eldiario.es

Menú

“Nunca firmé nada que no hubiesen aprobado los técnicos”

El exconsejero de Obras Públicas Joaquín Bascuñana insistió en reiteradas ocasiones en la comisión de investigación sobre la desaladora de Escombreras que los informes de asesoría externa obtuvieron la validez de los servicios técnicos y jurídicos de la Comunidad Autónoma.

- PUBLICIDAD -
Ex consejero de Obras Públicas Joaquín Bascuñana

Ex consejero de Obras Públicas Joaquín Bascuñana

El exconsejero de Obras Públicas entre 2003 y 2007, Joaquín Bascuñana, reiteró en diferentes ocasiones durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre la desalinizadora de Escombreras que los informes técnicos realizados por la asesoría externa fueron después aprobados por los servicios técnicos y jurídicos de la Comunidad Autónoma.

Bascuñana señaló que los expedientes sólo podían llegar al Consejo de Gobierno si habían sido avalados por los técnicos. “Quiero reconocer que quien llevó a cabo aquello lo hizo con las mejores garantías. Otra cosa es que administrativamente se cometiera algún fallo”, afirmó el exconsejero en relación a los informes jurídicos que respaldaron la creación del Ente Público del Agua (EPA).

El también imputado por el caso Novo Carthago también insistió en que “los informes de la Conferencia Hidrográfica del Segura eran preceptivos, pero no vinculantes. “Lo que dice la Ley es que había que aportar el informe de la Confederación Hidrográfica, pero no que fuese vinculante” respondió Bascuñana a las preguntas tanto del diputado socialista Jesús Navarro como del edil de C´s Miguel Sánchez.

El socialista Navarro le respondió que el Gobierno Regional “se fue por el atajo para no cumplir la ley y que el EPA no era competente y su creación se coció con un reducido grupo de personas en la consejería de Agricultura”.

Por otra parte, el también exdelegado del Gobierno en Murcia cuestionó en reiteradas ocasiones el criterio variable de la Confederación Hidrográfica del Segura con respecto a la viabilidad de la desalinizadora y puntualizó que “alguien tendrá que explicar el cambio de criterio” de la Confederación Hidrográfica.

Durante la comparecencia, el diputado de Podemos Antonio Urbina cuestionó que el agua de la desaladora supliera un déficit en el suministro, sino que el objetivo era permitir un desarrollo urbanístico en el futuro, que se veía limitado por la Ley de Aguas. Bascuñana respondió que “el artículo 10 señala que el Gobierno Regional tiene la responsabilidad sobre las aguas de su territorio y lo que decide es de su competencia”.

El portavoz de C´s, Miguel Sanchez afirmó que el Gobierno del PP utilizó “el EPA para sortear el informe de la Confederación Hidrográfica y recalificar un terreno de 180 millones de metros cuadrados con una previsión de 250.000 viviendas”, mientras que Bascuñana, como filólogo le corrigió el verbo “sortear” y le indicó que habría que utilizar “cumplimentar”.

Sánchez también añadió que con la creación del EPA se buscaron “beneficios para la empresa privada con perjuicio para los murcianos”.

Por su parte, el diputado del PP Juan Luis Pedreño se mostró en desacuerdo con que se le repitieran las mismas preguntas a Bascuñana que se le hicieron a previos comparecientes. “La desaladora de Escombreras se construyó porque hay un bloqueo del ministerio de Medio Ambiente a una región deficitaria como Murcia”, afirmó Pedreño.

Tras la comparecencia de Joaquín Bascuñana le siguió el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura Miguel Ángel Ródenas, quien fue director del Agua cuando se creó el Ente Público en 2006.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha