eldiario.es

Menú

Uno de cada cuatro dependientes con derecho reconocido, en el ‘limbo’ de la lista de espera

El desarrollo de la Ley de Dependencia ha generado casi 4.000 empleos nuevos en 2015

- PUBLICIDAD -
Integrar a los alumnos con discapacidad es un reto de la UPV.

La atención a la dependencia es un nicho de empleo.

Tras nueve años de implantación de la Ley de Dependencia,  una de cada cuatro personas dependientes en Euskadi no recibe ninguna prestación o servicio del sistema de atención a la dependencia aunque tiene pleno derecho a las mismas. Es decir, se encuentra en el ‘limbo’ de la lista de espera. Euskadi tiene 18.599 dependientes en esa situación. A 31 de diciembre de 2015, había 69.643 personas con derecho a prestación, de las que 51.044 recibían algún tipo de atención.

A pesar de esta lista de espera, todos los parámetros de gestión del País Vasco de la Ley de Dependencia presentan datos positivos en el último año, según la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de España. Ha incrementado el número de personas atendidas en más de un 24% (mejor dato de España) y han subido las atenciones residenciales (1.973), el Servicio de Ayuda a Domicilio (2.098) y asistentes personales (1.459).

Todo esto hay ha contribuido a generar casi 4.000 empleos nuevos en 2015. Sigue potenciando la fórmula del asistente personal. Así, la creación de empleos por millón de gasto público es de 31 y el retorno económico supone 125 millones euros (cotizaciones, IRPF, IVA, impuesto de Sociedades).

"Gravísimas desigualdades por territorios"

En España hay más de 1,1 millones de personas en situación de dependencia reconocida. Un 2,5% de la población española no puede desarrollar las actividades básicas de la vida diaria sin apoyos de mayor o menor intensidad. En este momento, un tercio de las personas dependientes con derecho reconocido no recibe ninguna prestación.

“Se mantienen”, explica la Asociación de Directores, “las gravísimas desigualdades entre territorios tanto en cobertura como en modelos de gestión. Es previsible que haya algunas comunidades autónomas que no puedan recorrer el camino que les queda sin un cambio drástico de modelo de atenciones y una inyección financiera específica”. El problemas es que las personas dependientes y sus familias se ven abocadas a reclamar sus derechos en procedimientos contenciosos-administrativos lentos, costosos y “nada garantistas”, advierten los directores.

En los últimos cuatro años, el número de personas dependientes fallecidas sin llegar a recibir prestaciones o servicios superó las 125.000. “Estas personas, es evidente, no fallecieron por esa causa, pero sí lo hicieron con la expectativa incumplida de recibir atenciones”, se lamenta la asociación.

El Sistema de Atención a la Dependencia  ha demostrado una gran capacidad para la generación de empleo y para la obtención de retornos. En 2015, la ratio de empleos directos por millón de gasto público es de 35, y la tasa de retorno es del 38,3%.  “Si se atendiera ya a las 384.000 personas en espera se generarían más de 90.000 empleos directos nuevos y con un incremento del gasto público de 1.631 millones de euros/año [2.643 millones de euros al año de los que se recuperarían 1.012 millones al año]”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha