incluidos eléctricos puros, en 2015, y con tres meses por delante del 16, el fabricante japonés lanza una actualización de su todocamino de propulsión alternativa.

La ventaja del Outlander PHEV (4,70 metros de longitud) sobre cualquiera de sus rivales es que fue el primero en llegar (en 2014) y su precio es hasta cierto punto competitivo (Mitsubishi lo equipara al del Outlander turbodiésel).

Sin apenas competencia cuando la firma de los tres diamantes inició su comercialización, ahora toca apuntalar un producto que se enfrenta por igual a eléctricos (Nissan Leaf, Renault Zoe o Kia Soul EV), eléctricos de autonomía extendida (BMW i3 Rex) y al batallón de híbridos enchufables premium (Audi A3 e-tron, Volkswagen Passat GTE o Volvo XC90 T8 Twin Engine, entre otros muchos). Ahora, Mitsubishi anuncia el inicio de las ventas del nuevo Outlander PHEV MY17, que año a año desde su nacimiento ha ido incorporando novedades.

Las últimas, afectan al sistema de propulsión, optimizado para ofrecer más autonomía eléctrica (de 52 a 54 kilómetros), disminuir el consumo homologado (de 1,8 a 1,7 litros a los 100 kilómetros) y las emisiones de CO2 (de 42 a 41 g/km) e implementar el botón EV para forzar el modo de funcionamiento eléctrico.

La revisión del Outlander PHEV incluye un freno de mano eléctrico, liberando espacio de la consola central

La revisión del Outlander PHEV incluye un freno de mano eléctrico, liberando espacio de la consola central.

Además, se han revisado la gestión electrónica del sistema de tracción total para incrementar la estabilidad en curva y el esquema de suspensiones. Dice Mitsubishi que el objetivo, en conjunto, es “mejorar la sensación de contacto con la carretera”, aumentando el dinamismo y la rigidez del conjunto.

Por último, la dotación de seguridad e infoentretenimiento crece con la implementación del sistema de detección de ángulo muerto, la alerta de tráfico trasero, el detector de patones, el cambio automático de luces de carretera y la conexión para smartphones (apple Play y Android Auto). Por su parte, el interior del Outlander PHEV ofrece pequeñas mejoras como la apuesta por un freno eléctrico con función de asistencia en pendientes y unos gráficos optimizados en la pantalla de instrumentación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha