eldiario.es

Menú

Casi 3.000 vascos se someten cada año a un tratamiento de desintoxicación de drogas

El alcohol, la cocaína y el cannabis son las sustancias que más problemas de adicción causan. Los centros de tratamiento de toxicomanías, tanto de Osakidetza como de centros privados concertados con la red pública, registraron 2.705 admisiones

- PUBLICIDAD -
Los combinados son habituales en las salidas nocturnas.

Los combinados son habituales en las salidas nocturnas.

2.705. Ese es el número de vascos que recurrieron en 2013 a los centros de desintoxicación de drogas de Osakidetza y las instituciones concertadas con la red pública. El 80% eran hombres y el 20% restante mujeres. Del total de admisiones, alrededor del 16% fueron en centros de Álava, el 26% en centros de Gipuzkoa y el mayor número en los de Bizkaia, con el 58% de las admisiones. La mayoría de los pacientes (más de un 84%) habían nacido en España. Se trata de una distribución y unas cifras similares a años anteriores, según el Sistema Estatal de Información sobre Toxicomanías (SEIT).
El alcohol es la droga que mayor número de inicios de tratamiento causa con 1.221, cerca del 40% del total; en segundo lugar está la cocaína con 529 admisiones, que suponen el 20%; tercero es el cannabis con 472 y en cuarto lugar la heroína con 253 casos. Los que comienzan tratamiento con una edad media de inicio de consumo más temprana son los consumidores de cannabis, que se adentran en este droga con apenas 16 años. El tiempo que transcurre entre el inicio de consumo y la admisión a tratamiento es mayor en el alcohol que en el resto de sustancias. Euskadi sigue entre las regiones y países con mayores tasas de consumo de cannabis de la Unión Europea.
En Euskadi, más de 28.000 vascos fuman diariamente algún porro y la cifra de los que consumen, al menos, una vez a la semana se dispara a los 45.000. El alcohol, por su parte, sigue siendo el rey de la fiesta nocturna. El abuso en la ingesta de alcohol se dispara durante los fines de semana. El escenario más peligroso es durante las noches de viernes y sábado. Los estudios reflejan que más del 11% de la población puede considerarse bebedora excesiva o de riesgo, un porcentaje que llega al 25% en el caso de los jóvenes entre 15 y 24 años.
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha