eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

“La sentencia que anula el plan de Joven Futura acaba con el modelo que ha arrasado la Huerta de Murcia”

La asociación en defensa del patrimonio cultural y natural de la huerta murciana, Huermur, felicita a los vecinos de Senda de Granada por “su éxito urbanístico tras doce años de lucha en defensa del paisaje y la forma de vida de la Huerta de Murcia”

- PUBLICIDAD -
Imagen de Google Earth de la urbanización Joven Futura, al noroeste de la ciudad de Murcia

Imagen de Google Earth de la urbanización Joven Futura, al noroeste de la ciudad de Murcia

Ante la sentencia del Tribunal Supremo que los vecinos de la Senda de Granada de Murcia han hecho pública, donde el alto tribunal ha anulado la modificación número 50 del Plan General de Ordenación Urbana de Murcia, la Asociación para la Conservación de la Huerta de Murcia ha querido, según indican en un comunicado de prensa, “felicitar a estos vecinos, que con su esfuerzo, dinero y lucha ha conseguido, tras doce años, un pronunciamiento histórico a favor de la Huerta de Murcia y contra el urbanismo arrasador defendido por el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma”.

Para la asociación Huermur, “la sentencia viene a enmendar la plana a la política arrasadora de la Huerta que el Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma han venido desarrollando en los últimos 20 años, administraciones que han dejado desprotegido el suelo más importante que tenemos en Murcia, la huerta tradicional, permitiendo arrasarla mediante un urbanismo impersonal y aberrante, desde el punto de vista paisajístico, patrimonial y social”.

Igualmente, desde Huermur muestran “solidaridad con las más de 1000 familias de jóvenes murcianos que, desde la buena fe y con el ánimo de construir sus hogares, compraron sus viviendas en esta zona, pero que han visto como una gestión pública nefasta, sumada al afán especulativo de unos cuántos, ha acabado por dejar fuera de ordenación urbanística sus casas, que nunca se tenían que haber levantado en esta zona, según falla el Tribunal Supremo, pero que sin tener que infringir el ordenamiento urbanístico se podrían haber llevado a cabo en otras zonas del municipio”.

Según Huermur, esta modificación del PGOU, que conlleva la anulación automática de todas las actuaciones posteriores en la zona, incluso las licencias de edificación, “deja a estas familias en una situación de desamparo y falta de seguridad jurídica”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha