eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

El hombre que puede oír el wifi: “Es un mundo privado entre las máquinas y yo”

Para algunos padecer sordera puede ser sinónimo de dificultad, pero otros prefieren sacar partido a su situación, ir más allá y crear nuevos sentidos: Frank Swain es el primer humano capaz de oír el wifi. ¿Quieres saber cómo suenan las ondas con las que convivimos?

- PUBLICIDAD -
Frank Swain escucha las ondas electromagnéticas que nos rodean y decide cuándo quedarse en silencio

Frank Swain escucha las ondas electromagnéticas que nos rodean y decide cuándo quedarse en silencio

El mundo que nos rodea está vivo, se queja, genera sonidos. Sonidos que no podemos escuchar pero que están ahí. Sonidos de corrientes ocultas. Sonidos de señales electromagnéticas. En estos momentos hay decenas de ondas cruzando desde una punta a otra de tu habitación. Chocan contigo, van a parar a tu teléfono móvil, lo conectan con tu televisor y con tu ordenador.

Paseas por la calle y ocurre lo mismo, pero, al contrario de lo que podría parecer, esas ondas no son mudas. ¿Quieres saber cómo suenan? Es una mezcla de pitidos, de ruido que recuerda a un transistor buscando señal, de viento, de cacharro estropeado. Escucha:

Es posible que te resulte molesto, indescriptible e inútil, pero hay quien no piensa lo mismo. Su nombre es Frank Swain y él sí puede escuchar el wifi, a pesar de sus problemas auditivos. Para él los sonidos lejanos de la red inalámbrica son como pequeños “clics”, mientras que la señal de su 'router' le suena a melodía. Ha pasado muchos años de su vida investigando nuevas técnicas para mejorar las capacidades humanas y cree que ha llegado la hora de aumentar las suyas propias.

Lo hace gracias a Phantom Terrains, una plataforma creada por Daniel Jones, artista e ingeniero de 'software' que dice tener la intención de “explorar nuevas vías en las que el sonido y la tecnología puedan iluminar nuestra comprensión del mundo”. Jones desarrolló un 'software' capaz de captar las señales inalámbricas y plasmarlas en forma de sonido en tiempo real.

Fue un proceso gradual “y bastante experimental”, basado en explorar las propiedades de esas redes habitualmente ocultas a la vista: desde los datos que identifican al 'router' hasta el país de fabricación o su nivel de seguridad. Todo queda registrado y pasa a ser un sonido más gracias a la representación que el propio Jones hace, una especie de “traducción” de esas propiedades. Una forma de mapear la “sonificación”, como la llama el artista.

El artista Daniel Jones quiere mapear la "sonificación"

El artista Daniel Jones quiere mapear la "sonificación"

Interpretar la realidad

Su objetivo es determinar si realmente es posible conocer un poco mejor el mundo que nos rodea escuchando cada decibelio, incluso los que habitualmente están fuera de nuestro alcance. Dice Swain que cuando una persona utiliza audífonos – como él – puede decidir cuándo amplificar el sonido o suprimirlo. Es una forma de escuchar una interpretación del mundo que te rodea”, comenta a HojaDeRouter.com. Swain decidió ver hasta dónde podía llevar esa interpretación especialmente porque el wifi es algo que está en todas partes.

Para utilizar la plataforma en su día a día, Swain no necesita más que un iPhone 'hackeado' y unos audífonos. Ese iPhone, conectado a la Red, se encarga de recopilar todos los datos, y gracias al 'software' creado por Jones esos datos se convierten en el sonido que Swain escucha por los audífonos.

Además, incorporan una tecnología que posibilita que el ruido de ese wifi se entremezcle con el sonido ambiente para que Swain se acostumbre a escucharlo y lo normalice. El propio Swain explica a este medio que esta es una buena forma de explorar lo que la audición realmente significa para alguien que usa audífonos. ¿Qué decidirá esa persona que sea parte de su paisaje auditivo? ¿Qué excluirá? Por supuesto, tiene la opción de quedarse en silencio siempre que lo desee.

A pesar de tener dificultades para escuchar Swain cree que puede generar nuevos sentidos gracias a 'Panthom Terrains'

A pesar de tener dificultades para escuchar Swain cree que puede generar nuevos sentidos gracias a 'Panthom Terrains'

Aumentar las capacidades y los sentidos

Para Swain, lo más importante es desafiar las ideas que habitualmente la gente tiene acerca de la pérdida de audición. Quiere que se dejen de ver los audífonos como una prótesis y comiencen a verlos como una mejora. ¿Por qué conformarse con ser igual de capaz que todos los demás? “¿Por qué no puedo intentar escuchar mejor que ellos?”, se pregunta.

Al final cualquiera podría utilizar esta tecnología, aunque lo más adecuado sería que lo hicieran personas como Frank Swain y que sirviera especialmente para investigar qué efectos puede tener escuchar esas “señales” de forma diaria para alguien con deficiencia auditiva. “ ¿Podría llegar a generar un sentido adicional?”, se pregunta Jones.

Sin embargo, no cree que sea algo que se vaya a generalizar en un futuro próximo. Es muy probable que la mayor parte de los usuarios lo vean como algo molesto y poco útil. Ese es uno de los principales retos y dificultades de la herramienta: tal vez para algunos solo genera ruido y no información relevante.

“¿Cómo podemos utilizar la información de los sonidos que nos llegan de las redes?”. Daniel Jones cree que aunque a nivel particular y desde ese punto de vista no sea un elemento necesario, sí que puede serlo para entender la infraestructura de ondas y redes que recorren nuestras ciudades.

Al escuchar el wifi Swain dice encontrarse en un mundo privado entre él y las máquinas

Al escuchar el wifi Swain dice encontrarse en un mundo privado entre él y las máquinas

Swain lo deja claro: “no pretendemos que este proyecto sea realmente útil para otras personas”. Con que lo sea para él, y para saciar su curiosidad sobre los límites de su audición y cómo superarlos, es suficiente.

¿Qué es lo que escucha Swain? Lo define como un mundo secreto. Siente que puede estar más cerca de la ciudad que cualquier otra persona. Puede sentir una parte de ella. Una parte que otros no pueden experimentar. “Es un mundo privado entre las máquinas y yo”.

Por cierto, el wifi no solo puede ser escuchado: también puede verse. Para eso ambos trabajaron desde el principio con Stefanie Posavec, un ilustrador de datos que crea visualizaciones de los paisajes generados gracias a las conexiones inalámbricas y que fueron muy útiles para esa “sonificación”.

Daniel Jones cree que ‘Phantom Terrains’ enseña mucho acerca de las complejas relaciones entre las personas y las diferentes infraestructuras del terreno urbano. Lugares que pueden ser muy ruidosos para el oído también pueden ser muy tranquilos en términos de datos y de wifi. El metro es un lugar de “paz y serenidad” para quien escucha las ondas, ya que hay muy pocas señales inalámbricas en él.

Las aplicaciones, para Jones, aún están por descubrir pero podrían ser muchas sobre todo para el ámbito de las infraestructuras de redes inalámbricas. Incluso él ha detectado un problema en su 'router' al escuchar la señal de wifi que generaba. ¿Por qué no podría ayudarnos a resolver otros problemas importantes? Si las señales invisibles que nos rodean empiezan a chirriar, tal vez deberíamos tenerlo en cuenta.

--------------

Las imágenes utilizadas para este artículo son propiedad, por orden de aparición, de Frank Swain, IsaacMao, Daniel Jones y Phantomterrains.com

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha