eldiario.es

Menú

Un armador intenta llevarse de la Naval su barco a las bravas por temor a que no lo acaben

Un grupo de personas dirigidas por el dueño de la nave fueron sorprendidas por la Ertzaintza cuando cortaban la escala y los cables de sujección

El empresario había comunicado a la dirección del astillero su intención de llevarse la embarcación por temor al concurso de acreedores que amenaza a la Naval

La Naval demanda al armador que intentó llevarse por la fuerza su barco

- PUBLICIDAD -
La dirección de La Naval propone al comité de empresa concluir el cablero en construcción fuera del astillero

El armador del cablero 'Living Stone' que se está construyendo en La Naval de Sestao ha acudido esta noche al astillero vizcaíno con la intención de llevarse su barco, aunque finalmente ha abandonado las instalaciones tras remitirle sus responsables a la autoridad judicial. El barco, que el astillero vizcaíno construye para la compañía holandesa Tideway, fue botado el pasado año y todavía necesita de seis o siete meses para su conclusión.

La presencia de la Ertzaintza en el astillero de Sestao ha sido solicitada, pasada la medianoche, después de que el armador de uno de los buques en construcción se haya personado pasada la medianoche en la empresa, en compañía de varios marineros, con la intención de llevarse el barco. El caso es que el grupo de hombres dirigido por el propio armador desde el muelle solo se quedaron a falta de cortar un cable para llevárselo.

La Ertzaintza ordenó a los tripulantes que se encontraban a bordo del cablero parar y bajar del barco, para lo que se tuvo que utilizar una grúa, y ha abierto diligencias por lo sucedido.

Los responsables de La Naval, que decidió a finales del mes de agosto solicitar concurso de acreedores debido a su situación financiera, han remitido al armador a la autoridad judicial para que adopte las medidas oportunas. Finalmente, ha abandonado el astillero.

Días antes, La Naval había propuesto al comité de empresa de la compañía concluir fuera del astillero el cablero 'Living Stone' a cambio de abonar los salarios de la plantilla hasta final de año y complementar la prestación de desempleo hasta el 100% de su salario durante el ERE de suspensión.

El armador ya habría transmitido a la dirección de La Naval su interés por sacar del astillero el buque y concluirlo en las inmediaciones por temor a que el concurso de acreedores al que la empresa se dirige pueda inmovilizar el cablero "durante meses".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha