eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Españoles en Mordor, Poniente, el Enterprise y una galaxia muy muy lejana

Empresas españolas como SGO, Next Limit, El Ranchito o Solid Angle están detrás de las tecnologías que se emplean para crear escenas tan famosas como las batallas de 'Juego de tronos' o la lava del Monte del Destino en 'El señor de los anillos'. Estudios de todo el planeta se sirven de sus herramientas o requieren sus servicios. Incluso han recibido el reconocimiento de la Academia de Hollywood. 

- PUBLICIDAD -
Khaleesi pudo contemplar el horizonte gracias a Arnold, un 'software' de procedencia española. (Imagen: Solid Angle)

Khaleesi pudo contemplar el horizonte gracias a Arnold, un 'software' de procedencia española.

Cuando la amenazante lava del Monte del Destino engulló a Gollum en 'El retorno del rey', ellos estaban detrás. También fueron responsables del acabado final de 'Star Wars: El despertar de la Fuerza'. Su trabajo se ha llevado premios de la Academia de Hollywood y también de la española. No siempre tan visibles como se merecen, algunos de los artífices de las imágenes más míticas de la cultura popular son españoles. 

Empresas patrias como  SGO, Next Limit, El Ranchito o Solid Angle logran agenciarse algunos de los encargos más jugosos. Por sus expertas manos han pasado los efectos especiales o los procesos de posproducción de taquillazos como 'El señor de los anillos' o 'El hobbit', las cintas más recientes de 'La guerra de las galaxias' o los films de superhéroes de Marvel. Hay mucho sello español tras estos fenómenos de masas.

Mistika es el programa español de posproducción sin el cual no podríamos haber visto 'El despertar de la fuerza' (Imagen: Cedida por SGO)

Sin Mistika, un programa español de posproducción, 'El despertar de la fuerza' no hubiera sido lo mismo

Ignacio Vargas y Víctor González están al frente de Next Limit desde los años 90. Aunque han desarrollado diversas herramientas para la creación de videojuegos o el 3D, su producto estrella es  RealFlow, un programa para dar en el cine apariencia de fluidos a elementos como el agua, la miel o la lava. En 2008 les valió un Óscar técnico y, un año después, el premio Segundo de Chomón de la Academia de Cine española, que reconoce los avances cinematográficos de empresas y profesionales de nuestro país.

Cuando fundaron la empresa, hace casi 19 años, Vargas y González eran unos veinteañeros que daban sus primeros pasos en la ingeniería. "Mientras estábamos terminando la carrera y estamos haciendo nuestros pinitos con un primer trabajo, se nos ocurre desarrollar algo relacionado con la simulación de fluidos: el mar, las olas, un chorro de agua, la miel… Algo que no existía en ese mercado", explica González a HojaDeRouter.com.

Se pusieron manos a la obra. Crearon un primer prototipo y lo pusieron en marcha "de forma muy artesanal: dos personas en una habitación, con dos ordenadores". La primera versión de RealFlow vio la luz en 1998. Ya van por la décima. Han mejorado aspectos como la velocidad, la usabilidad o la capacidad de simular cosas que no son exactamente líquidos, como barro, arena o nieve, algo que estaban demandando muchos clientes. Por ejemplo, ahora es más fácil simular la huella de una bota en una montaña nevada.

Algunas de las escenas más famosas que debemos a este 'software' se pueden ver en 'Charlie y la fábrica de chocolate', de Tim Burton. RealFlow hizo posible que los ríos de este espeso y dulce manjar lucieran realistas, pero antes ya se había ganado el éxito internacional solucionando un problema que a Peter Jackson se le presentó en Nueva Zelanda. Con algunas películas ya a sus espaldas, la productora de ‘El señor de los anillos’ se puso en contacto con Next Limit para resolver un problema: la textura de la lava del Monte del Destino.

El boca a boca y el prestigio de sus anteriores clientes ayudaron a que Weta Digital los llamara para solucionar su cuestión de fluidos. También fue la lava lo que destacó en 'Pompeya', mientras que las trombas de agua fueron increíbles en 'Poseidón' o en 'Resident Evil'. En España, su tecnología también se pudo ver en el tsunami de 'Lo imposible', cuando RealFlow sirvió para combinar el agua real filmada en los tanques de la alicantina Ciudad de la Luz con agua ficticia.

"Hay miles de capas, hay mucho trabajo que no se nota", afirma González. "Cuando Gollum cae a la lava, que son segundos, nos llevó meses de pruebas, error, otra prueba, otro error... hasta que fue saliendo. Lo ves allí [en el cine] y te quedas extasiado". Su trabajo también está presente en algunas de las creaciones de Marvel, como 'Los vengadores' o la serie 'Daredevil'. La empresa factura anualmente unos  5 millones de euros y tiene una plantilla de unas 60 personas.

De izquierda a derecha, Ignacio Vargas y Víctor González, de Next Limit, en la ceremonia de los Óscar técnicos (Imagen: Next Limit)

De izquierda a derecha, Ignacio Vargas y Víctor González, de Next Limit, en la ceremonia de los Óscar técnicos

También pioneros son los responsables de SGO, con  Miguel Ángel Doncel a la cabeza. Cuando terminó la carrera de Informática, a comienzos de los 90, "el mundo del audiovisual estaba básicamente dominado por 'hardware' propietario, por sistemas cerrados", explica a HojaDeRouter.com. "Yo tenía bastante claro que, a vista de futuro, los ordenadores tenían mucho que decir en el mundo audiovisual, porque era una manera muy eficiente, flexible y productiva de generar contenidos. Entonces decidí crear la compañía con la intención de utilizar ordenadores para dar valor a los procesos de producción audiovisuales".

