eldiario.es

Menú

Las protestas por la pobreza energética, con 90.000 afectados, llegan a Euskadi

La Plataforma vasca por un nuevo Modelo Energético, recién constituida, llama a los ciudadanos a salir a la calle envueltos en mantas y alumbrados con velas para denunciar el continuo aumento de los precios de la energía.

Desde el movimiento vasco solicitan mayor implicación institucional para paliar el problema y frenar los intentos de las grandes eléctricas de rebajar las tarifas reducidas y bonos sociales a familias necesitadas.

Las movilizaciones se desarrollan entre las siete y las ocho de esta tarde en Vitoria, Bilbao y Donostia.

- PUBLICIDAD -
Medio centenar de personas se manifiesta contra la reforma energética

Varios participantes de una de las anteriores movilizaciones celebradas contra la pobreza energética.

La pobreza energética (la imposibilidad de usar la calefacción y la luz por falta de dinero) tiene ya sus primeras movilizaciones en Euskadi. El nodo de Euskadi de la  Plataforma por un Nuevo Modelo Energético realizará concentraciones este miércoles en Bilbao, Donostia y Vitoria para denunciar un problema que afecta, según los datos del pasado año del Instituto Nacional de Estadística, al 4% de la población vasca, casi 90.000 personas. Una cifra que habrá aumentado estos meses por la subida del recibo y la persistencia de la crisis económica. La plataforma, recientemente constituida en Euskadi, hace un llamamiento a la ciudadanía para que secunde las convocatorias que se celebrarán entre las siete y las ocho de la tarde en la plaza de Arriaga en Bilbao, en el Boulevard en Donostia y en la plaza de correos de Vitoria y que se repiten en otras ciudades de España.

Desde la plataforma animan a los participantes a acudir a los lugares señalados arropados con mantas y alumbrados con velas para simbolizar la situación a la que se ven abocadas muchas familias al no poder acceder a los suministros de energía dados los elevados precios de la misma.  Se leerá un manifiesto y exigirán soluciones a las administraciones competentes. "Se trata de visualizar una vez más esta problemática a la que no somos ajenos en Euskadi y pedir a las instituciones que se impliquen. El Parlamento vasco tiene  pendiente desde noviembre, como si éste fuera un problema que pudiera esperar, el debate de una moción, propuesta por el PSE para impedir la interrupción del servicio de luz, agua o gas por impago ", declara el miembro de la plataforma vasca y coordinador federal de cambio climático y energía de Equo, Aitor Urresti.

El portavoz considera necesario que el Gobierno tome medidas para frenar los intentos de recortes a los precios reducidos y al bono social. Estas ayudas, que no las pueden ofrecer todas las compañías sino solo las empresas del oligopolio eléctrico -según se establece por decreto- podrían sufrir una rebaja. "La tarifa reducida de la que se benefician ciudadanos con ingresos insuficientes no repercute en las cuentas de las compañías eléctricas, la sufragamos el resto de los ciudadanos en cada una de nuestras facturas. Y aún así, quieren reducir ese recurso a las familias necesitadas. Las administraciones deben impedirlo", insiste Urresti que añade que debe abrirse la posibilidad de ofrecer esos precios adecuados a economías sin recursos a las nuevas cooperativas emergentes. "Tiene cautivos a esos clientes. No pueden optar a cambiarse a empresas alternativas porque no disponen de la posibilidad de acogerse a esas tarifas especiales más que con las grandes eléctricas".

Decenas de personas individuales y muchas organizaciones como Adicae Euskadi, CC OO, Cooperativa Barrizar, Desazkunde, EKA-OCUV, Ekoetxe Nature, Ekologistak Martxan, ELA, Energia Gara, Equo Euskadi, Ezker Anitza-IU, Ezker Batua, Fracking Ez Bizkaia, GoiEner entre otras forman parte de la nueva plataforma de Euskadi de la que parte la convocatoria de movilizaciones de esta tarde.

Clientes con rentas bajas, cautivos en las grandes eléctricas

La Asociación de Ciencias Ambientales estima que el 15% de los hogares de España no puede disfrutar de una temperatura aceptable en sus pisos durante los meses más fríos del año, estimada entre los 18 y 20 grados.  Según estadísticas del INE, la cifra de los hogares que no tiene una temperatura adecuada en invierno se eleva hasta un 18%, mientras que en verano esta cifra alcanza a casi el 25%.

Tampoco pueden afrontar las facturas de la luz y se les corta el suministro eléctrico.  Alrededor de 1,4 millones de viviendas sufrieron un corte de luz por impago el año pasado en España, más del doble que antes de la crisis ya que en 2006 se registraron 600.000. Se trata de una cifra estimada según los datos ofrecidos por las dos grandes eléctricas del mercado, Iberdrola y Endesa, que acaparan el 80% del suministro.

Hay tres factores determinantes que desencadenan esta situación: los bajos salarios y la consiguiente caída del poder adquisitivo, la subida de los precios de la energía, y el exceso de consumo de energía de las viviendas de baja calidad.

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético recuerda las graves consecuencias que provoca en las familias la continuidad en el tiempo de estas carencias en los hogares, sobre todo en la salud de poblaciones vulnerables como los niños y personas de edad avanzada. Se sabe que es una de las causas del aumento de la mortalidad provocada por enfermedades cardiovasculares y respiratorias entre personas mayores de 60 años durante los meses de invierno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha