eldiario.es

Menú

El Estado corre con el 60% del gasto en protección social en Euskadi

El gasto dedicado a atender a los ancianos, desde el pago de pensiones hasta la financiación de residencias y la atención domiciliaria, es el apartado que requiere mayor desembolso por parte de las administraciones.

- PUBLICIDAD -

Seis de cada diez euros gastados en protección social en Euskadi corresponden al Estado. Tres corren a cargo de las administraciones vascas (Gobierno, diputaciones y ayuntamientos) y un euro lo ponen las instituciones privadas. En 2013 (últimos datos disponibles), el gasto se elevó hasta los 16.663,4 millones de euros, un 1,9% más que en 2012, según datos elaborados por el Instituto Vasco de Estadística-Eustat. Esta cifra supone un 25,22% del PIB en 2013, aumentando 5,4 puntos porcentuales respecto a 2008.

El gasto en protección social no ha dejado de crecer en la serie de años disponible por el Eustat , pasando de 6.402 euros por habitante en 2008 a 7.658 euros en 2013, casi un 20% más.

 

El análisis del gasto refleja que el mayor peso se va a todo lo relacionado con la vejez, que incluye desde las pensiones a las prestaciones asistenciales de alojamiento y atención domiciliaria. En total, son 6.738 millones de euros en 2013 (el 40,2% del total). El desembolso en el concepto de enfermedad/atención sanitaria es el segundo en importancia por volumen de gasto, 4.103 millones de euros (25,9% del total). En conjunto, la vejez y la atención sanitaria se llevan el 66,1% del gasto en protección social.

Mientras, el desembolso en desempleo, que incluye las prestaciones por estar en paro, presenta una evolución más irregular. Alcanzó los 1.852 millones de euros (el 11,1%).

Déficit de la Seguridad Social

La Seguridad Social arrastra un grave déficit en Euskadi en los últimos años ya que con sus ingresos por cotizaciones no logra cubrir el gasto en pensiones. El gasto en pensiones contributivas supera a los ingresos por cotizaciones.

Más pensiones, prestaciones más elevadas y una recaudación por cotizaciones a la baja explican este déficit, que cuestiona seriamente la aspiración nacionalista de contar con un sistema propio de pensiones para Euskadi. De momento, el desajuste entre el gasto y los ingresos de la Seguridad Social se resuelve con el sistema de caja única de la Seguridad Social, que funciona como un bloque homogéneo en todo el país, sin tener en cuenta las diferencias regionales entre ingresos y gastos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha