eldiario.es

Menú

Un año después del suicidio de Amaia Egaña todo sigue “igual o peor” en torno a los desahucios

Colectivos sociales de Barakaldo se concentran frente a una sucursal de Caixabank para exigir la paralización definitiva de todos los lanzamientos.

El número de desahucios se mantiene constante en la localidad fabril a pesar la nueva ley que establece una prórroga de dos años para las situaciones más críticas.

Denuncian que los "recortes" son parte del problema y exigen a los partidos que tomen medidas contra Kutxabank, responsable del 65% de las ejecuciones hipotecarias del municipio.

- PUBLICIDAD -
Colectivos sociales de Barakaldo se concentran en recuerdo de Amaia Egaña y contra los desahucios. /G. A.

Colectivos sociales de Barakaldo se concentran en recuerdo de Amaia Egaña y contra los desahucios. /G. A.

Hace aproximadamente un año, el 9 de noviembre de 2012, la baracaldesa Amaia Egaña decidió acabar con su vida para no enfrentarse a las consecuencias del desahucio que la acechaba. Colectivos sociales y sindicatos se han concentrado hoy frente a una sucursal de Caixabank de la localidad fabril, entidad que promovió la ejecución hipotecaria, para recordarla y para denunciar que la situación sigue “igual o peor” que hace un año.

Los desahucios en Barakaldo siguen siendo un drama cotidiano, su ritmo no ha bajado durante los primeros seis meses de este año. En todo 2012 hubo un total de 253 lanzamientos y hasta junio de este año la cifra ya alcanzaba los 124, a pesar de que en mayo entró en vigor la nueva ley hipotecaria que ofrece una prórroga de dos años a aquellas familias en situación de gran vulnerabilidad. Estos casos, sin embargo, se limitan a los hogares cuya renta familiar no supera los 19.000 euros anuales o que tengan hijos pequeños o dependientes a su cargo. Es muy posible que Amaia Egaña no hubiera podido acogerse a esta paralización, que en todo caso habría sido temporal.

Por eso la principal demanda de los colectivos sociales de Barakaldo es que se paralicen todos los desahucios de forma definitiva. Especialmente ahora que ven que ha aumentado el número de personas en paro y que no percibe ningún tipo de subsidio y que los índices de pobreza severa alcanzan al 8% de la población. Además, prevén que este año 1.000 familias baracaldesas se queden sin poder acceder a las ayudas sociales que les corresponderían debido a la falta de recursos económicos de las instituciones públicas. “Estos hechos no son producto de la casualidad. Es la consecuencia de los recortes aplicados por las diferentes administraciones”, ha declarado David González, miembro de Berri-Otxoak y portavoz en la concentración de hoy.

Por todos estos motivos, los colectivos sociales del municipio fabril han convocado a toda la ciudadanía a una concentración para el próximo viernes, día 8 de noviembre, víspera del aniversario de la muerte de Amaia Egaña. La cita será a las 19:30 de la tarde frente al Palacio de Justicia de Barakaldo y los convocantes esperan repetir el éxito y repercusión de las manifestaciones realizadas hace un año después de la tragedia.

El principal objetivo será preservar el derecho a una vivienda digna para todo el mundo y para ello exigirán la paralización definitiva todos los desahucios. También pedirán que todos los grupos con representación municipal rechacen los lanzamientos en todas las instituciones y organismos en los que estén presentes. Como ejemplo han puesto a Kutxabank, responsable del 65% de las ejecuciones hipotecarias de la localidad.


Albergue para personas sin hogar

Además, también pedirán que las instituciones hagan una apuesta por la vivienda de alquiler social. Por último, al Ayuntamiento le solicitarán que cree un albergue para personas sin hogar, que disponga de un parque de viviendas para realojar a familias desahuciadas, que incremente la partida de ayudas económicas municipales y que elimine los recortes realizados hasta la fecha.

El Consistorio fabril ha argumentado que Barakaldo es uno de los pueblos de Bizkaia "que más aporta de su propio presupuesto" para ayudas de emergencia social. De hecho, el Ayuntamiento ha consignado este año 751.000 euros sacados de las arcas municipales, frente a los 470.000 que ha empleado Bilbao, por ejemplo. Esta cifra supone en torno al 45% del dinero usado en ayudas de emergencia social en Barakaldo cuando la competencia pertenece al Gobierno vasco.

Los colectivos sociales que han convocado la concentración del próximo viernes son las asociaciones de vecinos de Barakaldo, la asamblea de parados de la localidad fabril, la Barakaldoko Gazte Asanblada, Berri-Otxoak y el Centro Asesor de la Mujer ‘Argitan’. También firman la convocatoria los sindicatos ELA, LAB, ESK, ESTEE-EILAS, CGT y CNT.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha