eldiario.es

Menú

La oposición acusa al Ayuntamiento de Torrejón de ocultar una deuda de seis millones

Mientras el PP asegura que hay un superávit de 3,1 millones, la Intervención municipal alerta de que la deuda llega a los 5,8 millones de euros

La oposición cree que el Ayuntamiento está ocultado la situación financiera y piden explicaciones al alcalde por el desajuste en las cuentas

El Consistorio argumenta que se trata de una "discrepancia técnica" con una interventora que ya no trabaja en el municipio madrileño

- PUBLICIDAD -
La presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, y el consejero de Vivienda, Pedro Rollán, en la festividad de La Paloma

El exalcalde de Torrejón de Ardoz, Pedro Rollán, junto a la presidenta madrileña Cristina Cifuentes. Comunidad de Madrid

Las cuentas no cuadran en Torrejón de Ardoz. Mientras el PP presume de dirigir un Consistorio con un superávit que supera los tres millones de euros en las cuentas públicas, un informe de la Intervención alerta de que las pérdidas se acercan a los seis millones. La oposición ha pedido explicaciones al Ayuntamiento porque sospecha que se han maquillado las cuentas para ocultar la verdadera situación económica del municipio.

En un escrito dirigido al Consistorio, los portavoces de Sí Se Puede, Ganar Torrejón (IU y Equo) y PSOE piden una explicación al alcalde, Ignacio Vázquez Casavilla, por el desfase que existe entre el decreto de liquidación de los presupuestos de 2015 y el informe elaborado por la interventora del Ayuntamiento, Lucía Mora Salas.

El decreto publicado el pasado 29 de febrero por el Ayuntamiento de Torrejón, donde los populares gobiernan con mayoría absoluta, recoge un remanente de tesorería positivo de 3.118.676,39 euros. El documento no está acompañado por el informe de la Intervención del Consistorio, el órgano encargado de controlar las gestión económica.

Sin embargo, sí que existe un informe de la intervención, al que ha tenido acceso eldiario.es, que contiene unas conclusiones distintas a las del decreto. En ese informe se fiscaliza la actividad económica y financiera del año 2015, el último que el municipio madrileño estuvo gobernado por Pedro Rollán, ahora responsable de la Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid.

Según el análisis de la Intervención municipal, el remanente de tesorería no es positivo. Su estudio de las cuentas municipales concluye que existe un saldo negativo que asciende a 5.772.061,07 euros. En total, el desajuste entre el informe de la Intervención y el decreto del Ayuntamiento suma 8.890.737,46.

Más allá de las discrepancias concretas en las cifras, el resultado de los cálculos tiene consecuencias políticas. Con un remanente de tesorería positivo, el Ayuntamiento puede utilizar ese dinero sobrante para financiar modificaciones presupuestarias y gastar más en las partidas que considere. Si es negativo, el Consistorio está obligado a tapar el agujero.

La oposición cree que el Ayuntamiento ha hecho unos cálculos distintos para poder modificar ahora el presupuesto y destinar ese superávit a pagar facturas pendientes, que deberían haberse incluido en el presupuesto inicialmente. Además, señalan que un remanente negativo complica la situación de las cuentas, porque el gobierno municipal no puede pedir un crédito para equilibrarlas. Su endeudamiento está muy por encima del que marca la ley, así que debería recortar gastos.

Una “discrepancia técnica”

El Ayuntamiento de Torrejón reconoce “una discrepancia técnica” con la interventora, que cesó de sus funciones poco después de elaborar el informe, sobre la forma de contabilizar la venta de unas parcelas. La nueva Intervención ha redactado otro documento que, según el Consistorio, avala el cálculo que arroja un superávit, pero que no han incluido en el decreto de liquidación y cuyo contenido no es público.

El Ayuntamiento afirma que consultaron al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas sobre la discrepancia técnica y que éste avaló su forma de hacer los cálculos. Se hizo una consulta por mail, en la que el Ministerio explicó la manera de reflejar en el informe la venta de los suelos, pero advirtió que desconocía las razones de la contabilización, “que en todo caso conocerán los técnicos del Ayuntamiento”. Es decir, la Intervención municipal.

Desde el Consistorio explican que las cuentas, con el nuevo informe de la Intervención, han sido remitidas a la Cámara de Cuentas de Madrid y al propio Ministerio de Hacienda, los órganos que finalmente decidirán sobre el desajuste presupuestario.

Más allá de esta discrepancia concreta, el resto del informe de la Intervención no deja en buen lugar al Ayuntamiento. Señala que el ahorro neto es negativo, que se ha incumplido el Plan de Pago a Proveedores y que el Consistorio “no dispone de suficiente capacidad económica para afrontar su endeudamiento existente a largo plazo”.

El desajuste presupuestario vuelve a poner el foco sobre la gestión de Pedro Rollán, alcalde de Torrejón de Ardoz entre 2007 y 2015, cuando Cifuentes le fichó para su gobierno. La Cámara de Cuentas destapó una lista de irregularidades cometidas en el municipio, que aún tiene que hacer frente a una deuda con Hacienda  generada como consecuencia de la mala gestión de la Empresa Municipal de la Vivienda, presidida por el propio Rollán.

Una de las últimas decisiones del Ayuntamiento, ya con el actual alcalde, Ignacio Vázquez Casavilla, se ha dado de bruces con la Delegación de Gobierno. La representación del Ejecutivo en la capital paralizó la normativa sobre empleados públicos, que pretendía premiar la antigüedad de los funcionarios -una retribución adicional a la ya recogida por la ley-  con cargo al fondo que debería destinarse para gastos sanitarios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha