eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

'Cambiemos Murcia' se constituirá como coalición de partidos sin siglas

La forma jurídica de la unión entre IU, Equo y Podemos en la séptima capital de España se ha aprobado en una asamblea ciudadana, después de intensas negociaciones que estuvieron a punto de verse frustradas en los últimos días

Murcia se une a Madrid, Barcelona y Zaragoza en la conformación de una candidatura que integrará a ciudadanos, partidos y colectivos sociales, y se prepara para acelerar los asuntos pendientes

- PUBLICIDAD -

Antes de que la II Asamblea Ciudadana de Cambiemos Murcia diera comienzo, en la calle, ha habido gestos de alivio, de cansancio y de satisfacción mezclados y agitados; ha habido muecas y resoplidos por la última semana de negociaciones entre partidos políticos y colectivos sociales y vecinales, recordando las dos opciones a las que se enfrentaban: o sacar el pañuelo para engujar las lágrimas de un fracaso, o descorchar el cava para celebrar el éxito de un acuerdo.

Finalmente sucedió lo segundo, y así se ha reconocido también dentro del Paraninfo de la Universidad de Murcia, desde la mesa de coordinación del acto: "Hemos estado a punto de tener que desconvocar esta asamblea", ha afirmado con seriedad Antonio Campillo, "pero gracias al esfuerzo y a la generosidad de todos y de todas, hoy estamos aquí". Voluntad, trabajo y esfuerzo han sido las claves más repetidas.

La gran piedra en el camino, por la importancia que se le concedió desde el principio en el seno de las "sensibilidades" que habían de confluir, era la forma jurídica de la hipotética unión de fuerzas. En las últimas semanas, expresiones como 'líneas rojas' y 'requisitos indispensables' se mezclaban, en difícil maridaje, con otras como 'generosidad' y 'voluntad política'. Y en esas ha ido moviéndose el péndulo, montados en una montaña rusa -o por buscar un símil más murciano, subidos en los cangilones de una noria de riego-, con contínuas subidas y bajadas por los rumores de "parece que habrá acuerdo" y de "parece que no va a ser posible".

Por todo ello, y ante un auditorio que rozaba el lleno, el asunto de la fórmula jurídica ha ocupado el primer lugar del orden del día. La encargada de leer el acuerdo que tenía que ser ratificado posteriormente en votación, Alicia Morales, ha desgranado las claves de lo pactado: "La fórmula será la de la coalición sin siglas; ningún partido hará cartel de la candidatura con sus siglas durante la campaña ni durante la legislatura; y durante la precampaña, cualquier partido podrá hablar y apoyar a 'Cambiemos Murcia' en sus actos con las siguientes precauciones".

Dichas "precauciones" son que ningún partido podrá incluir el nombre de 'Cambiemos Murcia' en sus carteles; que en los dípticos sí que podrá incluirse que se va a hablar de 'Cambiemos Murcia', pero con la misma tipografía que utilice el partido en cuestión, y sin la imagen corporativa, ni tipografía, ni logo ni colores de 'Cambiemos Murcia'; que Podemos se podrá presentar a la coalición con un partido instrumental; que el o la representante legal de 'Cambiemos Murcia' ante la Junta Electoral no pertenecerá a partido alguno y será una persona de consenso; que los o las titulares de las cuentas corrientes de 'Cambiemos Murcia' serán ciudadanos que no tengan filiación política; y que no se solicitarán préstamos a bancos, "debido a la negativa a aceptar ese punto por parte de algunos de los partidos que se implican en la coalición".

Vídeo de la exposición del acuerdo de la forma jurídica

 

A renglón seguido ha habido una primera puntualización: Toni Carrasco, Secretario General de Podemos en el municipio de Murcia, ha lamentado que uno de los puntos haya quedado "confuso en su redacción", y ha querido aclarar que "no se trata sólo de Podemos, sino que cualquier ciudadano, sea de Podemos o no, podrá sumarse a la coalición con un partido instrumental". Aclarado ese extremo, se ha iniciado un pequeño debate en torno a varias preguntas y un anhelo: ¿Por qué los partidos deben ocultar sus siglas? "¿Acaso son apestados?", ha añadido un ciudadano. ¿Y qué significa exactamente "coalición sin siglas"?, ha preguntado otro ciudadano. En cuanto al anhelo: que este acuerdo se lleve al ámbito de Ganemos la Región de Murcia, "o no tendrá sentido".

Antonio Campillo, desde la mesa de coordinación de la asamblea, ha querido dejar claro que, jurídicamente, 'Cambiemos Murcia' será una coalición formal de partidos, y que como tal, gozará de ventajas como tener acceso a recibir subvenciones y contar con menos trabas legales para su constitución. Y ha apostillado que "en este caso excepcional, Murcia se une a Madrid, Barcelona y Zaragoza en la fortuna de tener una candidatura de unidad". "Se trata de una noticia de alcance nacional", ha proclamado con orgullo.

Antes de la votación del acuerdo, las preguntas han seguido produciéndose ante el gesto torcido de algunos de los presentes, aunque pronto se han acallado con la verbalización general del concepto más allá de la letra pequeña: "Este acuerdo es el que permite que estemos aquí", se ha dicho desde el público. "De lo que se trata es de dejar las siglas a un lado y poner a las personas por delante", ha afirmado otro interviniente al que han seguido los aplausos. Y desde la mesa, Alicia Morales ha vuelto a insistir: "Todo esto nace de una propuesta ciudadana aunque no hay que olvidar el trabajo de los partidos políticos; estamos ante un momento histórico".

La última intervención antes de la votación, que ha preparado los ánimos y también ha arrancado fuertes aplausos, ha sido una llamada entusiasta "a dejar atrás la forma jurídica y empezar a pensar en otras cosas". Por ejemplo, "hay que empezar a pensar en cómo nos vamos a financiar y en cómo vamos a ganarle al PP". Así, tras la tensión, se podría pensar que la votación de la forma jurídica iba a ser más reñida, pero no lo ha sido: 3 votos en contra, 7 abstenciones y más de 200 votos a favor han ratificado el acuerdo y han arrancado, ahora sí, el aplauso más largo de la mañana.

Temores que son tareas

El resto de la asamblea ha estado salpicada de intervenciones más o menos positivas, más o menos críticas, en un ambiente más de responsabilidad y de seriedad que de euforia. Se han expresado temores que en realidad podrían cosiderarse tareas pendientes, para las cuales, además, tampoco queda demasiado tiempo. Las más repetidas, y las que más comentarios han generado, han hecho referencia al sistema de votación de las primarias y a las fuentes de financiación.

En cuanto a las primarias, dos dudas esenciales que aún no se han cerrado en el grupo de trabajo creado a tal efecto: Por un lado, la posibilidad de que se puedan presentar listas al proceso, y por otro, la manera de articular un sistema de votación lo más garantista posible.

Sobre las listas, aun considerándose como se considera, y como ya está aprobado, que de haberlas serán abiertas, y que en cualquier caso se votará a la persona y no a una lista completa, se ha expresado el temor de que en dichas listas se puedan agrupar personas del mismo partido. Algunos ciudadanos y ciudadanas han pedido que no sea posible que se presenten listas sino únicamente personas de manera individual. Y en cuanto al sistema de votación, será mixto, con un plazo de voto telemático y otro de voto presencial, dejando aún por concretar los detalles sobre qué plataforma telemática se usará, o de si se podría configurar un censo -algo que casi está descartado por su complejidad-. Respecto al calendario, se mantiene tal y como se expuso en la I Asamblea Ciudadana, la del pasado 7 de febrero.

Y en cuanto a la financiación, se ha puesto en cuestión el acuerdo alcanzado sobre descartar la solicitud de préstamos a entidades bancarias: "No seamos tiquismiquis", ha dicho una ciudadana que participa en el grupo de trabajo de finanzas, para añadir que en su opinión, "hay que sacar dinero de donde sea y como sea, siempre de manera ética, claro". "Tenemos que saber cómo nos vamos a financiar, porque los rivales políticos manejan mucho dinero y muchos medios; habrá que hacer teatro de títeres en las plazas, o vender 'merchandising' o algo, para obtener fondos", se ha advertido.

Otro ciudadano ha propuesto la fórmula adoptada por Podemos en Andalucía, donde se están financiando con el llamado 'crowdfounding', comprometiéndose a devolver el dinero a los que lo aporten una vez se acceda a representación y se reciban subvenciones. "Sería pedir un aval de confianza", ha explicado.

Definir la organización de 'Cambiemos Murcia'

Durante la asamblea han intervenido los encargados de los cinco grupos de trabajo para presentar el resultado de sus sesiones, y todos ellos han arengado al público a participar en las reuniones y a aportar propuestas para el documento político, el organizativo, el grupo de comunicación, el de finanzas y el de primarias.

En cuanto a la organización, se ha definido una estructura básica en torno a una Asamblea Ciudadana, una Coordinadora, una Comisión de Garantías y varios Grupos de Trabajo. A la Asamblea Ciudadana corresponde el papel de ser el órgano máximo de debate y de decisión en 'Cambiemos Murcia', y en ella podrán participar las personas mayores de 16 años que residan en el municipio y que se inscriban.

Las decisiones de la Asamblea se tomarán mediante una combinación de reuniones presenciales y consultas vinculantes, y atañirán a la aprobación del reglamento de primarias, de los documentos organizativo y ético, la elección de las personas que formarán los órganos internos o la revocación de los cargos, entre otras. La Coordinadora será el equipo ejecutivo de la Asamblea y velará por el cumplimiento de todos los acuerdos adptados en ella.

La Comisión de Garantías garantizará el cumplimiento de los principios éticos, la neutralidad de los procesos electorales, la transparencia y la participación en la gestión económica del municipio, y actuará de oficio o a petición de cualquier miembro inscrito. Y en cuanto a los grupos de trabajo, se han dejado por definir, aunque se trata de crear equipos abiertos a la participación en cuestiones sectoriales, territoriales y temático-temporales.

Comunicar 'Cambiemos Murcia'

En la asamblea también se han relatado los primeros pasos de la tarea de comunicación, elemento que se considera fundamental para poder llegar a la ciudadanía, especialmente si se tiene en cuenta que al no reflejar las siglas de ninguno de los partidos, "es posible que se genere confusión en la gente y que no encuentren la papeleta de 'Cambiemos Murcia'". De ese modo, una cuenta de Twitter, @CambiemosMurcia, otra de Facebook y una dirección de correo electrónico, cambiemosmurcia@gmail.com, ya están en funcionamiento.

Otro punto a tratar ha sido la ratificación de los cargos de portavoz que ya vienen ejerciendo tres personas en nombre de 'Cambiemos Murcia': Alicia Morales, Jorge Esteban y Anastasio Sánchez. Y un punto más: la elección del logo. Tras un periodo de concurso, con unas bases que se pueden consultar en el Facebook de la formación, se ha decidido ampliar el plazo hasta el 28 de febrero a las 00:00 horas.

Y rozando las dos de la tarde, de nuevo, han asomado los gestos de cansancio y de satisfacción en los miembros de la mesa, entre aplausos, porque será posible seguir trabajando en el seno de 'Cambiemos Murcia' con la vista puesta en la línea de salida: las elecciones municipales del mes de mayo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha