Opinión y blogs

eldiario.es

Trump como experimento natural

¿Producen las democracias mejores resultados económicos que las dictaduras? ¿La igualdad produce burocracias más neutrales y transparentes? ¿El comercio internacional reduce los conflictos bélicos entre los países? Evaluar la validez empírica de las principales preguntas de la ciencia política no es fácil. La razón es que, a diferencia de la mayor parte de nuestros colegas en las ciencias “duras”, los científicos sociales difícilmente podemos examinar las consecuencias de los fenómenos en condiciones de laboratorio, es decir, aleatorizando la exposición de las unidades de análisis (los individuos, los municipios, los países,…) a los diferentes tratamientos (ser una democracia, tener una distribución de ingresos igualitaria, estar más o menos expuesto a la internacionalización económica,…).  Para muchas preguntas de investigación, la posibilidad de “aleatorizar tratamientos” sencillamente no existe: los politólogos podemos hacer muchas cosas, pero aún no nos dejan seleccionar aleatoriamente un número de municipios, imponerles un gobierno de coalición, forzar que en el resto haya un gobierno unitario, y observar las diferencias entre ellos. Ante esta imposibilidad, buena parte de los esfuerzos de las ciencias sociales empíricas se han dedicado a buscar soluciones a este problema. Una de ellas es la explotación de lo que en el gremio se conoce como experimentos naturales.

Un experimento natural es un estudio que explota el hecho de que la exposición de las "unidades" (los individuos, los países) al “tratamiento” en cuestión, aunque no es realizado por el propio investigador (es “natural”), puede defenderse que se deba al azar. Así, por ejemplo, hay estudios que usan como experimento natural el haber sido premiado por la lotería, lo que les permite medir el efecto de los ingresos en las preferencias políticas (spoiler: los ganadores se vuelen más contrarios a la redistribución), o el haber sido un territorio alcanzado por las invasiones napoleónicas, lo que permite evaluar las consecuencias económicas de las rupturas institucionales (spoiler: cargarse las instituciones del antiguo régimen hizo más bien que mal).

Con las toneladas de tinta que ya se han gastado para “explicar” por qué ganó Trump, puede llamar la atención que yo defienda ahora que su victoria ha sido un evento causado por la suerte. Pero de acuerdo a una interpretación que creo bastante defendible, el azar ha jugado un papel central en su victoria, al menos en el sentido de que los factores estructurales que favorecían a Trump no eran tan poderosos como para concluir que su victoria era algo inevitable.

Seguir leyendo »

La economía griega: orgía sin sexo

29 Comentarios

TRIUNFO DE BACO Y ARIADNA. Roma, Palazzo Farnese, frescos de Carracci (entre 1597 y 1602). (cc) Wikipedia Commons

En la resaca de la crisis, muchos ciudadanos parecen pensar que Grecia se buscó sus problemas y no tenemos que enredar más: en Grecia no se pagaban impuestos y el gasto público se distribuía de manera irresponsable. Sin embargo, pese a las barbaridades que se han dicho sobre Grecia como causante de una crisis de deuda que casi se lleva al euro por delante, y pese a lo que se ha dicho de las decisiones económicas de los griegos de llevar al límite el consumo basado en deuda, y de no haber invertido en estructuras ni en mejorar la capacidad productiva del país, los datos sobre fiscalidad y gasto que proporciona la OCDE dicen que Grecia es completamente homologable a los países de la zona euro: es falso afirmar que el gobierno griego no recaudara y que gastara de forma absurda.

Si es así, también debemos preguntarnos por qué hubo tantas informaciones insistiendo en crear una imagen de caos fiscal y de abuso en el consumo de bienes de lujo financiados con deuda. Fue el ruido de una fiesta que no está claro en los datos que resultara tan alegre. Hay que sacar una lección, pues el papel de la prensa económica es algo que debe preocuparnos si los ciudadanos han de tener voz y voto en una crisis que no está cerrada. 

¿Era Grecia un país donde no se recaudaba? La tabla 1 deja claro que no era así. Grecia no da el mínimo en ninguna categoría de impuestos entre los países de la OCDE. Es más, Grecia ostenta impuestos más altos que Alemania, tanto sobre el consumo como sobre el trabajo. Los datos son de 2001, fecha de la introducción de la circulación del euro (1 de enero de 2002). 

Seguir leyendo »

Los deberes y las desigualdades de clase

25 Comentarios

Tras dos semanas de merecido descanso navideño, llega la “vuelta al cole” para alumnado, docentes, madres y padres de toda España. Y con el colegio o el instituto vuelven también los deberes, convertidos en el tema educativo estrella del recién acabado 2016. Sin más ánimo que el de contribuir al debate público sobre esta cuestión, comparto a continuación un argumento que, si bien no del todo ausente, sí que percibo algo escondido. Sobre todo, en comparación con el eco alcanzado por otros como el relativo a los problemas que los deberes generan en términos de ansiedad en los niños, su derecho al tiempo libre, o el que apunta a su incidencia negativa sobre el clima familiar.

Una de las regularidades más sostenidas por la investigación empírica en el ámbito educativo es aquella que muestra la vinculación entre, por un lado, el origen (o clase) social del alumnado y, por otro, el rendimiento y el logro académico obtenido. Permítanme acudir a algunos datos del último PISA para ilustrar, una vez más, dicha regularidad.

Según PISA 2015, en España los estudiantes de origen social desaventajado (definidos en este estudio como aquellos que se sitúan en el cuartil inferior en el índice de estatus económico, social y cultural empleado) tienen una probabilidad prácticamente tres veces mayor que los de origen social no desaventajado de obtener un nivel bajo en sus resultados en la prueba de ciencias (menos del “nivel 2” de los siete establecidos por PISA). Y si hablamos de repetir curso, quienes provienen de un origen social desaventajado tienen en nuestro país una probabilidad once veces mayor de hacerlo que los de origen aventajado (aquellos que se sitúan en el cuartil superior del índice ya mencionado).

Seguir leyendo »

¿Concienciados con el medio ambiente?

Foto: Vista general de Madrid, EFE.

La protección del medio ambiente cobró a nivel internacional un gran protagonismo en 2016 y, además, de forma positiva en un año que precisamente no será recordado por haber sido prolijo en buenas noticias. A finales del pasado abril, se celebró la ceremonia de la firma del Acuerdo de París contra el cambio climático, que se había alcanzado en diciembre de 2015, con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura del planeta. Este acuerdo no estaba exento de críticas, entre las que destacaba la (mera) voluntariedad de los compromisos de los países para reducir los gases de efecto invernadero. Pero, con la adhesión de China y Estados Unidos como los dos países más contaminantes del mundo, y con su entrada en vigor el pasado noviembre, apenas once meses después de haberse alcanzado, el Acuerdo era calificado por muchos como histórico. Si bien, 2017 comienza con la incertidumbre sobre cuál será el futuro de este Acuerdo con la llegada de Donald Trump, como exponente del negacionismo del cambio climático, a la Casa Blanca.

Dentro de España, y a nivel local, también el medio ambiente ha sido objeto de atención política y mediática en ciudades como Madrid, donde los episodios de alta contaminación han llevado al gobierno municipal a adoptar medidas de limitación de la velocidad y de restricción del tráfico. El pasado 29 de diciembre el Ayuntamiento aplicaba, por primera vez, la prohibición de circular por la almendra central de Madrid a la mitad de los coches como medida para combatir la alta contaminación de dióxido de nitrógeno. Las medidas de restricción del tráfico han sido duramente criticadas por Esperanza Aguirre, quien ha acusado al gobierno de Manuela Carmena de crear alarma social y de llevar a cabo una política ideológica que atenta contra el derecho de los ciudadanos a moverse por la ciudad.

En un contexto en el que el debate sobre el medio ambiente está cada vez más presente y en el que éste no sólo está ligado al ámbito de la salud pública, sino también al de la economía y la sostenibilidad, resulta interesante conocer cuáles son hoy las actitudes de la sociedad española hacia el medio ambiente y en qué medida los ciudadanos están dispuestos a asumir los costes individuales y sociales que van aparejados a un mayor cuidado y preservación del mismo.

Seguir leyendo »

2016 en diez gráficos

Nos despedimos de un año que, políticamente, ha supuesto un punto de inflexión. A nivel internacional, 2016 será recordado como el año en el que se hizo visible la crisis política en forma de voto de castigo contra los representantes del orden establecido. Frente a las previsiones demoscópicas, en Reino Unido triunfó el Brexit y en Estados Unidos ganó Donald Trump. También en forma de voto popular, Matteo Renzi se vio obligado a dimitir tras perder un referéndum sobre una reforma constitucional que había planteado en términos plebiscitarios. Los resultados de una consulta popular también fueron inesperados en Colombia, cuando la ciudadanía rechazó el acuerdo de paz alcanzado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC.

2016 será también recordado por el drama de los refugiados con la guerra de Siria como telón de fondo y la indiferencia de una Europa ensimismada y alarmada por el terrorismo yihadista.

En el ámbito nacional, 2016 ha sido un año excepcional. El año en que estuvimos más de 300 días sin gobierno y en el que hicieron falta dos convocatorias electorales, una legislatura fallida y tres intentos de investidura para formar gobierno.

Seguir leyendo »

¿De qué depende el destino de los embajadores?

El presidente de China, Xi Jinpig, brinda con Terry Branstad en una visita de Xi a Iowa en 2012.

Una de las primeras acciones del nuevo presidente de los Estados Unidos ha sido molestar a China. Trump decidió que lo mejor era iniciarse con una llamada a Taiwán. Dicha conversación telefónica fastidió al gigante asiático. En los siguientes días, la nueva Administración ha anunciado el nombramiento de Terry Branstad, como el nuevo embajador en China, si el Senado así lo aprueba.

Branstad es el gobernador de Iowa y mantiene excelentes relaciones con Xi Jinping -el presidente chino- y es un gran conocedor de China, algo a tener en cuenta para la relación entre ambos países y el nuevo equilibrio de poderes global. Pero el nombramiento de Brandstad nos lleva a una pregunta más general: ¿qué criterios se siguen para nombrar a embajadores?

Podemos decir, grosso modo, que se pueden seguir dos criterios. El primero es el profesional: se nombra a una diplomática de carrera que ha pasado un proceso de selección -por ejemplo a través de una oposición que no necesariamente tienen que ver con la calidad del opositor. Para llegar a ser embajadora, normalmente, han pasado por varios destinos en otro tipo de funciones. Este tipo de nombramiento respondería a los méritos y capacidades de la persona a la que se ofrece el cargo. Por ejemplo, el actual embajador de España en los Estados Unidos -Ramón Gil-Casares Satrústegui, antes de llegar a Washington estuvo, entre otras, en las embajadas de Guinea Ecuatorial y Uruguay, y en los consulados de Manila y Nueva York.

Seguir leyendo »

Seguridad contra libertad

21 Comentarios

En los últimos meses, Europa ha sufrido una excepcional actividad terrorista que ha conmocionado a las opiniones públicas de los países afectados y de los de su entorno. Incidentes como los actos terroristas de París en noviembre de 2015 o los ataques con vehiculos en el paseo marítimo de Niza o en un mercadillo navideño del centro de Berlín, han dejado el mayor saldo de acciones terroristas de las últimas dos décadas en Europa occidental. Como suele ser habitual, estos episodios han abierto de nuevo el ya clásico debate sobre la necesidad de potenciar la seguridad ciudadana aún a costa de recortar algunas libertades individuales.

No parece sorprendente que parte de la opinión pública reaccione ante un atentado terrorista priorizando la seguridad por encima de la libertad. Según el psicólogo americano Abraham Maslow, las preferencias o necesidades de las personas están ordenadas de una manera jerárquica. Las necesidades más básicas son las fisiológicas (como comer o descansar) y la seguridad física. Sólo cuando estas prioridades se encuentran suficientemente cubiertas, los individuos empiezan a preocuparse por la consecución de otros valores como la amistad, la tolerancia o la libertad. Los atentados terroristas acentúan el temor a la integridad física y provoca que muchos ciudadanos dejen, al menos de forma provisonal, su preferencia por libertad a un lado.

Los estudios de opinión pública muestran que las preocupaciones de los ciudadanos están muy condicionados por la actualidad. Un ataque terrorista alienta el miedo a nuevos atentados y, con ello, se fomenta la predisposición a ceder libertades para llevar a cabo medidas de seguridad ciudadana como el control o supervisión de emails o llamadas telefónicas. En el caso de los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York, las encuestas mostraron que tras el 11S el porcentaje de americanos favorables a la afirmación “es necesario que la gente corriente renuncie a algunas libertades civiles con el fin de luchar contra el terrorismo” se duplicó.

Seguir leyendo »

Podemos y "los que faltan" (I)

Se acerca la segunda asamblea general de Podemos (Vistalegre 2), y el foco mediático ya está centrado en la “batalla” entre su Secretario General, Pablo Iglesias, y su número dos, Iñigo Errejón. Aunque ambos líderes estén haciendo esfuerzos por quitarle hierro al asunto (en los últimos días se han carteado en público con alabanzas mutuas), lo que recogen los medios de comunicación de distintas sensibilidades no parece ser trivial: existe una división dentro de Podemos sobre cómo debería ser el proyecto político y organizativo para conseguir el apoyo de una mayoría social y transversal.

Ya corren ríos de tinta sobre dichas diferencias. Un debate teórico y político rico e interesante que, dicho sea de paso, no se oye ni lee en otros partidos. Pero la intención de este post (y algunos más que intentaré ir sacando) no es entrar en este debate, sino –de manera más superficial– analizar aquello que pablistas y errejonistas aspiran a conquistar: “los que faltan”. Solo después, quizás podremos decir si los datos pueden o no aportar al debate.

Los lectores que sigan con cierta asiduidad los discursos y textos entorno a la formación morada sabrán que –como señalaba en el primer párrafo– ambas corrientes comparten el mismo objetivo: convertir a Podemos en una fuerza política y social hegemónica. Un partido que –siguiendo su ideario– no aspire simplemente a sustituir al PSOE, sino a convertirse en un movimiento “nacional y popular” como lo fue, fundamentalmente, el peronismo en Argentina.

Seguir leyendo »

La cultura que los votantes quieren

Siena, de la compañía La Veronal.

Hay que admitir que nuestro sistema de partidos está irreconocible. En menos trimestres que los que caben en el número de dedos de una mano el viejo sistema ha cambiado mucho. Y mucho también se ha escrito sobre la naturaleza de ese cambio y sobre los diferentes rasgos de los votantes de los “nuevos partidos”, así como de los que permanecen fieles a los “viejos partidos”. Mi propósito es añadir algún grado más, pintoresco e incluso divertido, en el análisis de esos votantes atendiendo a una variable socio-cultural: ¿qué manifestaciones culturales gustan más a unos u otros votantes?.

El barómetro del CIS del pasado mes de septiembre incluía algunas preguntas de índole cultural. Aparte de preguntar sobre los hábitos de lectura, a los entrevistados se les preguntaba sobre en qué grado se interesaban por determinados ámbitos culturales. Y esas respuestas cruzadas con el recuerdo del voto en las pasadas elecciones del 26 de junio 2016 (muy recientes, por otra parte, en el recuerdo del entrevistado) ofrecen como resultado los dos gráficos que siguen.

 

Seguir leyendo »

¿Y la brecha entre centros públicos y privados en PISA 2015?

24 Comentarios

En España el debate sobre la inequidad que genera la segmentación del mercado escolar entre centros públicos y los de titularidad privada (privados y concertados) es bastante abultado. Conviene, por esta razón, incluirlo de forma prioritaria dentro de las reflexiones que las muestras españolas de PISA 2015 van a facilitar en los próximos meses.

En este post, escrito a vuelapluma justo tras la publicación de los microdatos por parte de la OCDE, se dan algunas noticias que permiten revisar el debate sobre la titularidad de los centros con datos actualizados.

 

Seguir leyendo »