eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El machismo se cuela en las novatadas de la Universidad de Extremadura

Los festejos dan rienda suelta a juegos eróticos en los que las chicas son tratadas como un objeto sexual

Las novatadas están prohibidas, aunque se celebran dentro y fuera de los campus de la región

- PUBLICIDAD -

Las manos de decenas de chicas se entrelazan por debajo de la entrepierna de un chico. Con esta incómoda postura avanzan por una avenida. En otros casos toca restregarse una moneda de cinco céntimos o un hielo por todo el cuerpo sin la ayuda de las manos–es un veterano el que acompaña a la joven novata-.

Más tarde se invita a la joven a   comerse un plátano recubierto de nata, y colocado a la altura del cinturón del chico, simulando ser un pene…

Se trata de   prácticas machistas y de dominación  que este año se han vuelto a colar en las   novatadas. Y sí: ha sido en la   Universidad de Extremadura.

Los estudiantes entienden las novatadas como un rato de   juego y de bromas  en el que muchos se conocen por primera vez. De hecho aquellos que ya abandonaron la universidad recuerdan las novatadas con cierta   nostalgia adolescente.  Muchos añoran con simpatía  el momento en que les tocó pringarse de talcos, huevos y harina. Pero hay otros casos en los que el juego queda al margen para convertirse en otra cosa.

En materia política el   pleno del Senado  ha aprobado una   moción  que   insta al Gobierno a adoptar medidas contra las novatadas. Una iniciativa del Grupo Popular  pactada con el resto de formaciones, y que se convierte en el primer acuerdo de la Legislatura en materia de Educación.

Las novatadas están prohibidas en Extremadura

Cuando comienza el curso, los alumnos de nuevo ingreso en la Universidad de Extremadura reciben una carta de bienvenida   desde el Vicerrectorado de Estudiantes  en el que se les informa de que las novatadas están prohibidas y que constituyen una   “práctica arcaica que daña seriamente la imagen de la universidad”. También anima a todos aquellos que puedan sentirse agredidos, humillados, o sencillamente inquietados en su derecho a la libre asistencia a clase o movilidad, a que denuncien esta situación.

Sin embargo las novatadas se producen, dentro y fuera de los campus universitarios de la Universidad de Extremadura.  Destaca el caso de la Plaza Mayor de Cáceres, donde cada año se agolpan decenas de cientos de jóvenes bebiendo alcohol en los 'botellones' para celebrar sus primeros días universitarios.

Bajo la presión del grupo se anima a beber alcohol a jóvenes que   en ocasiones cogen sus primeras borracheras en estos contextos, según han confirmado varios estudiantes de la Universidad de Extremadura a eldiario.es. Las mismas fuentes han conformado que la   “broma” del plátano se repite, tanto en las facultades de Badajoz como en las de Cáceres.

La opinión de las asambleas estudiantiles

Desde la   Asamblea Universitaria de Cáceres, una de sus representantes, Amanda, ha explicado cómo este mismo año   se animaba a las chicas a desnudarse en la Plaza Mayor alrededor de los botellones.  “Nos metimos en medio de un corro, a sacar a una chica que por integrarse con el resto hacía un striptease, simplemente porque se lo pidieron unos veteranos”. Además ha relatado con indignación como se insta a las chicas novatas a repetir frases como “las de Derecho, la chupan sin condón”, por ejemplo.

La   Asamblea de Universitaria de Badajoz  pone de manifiesto que   la opinión dentro de la asamblea está dividida.  Algunos opinan que no se denigra o se humilla al novato y otros están en contra. Sin embargo cuentan cómo en algunos casos, después de la correspondiente pringada, se hace un foso con restos de vísceras y hasta gusanos, donde el novato debe introducirse. También confirman casos de sexismo en las novatadas.

"No se obliga a nadie a realizar estas prácticas, es más la presión social a la que te someten al hacerlas", comenta Santi, uno de los miembros de la asamblea.

Lo hacen por integrarse

Resulta incomprensible entender desde fuera cómo las chicas acceden a reproducir esquemas machistas bajo la excusa del juego. Adela Fernández, psicóloga y terapeuta especialista en Conducta, ha explicado a eldiario.es que las jóvenes pueden llegar a aceptar los comportamientos denigrantes como una parte de las novatadas solo para sentirse integradas en un grupo en el que acaban de introducirse, y en el que por se sienten inseguras.

"A la edad a la que entran a la universidad, a los 18, necesitan el respaldo del grupo". Quieren darse a conocer de forma positiva y generar una buena imagen. La experta ha detallado que siguen siendo vulnerables a lo que puedan pensar los demás, al miedo o al rechazo del grupo, y por eso terminan sometiéndose a situaciones como la del plátano. 

Insiste en que las novatadas en sí no tienen por qué ser un problema. Entendidas de manera general son el punto de partida de amistades y de acercamientos. Pero sí supone un problema, "completamente fuera de contexto", cuando se somete a la joven. Es una agresión.

Otra de las cuestiones que ha resaltado es el machismo está impregnado en la sociedad, en las relaciones de las chicas, que en muchas ocasiones siguen siendo unas adolescentes. De hecho puede que no sean conscientes de que son utilizadas como un objeto sexual en situaciones denigrantes porque existe un mensaje subliminal que repiten, y que se transmite a través de revistas o la televisión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha