eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cuatro apuntes para discutir sobre la reforma del sistema electoral

22 Comentarios

Una persona deposita su voto en unas elecciones

Se ha vuelto a abrir el melón de la reforma del sistema electoral. Un melón tan importante y de tanto peso que por ser tan importante y tener tanto peso se ha cerrado siempre con premura y entre paños para conservarlo con cuidado. Las demandas de cambio en el pasado se han quedado en el camino… pero puede que esta vez el desenlace sea diferente.

Hoy, desde una posición más aventajada, dos partidos “pequeños”, Podemos y Ciudadanos, intentarán forzar una reforma del sistema electoral. Utilizo el verbo forzar sin malicia, pues tendrán que hacer palanca para que el PSOE se convenza así mismo de que las pérdidas de este negocio son menores que las ganancias. Esto podría pasar si la disminución de su fuerza en escaños en términos relativos se compensase con una nueva posición que le permita tener un papel central y duradero (lejos del sorpasso) a la hora de formar gobiernos en un nuevo tiempo político sin mayorías absolutas (ahí es nada); o, dejando a un lado el mundo carnal, con argumentos normativos en pro de la proporcionalidad y la representatividad en donde los beneficios del cambio se pagasen con una pátina de brillo justiciero. Algo que, dicho sea de paso, no va nada mal para los partidos que llevan el sambenito de “tradicionales”.

En lo que sigue presentaré cuatro apuntes que, creo, no deberían estar ausentes en la discusión pública sobre esta cuestión. Puede que resulten obvios para muchos, pero que si lo son al menos sirvan para que un ciudadano bien informado no olvide demandarlos en una tertulia improvisada entre compañeros de trabajo, en una discusión con amigos, ante la lectura de un artículo de prensa o ante un político en busca de devotos. Que sirvan para afilar la mirada crítica en el debate que ahora se abre. Aquí van: 

Seguir leyendo »

La varita mágica de la fórmula electoral

Podemos acaba de proponer una pequeña, pero nada trivial, reforma del sistema electoral para el Congreso de los Diputados. No se propone reformar las circunscripciones, lo que tendría que  superar la objeción constitucional –aunque alguna solución imaginativa podría sortearla y tampoco se propone dar a cada una un número de escaños que se acerque más a la igualdad de voto. Todo esto sería arduo de lograr, dificultades jurídicas aparte. Lo que se propone es suplir una fórmula que, bien mirado, podría considerarse adaptada al tamaño de circunscripción medio en España, la fórmula d’Hondt, por otra que, en este momento, produciría un importante trasvase de escaños desde el PP hacia otros partidos, la fórmula llamada de Webster (en América) o de Sainte-Laguë (en Europa).

La gracia de esta reforma es que solo perjudica de veras al Partido Popular, deja al PSOE un poco como estaba, aunque algo peor, y haría muy difícil la gobernabilidad en las condiciones actuales, pues cuesta imaginar cómo se podrían aprobar los presupuestos si tuviéramos un Congreso elegido con los votos de 2016 y la fórmula en discusión, ya que necesitarían el apoyo del PSOE, de Unidos Podemos o de algún partido independentista.

Aunque la policía no es tonta, el Partido Popular no tiene forma de frenar esta medida en el parlamento si los demás partidos convienen. Y el partido que no convenga quedará fácilmente señalado como un andamio de populares.  

Seguir leyendo »

Cinco gráficos para entender el crecimiento de Ciudadanos

Ayer el Centro de Investigaciones Sociológicas publicó el avance de resultados de su primer barómetro político del año. Uno de los titulares es el ascenso de Ciudadanos, en intención directa de voto y en porcentaje estimado de voto, siguiendo la tendencia ya marcada en el barómetro de otoño, y en línea con lo que están detectando los institutos demoscópicos privados en los últimos meses. Hace medio año, el CIS estimaba que C's obtendría el 14,5 por ciento de los votos si hubiera elecciones. Hoy ese porcentaje se ha disparado hasta el 20,7. ¿Qué fuerzas están detrás de esta subida? ¿A qué votantes está atrayendo ahora Ciudadanos? ¿Es este crecimiento sostenible? Es muy pronto para dar respuestas a estas preguntas. Aquí ofrecemos solo algunas pistas para empezar a responderlas, ilustradas con cinco gráficos.

Cs está creciendo sobre todo gracias a exvotantes del PP, aunque no solo.

Ciudadanos está atrayendo exvotantes de casi todos los partidos, y pierde muy pocos votantes hacia el resto de fuerzas políticas. La capacidad de atracción de Cs no es sin embargo la misma en todos los electorados. Así, el CIS nos dice que 15 de cada 100 votantes populares admiten que hoy votarían a Ciudadanos. Como además el electorado popular es el más grande, la magnitud absoluta de estos flujos son mucho mayores que los procedentes de los partidos de izquierda, como muestra el gráfico.  

Seguir leyendo »

Cumplimos 18

El milenio cumple su mayoría de edad. Y observamos signos de madurez, sobre todo en una Europa y una América que han sufrido unos años especialmente convulsos.

Mientras muchos países emergentes han experimentado una mejora en las condiciones de vida de sus ciudadanos, Europa y América han caído, a raíz de la crisis económica, en diversas formas de infantilismo político. En la periferia de los dos continentes más desarrollados del mundo surgieron populismos nacionalistas, de izquierdas en América y de derechas en el Este de Europa. Con enfoques muy distintos, ambos movimientos han aspirado a poner en jaque los dos puntales fundacionales de Occidente: la democracia y la economía de mercado. Y, en el núcleo de ambos continentes, han triunfado también fórmulas políticas perniciosas, como Trump, el Brexit o la ultraderecha en la Europa del norte.

Pero 2017 sirvió para poner de manifiesto las contradicciones de estas corrientes políticas autodestructivas. Los partidos antisistema han perdido fuelle en casi todas elecciones, como en Holanda o Francia. Y los gobiernos antisistema, como el venezolano, se resquebrajan a pasos agigantados.

Seguir leyendo »

A vueltas con la sucesión de Rajoy

2018 no es (en principio) un año electoral. Sin embargo, es considerado por los partidos políticos como un "año puente" de cara a la primavera de 2019, en la que se celebrarán importantes citas electorales: comicios autonómicos en 13 comunidades autónomas, elecciones locales en toda España y comicios europeos. Muchas plazas territoriales y cargos estarán en juego en un contexto político precedido por el estancamiento de las expectativas electorales de los dos grandes partidos, PP y PSOE, el descenso de Podemos y el crecimiento de Ciudadanos.

Precisamente el buen momento político que vive ahora Ciudadanos, avalado por el éxito de haberse convertido en las pasadas elecciones catalanas en la fuerza política más votada en Catalunya, así como por el empuje que le dan los sondeos a nivel nacional, ha hecho que se enciendan todas las alarmas dentro de PP. Por un lado, Ciudadanos es un partido al que el conjunto del electorado percibe situado en una posición menos escorada a la derecha (con una media ideológica de 6,7 sobre 10 en una escala de 1 a 10, donde 1 es extrema izquierda y 10 es extrema derecha, de acuerdo con los datos del CIS de octubre de 2017), que al PP (con una media ideológica de 8,22 sobre 10). Por otro lado, la formación naranja constituye una opción política que, en el ámbito nacional, resulta, sobre todo, atractiva a ex votantes del Partido Popular; y su líder, Albert Rivera, está mejor valorado por los ciudadanos que Mariano Rajoy.

De esta forma, el principal socio del actual Gobierno de Rajoy es, al mismo tiempo, el principal adversario electoral del Partido Popular. Una amenaza que es, si cabe, mayor por el inmovilismo y la sombra de la corrupción que acompañan a los populares y que hace creíble la proyección de Ciudadanos como el nuevo recambio político y generacional del PP.

Seguir leyendo »

Los Turpin y Ceaușescu

Detienen en California a los padres de 13 hijos por secuestrarlos y torturarlos

La semana pasado leíamos atónitos al caso de Louise y David Turpin y sus trece hijos criados en California en unas condiciones de negligencia extrema. Los niños, de entre dos y 29 años, mostraban signos claros de desnutrición, vivían sin contacto con el exterior y habían sido víctimas de una crianza que se encontraba entre el desapego más absoluto y el maltrato. Gracias a los hallazgos de un controvertido experimento que conecta a los Turpin con el propio Ceaușescu, podemos intuir qué ha sucedido con el desarrollo de estos 13 niños y qué les depara el futuro.

Con el fin de sacar adelante sus planes de urbanización e industrialización, Nicolae Ceaușescu, presidente de la República Socialista de Rumanía, promovió en su país el aumento de la población a través de políticas que limitaban el aborto y el acceso a los métodos anticonceptivos y que castigaban la infecundidad. Como consecuencia de estas medidas, de los masivos movimientos del campo a la ciudad para trabajar en las fábricas de titularidad pública y de las duras condiciones de vida, muchas familias tuvieron que entregar a sus hijos recién nacidos en instituciones estatales porque no podían hacerse cargo de ellos.

Tras la caída y ejecución de Ceaușescu en 1989 la comunidad internacional tuvo acceso a información sobre las condiciones de abandono extremo en las que vivían estos niños. Bastantes años después el sistema de atención a niños institucionalizados había cambiado poco aún; se calcula que en torno al año 2000 aún había unos 150.000 niños en orfanatos estatales. En ese contexto, varios expertos estadounidenses en desarrollo infantil y neurociencia iniciaron un proyecto, bien conocido y también controvertido, para tratar de medir las consecuencias que, para el desarrollo de los niños, tiene pasar los primeros años de vida en condiciones de adversidad extrema.

Seguir leyendo »

El 'efecto Puigdemont'

40 Comentarios

Carles Puigdemont

Las elecciones catalanas del pasado 21D estaban llamadas a ser el último estadio del convulso e hiperactivo proceso soberanista. Todos los indicios apuntaban a que tras esos comicios se iniciaría una etapa marcada por la consolidación de ERC como partido central dentro del bloque independentista. Desde hacía tiempo, las siglas del PDeCAT cotizaban a la baja y su principal activo, Carles Puigdemont, aseguraba no tener intención de volver a presentarse como candidato. ERC solo necesitaba evitar una candidatura conjunta y concurrir en las elecciones en solitario para ganarle definitivamente la partida al PDeCAT. Tras su victoria, los líderes republicanos tendrían poderosos incentivos a impulsar un cambio de ciclo en la política catalana. Un cambio que nos llevaría a una etapa menos convulsa, de renuncia a la vía unilateral y de construcción de la república catalana más a largo plazo. ERC podría entonces ganar margen suficiente como para consolidar su posición central en el espacio independentista. Con ello, el proceso soberanista tal y como lo conocíamos llegaría a su fin.

La realidad acabó siendo muy distinta. A última hora, Carles Puigdemont, desde Bruselas, decidió concurrir de nuevo a las elecciones, confeccionando una candidatura a medida con el fin de relegar las siglas de PDeCAT en un segundo plano y poner el foco en un mensaje sencillo, muy poderoso, que acabó por cambiarlo todo: el retorno del President legítimo.

El eslógan de "la restitución del presidente legítimo" alteró por completo las coordenadas de competición dentro del espacio independentista. Muchos de los que inicialmente tenían pensado votar a ERC se dejaron seducir por ese mensaje. Las encuestas muestran que inicialmente el PDeCAT apenas lograba atraer a uno de cada cuatro votantes de Junts Pel Sí. Sin embargo, la creación de la lista de Puigdemont revirtió esa tendencia y finalmente la mayoría de los votantes independentistas de Junts Pel Sí acabó prefiriendo al PDeCAT/JxCAT en lugar de Esquerra.

Seguir leyendo »

La fortaleza de Puigdemont

Carles Puigdemont

Se acerca el 31 de enero, fecha en que está previsto que se celebre el debate de investidura en el Parlamento de Catalunya, y las discusiones en el seno del bloque independentista sobre qué candidato propondrán para la investidura parece que han llegado a un acuerdo: investir de nuevo a Carles Puigdemont como Presidente de la Generalitat.

Dadas las circunstancias materiales esto podría parecer sorprendente. Puigdemont está en Bélgica y no parece que acudiría a la investidura, por lo que la mayoría independentista en la Mesa será fundamental para forzar la interpretación del Reglamento y hacer una investidura a distancia posible. A pesar de esto, la narrativa de la restitución del presidente legítimo destituido por el artículo 155 es tan poderosa y tan asentada dentro del independentismo, que esta opción parece hoy la más viable.

Realmente, una de las principales sorpresas de la noche electoral el 21D fue la resistencia electoral ofrecida por Puigdemont. A principios de noviembre, el PDeCAT cotizaba a la baja (en coherencia con la senda que ha seguido en las encuestas desde hace mucho tiempo) y había poca esperanza sobre el devenir electoral de una nueva plataforma que solo se creaba después de que ERC se hubiese negado a la lista única. En cambio, centrar la estrategia en la figura de Puigdemont fue finalmente un acierto y JxCat consiguió el 21D, contra todo pronóstico, superar a ERC.

Seguir leyendo »

Otro mito que cae: el comportamiento de las segundas generaciones

Existen muchos estereotipos negativos asociados a la inmigración. Uno de los más persistentes es el que vincula la inmigración y la inseguridad. Pues bien, es fácil desmentir una de las implicaciones de este presupuesto: los hijos de los inmigrantes suelen tener un comportamiento menos problemático que los hijos de los autóctonos.

Los criminólogos y los sociólogos de la inmigración en diversos países han comprobado desde hace tiempo la existencia de un hecho aparentemente paradójico: el hecho de que los inmigrantes (y sus hijos) tienen un comportamiento menos problemático que el de los hijos de los autóctonos con los que son comparables (ver aquí).  Sería estupendo comprobar que también es el caso en España para dar más garantías a los agoreros. Sin embargo, como ya venimos denunciando en este blog, un país en el que tanto se gasta tanto en encuestas pre y post electorales carece de infraestructuras estadísticas que nos permitan hacerlo. Como siempre, Europa nos da algunas soluciones.

El estudio  CILS4EU es uno de los mejores para el estudio del comportamiento de los adolescentes con origen en la inmigración en cuatro países europeos: Alemania, Inglaterra, los Países Bajos y Suecia. Se trata de una muestra de algo menos de veinte mil menores nacidos entre 1994 y 1996. El cuestionario preguntó a estos adolescentes la frecuencia con la que tenían comportamientos que podríamos calificar de no deseables. Entre otros robar, llevar navajas o cualquier otra arma, la frecuencia con la que se emborrachaban, fumaban o consumían drogas o con la que dañaban objetos de otras personas intencionadamente. En pocas palabras: no existe una sola dimensión en la que los hijos de los inmigrantes tengan una mayor inclinación por comportarse de alguna de estas maneras los hijos de los autóctonos.

Seguir leyendo »

¿Cuántas leyes son demasiadas?

Una de las funciones principales de los parlamentos es legislar. De hecho, lo principal, lo que más se conoce o por lo que suele destacar la labor de los parlamentos es por las leyes que se aprueban.  De igual forma, hay presidentes y primeros ministros que se juegan parte de su capital político en  la aproblación (o derogación) de ciertas leyes. Por ejemplo, el presidente Zapatero es mundialmente conocido por su empuje a la ley 13/2005, más conocida como la de matrimonios del mismo sexo. Justo recién, el parlamento australiano ha aprobado una ley en el mismo sentido que la española –no sin algún disgusto dentro del partido del primer ministro conservador Turnbull-, y esperemos sigan otros parlamentos en todo el globo. Caso contrario es el actual presidente de los Estados Unidos que está intentando derogar la obra legislativa de su antecesor. Por lo tanto, es evidente que las leyes son importantes.

No todas las leyes tienen el mismo impacto mediático - unas se conocen más que otras- y seguramente algunas desconocidas nos afectan de formas que ni siquiera pensamos. Pero todas ellas, las más vistosas y las menos, emanan de los parlamentos. En España, además de los diputados de la Carrera de San Jerónimo, también aprueban leyes los respectivos parlamentos autonómicos. Obviamente, el parlamento estatal es el que más leyes ha aprobado porque el estado de las autonomías se desarrolla unos años después de que se instaura la democracia, y porque mientras muchas competencias no estaban transferidas era el gobierno central quien legislaba. Desde 1980, un total de 1394 leyes.

En esta entrada, voy a presentar la evolución de la producción de leyes de algunos parlamentos autonómicos. Parece razonable esperar que aquellos territorios que proclaman tener un carácter o hecho diferencial legislarán más, en todas aquellas áreas que puedan y tengan competencias, que aquellos territorios que no la reclaman.  Como es sabido, en España el estado de las autonomías se desarrolló a dos velocidades. Por un lado, están las autonomías de vía rápida –País Vasco, Catalunya, Galicia y Andalucía- y, por otro, las de régimen general, el resto. De forma bastante precisa, esta clasificación se ajusta a la división entre aquellos territorios desde los que se proclama una especificidad y aquellos territorios en los que no. ¿Hay diferencias significativas respecto al número de leyes que han aprobado?

Seguir leyendo »