SGO (o Soluciones Gráficas por Ordenador, "que fue un poco el espíritu de cuando creamos la empresa") surge en 1993, de la mano de varios informáticos apasionados del audiovisual como Doncel. Empezaron buscando cómo integrar tecnologías y acabaron creando sus propios productos, como Mistika, su 'software' estrella.

El objetivo de esta herramienta es sencillo y, a la vez, muy complicado: coger el material de la cámara y "hacer que quede bonito". En todas las áreas de posproducción que uno se pueda imaginar, desde hacer el montaje hasta añadir efectos especiales, corregir el color a gusto del director de fotografía o arreglar la estereoscopia para que no haga daño a la vista. 

"La lista de las películas en las que se ha utilizado Mistika es maravillosamente larga", se vanagloria Doncel. Una de las últimas es 'El despertar de la Fuerza', el séptimo episodio de la saga 'Star Wars'. "Es la película de nuestra generación. El hecho de que nuestro producto salga en los títulos de crédito es algo de lo que me siento especialmente orgulloso", cuenta. "Casi salí como un niño del cine".

No obstante, el proyecto internacional que los situó en primera línea fue la trilogía de ‘El hobbit’, no solo por la estereoscopia o el 3D, que estaban de moda en aquel momento, sino por ser una producción realizada en HFR, rodada en 48 fotogramas por segundo en vez de en 24 cuando todavía no había formatos de proyección que soportaran estas velocidades. "Tuvimos que hacer un trabajo de I+D considerable para las dos cosas, para que la estereoscopia fuera confortable y no cansara a la vista y para poder tener un flujo de trabajo en tiempo real que permitiera trabajar en 4K, sin compresión, a 48 fotogramas por segundo".

Cuando Peter Jackson y su equipo llegaron hasta SGO, ya habían trabajado con varias productoras en Reino Unido: 'Flying Monsters', una película en 3D de 2011 sobre dinosaurios, llegó a ganar un premio BAFTA. Toda la estereoscopía se hizo con Mistika. La integración de efectos y la supervisión de planos de ‘Doctor Strange’ y ‘Capitán América: Civil War’ también son ‘made in Spain’, sin olvidar el acabado final de la alabada animación de ‘Las aventuras de Tintín’. La tecnología de estos compatriotas ha llegado incluso al espacio a bordo del Enterprise, pues también está detrás de 'Star Trek: en la oscuridad'.

'Atrapa la bandera', 'La isla mínima' u 'Ocho apellidos vascos' son algunas de las más recientes producciones españolas en las que han participado. El 'software' también se emplea en series como 'Cuéntame cómo pasó'.

Para el futuro, el equipo de SGO busca que Mistika "haga más cosas, más rápido". Además, según Doncel, el mercado "está en un momento muy interesante, porque hay un montón de retos tecnológicos que están apareciendo en el mundo de la comunicación audiovisual. En mi vida había visto tantos avances en paralelo".

El fundador de SGO cita, por ejemplo, los nuevos formatos que coexisten: HDR, HFR, 4K, 8K… " Todas estas nuevas ideas requieren un esfuerzo tecnológico, requieren herramientas capaces de procesar la información, resolver las problemáticas específicas… Lo que queremos es hacer que Mistika siga siendo la herramienta de referencia para poder generar contenidos en todo este tipo de disciplinas".

Cálculos matemáticos simplificados para imágenes realistas

SGO recibió en 2012 el Segundo de Chomón, pero  la última ganadora de este premio ha sido Solid Angle, una empresa conocida en todo el mundo por su  Arnold, un motor de renderizado capaz de generar imágenes por ordenador que parecen reales. ¿Las ha hecho un 'software' o los genios del equipo de decoración? Más de 300 estudios de cine, según la compañía, han utilizado Arnold para sus efectos especiales. Desde las imágenes espaciales de 'Gravity' hasta el traje de superhéroe de Michael Keaton en 'Birdman'. Fundada por Marcos Fajardo, Solid Angle fue  comprada hace unos meses por la multinacional Autodesk.

Con una trayectoria de más de 15 años, el bueno de Arnold ha llegado también hasta Poniente: la compañía Rodeo FX, ganadora del Emmy a los mejores efectos especiales por 'Juego de tronos', se sirvió de esta herramienta de padres españoles para crear los fondos de muchos paisajes. El aspecto metalizado de Tony Stark en 'Iron Man 3' también es obra de Arnold. Y si te moriste de hambre con las pelotas de 'Lluvia de albóndigas', que sepas que también tienen la culpa.

Otra veterana en estas lides es El Ranchito. La empresa de Félix Bergés (ganador del Goya a los mejores efectos especiales por ‘Ágora’, ‘Lo imposible’ o ‘La gran historia de Mortadelo y Filemón’) es conocida por su labor en muchas producciones españolas, pero también por sus hazañas el extranjero. Su equipo ha estado detrás de los efectos especiales de 'Juego de tronos' en escenas tan aclamadas como  la batalla de Casa Austera.

En 1970, Juan de la Cierva (no el inventor del autogiro, sino su sobrino) se convirtió en el primer español en recibir un premio Óscar por sus innovaciones técnicas. En concreto, Hollywood le recompensó por inventar el Dynalens, un artilugio que ayudaba a estabilizar la cámara en movimiento y evitar los temblores y desenfoques de la imagen.

Más de 40 años después, el talento español sigue brillando con luz propia en la meca del cine. Los españoles juegan en las grandes ligas. La industria nacional tiene "un potencial enorme, porque hay una creatividad increíble y técnicos espectacularmente buenos", sentencia Doncel. Solo le falta un poco más de apoyo por parte de todos para dar el salto de calidad definitivo.

----------------

Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de  Solid Angle, SGO y Next Limit

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha