eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aznar: "Nunca he tenido mejor foto que la de las Azores"

El expresidente del Gobierno se muestra orgulloso de su instantánea con Bush y Blair en el programa de Bertín Osborne

Aznar asegura que nunca ha tenido con Rajoy una relación personal como para salir a cenar juntos, aunque señala que no creará un nuevo partido 

90 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Blair, Bush y Aznar en la reunión de las Azores que desembocó en la invasión de Irak de 2003.

Blair, Bush y Aznar en la reunión de las Azores que desembocó en la invasión de Irak de 2003.

El expresidente del Gobierno José María Aznar se ha mostrado en el programa de Bertín Osborne, "Mi casa es la tuya", orgulloso de la instantánea junto a Tony Blair, George W. Bush y José Manuel Durao Barroso: "Nunca he tenido mejor foto que la de las Azores".

En la entrevista emitida por Telecinco, Aznar asegura que él iría "cien veces, cien mil veces, si el interés nacional de España está en juego" y explica que en esa foto aparece junto a sus aliados: "con mi vecino Portugal, con el aliado más fuerte, Estados Unidos, y con un gran país como el Reino Unido". "Yo, por el interés nacional, voy a las Azores y a la Patagonia. Donde haga falta", insiste.

En este sentido, indicó que el apoyo a Bush respondió a la ayuda de Estados Unidos para acabar con el terrorismo de ETA -"la solidaridad es de ida y vuelta"- e hizo hincapié en que "nunca" nuestro país había tenido una relación tan "estrecha" con las principales potencias mundiales, algo de los que se beneficiaron "muchos países", especialmente el área iberoamericana.

Decidir una intervención es "muy difícil" pero la solución no siempre es no intervenir, explicó para citar el caso de Siria. "Las decisiones cuestan, tienen un coste y a veces son duros, pero a veces son inevitables", apostilló Aznar, que también quiso subrayar que retirarse de Irak, una decisión que adoptó José Luis Rodríguez Zapatero nada más llegar al Gobierno, fue "enormemente perjudicial" para España, "un error fatal", en sus palabras.

Relación "normal" con Rajoy

En fragmentos de ese programa, Aznar comenta otras cuestiones como su relación con el actual jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que explica que es "normal" y que nunca ha sido "especialmente intensa" como para salir juntos a cenar.

Aznar habla de su relación con el actual presidente del Gobierno y comenta que eligió a Rajoy como su sucesor porque creía que era quien reunía más ventajas que inconvenientes. "Y ahí está", añade. Al plantearle si está contento con esa decisión, responde que él siempre había confiado en el actual presidente y explica que "unas cosas de las que se hacen" le parecen bien y otros no tanto.

Señala que su relación personal es "normal" y que nunca ha sido "especialmente intensa". Y apostilla: "Le he hecho de todo, hasta sucesor, pero nunca hemos tenido esa relación personal, no. Nunca hemos sido una pareja que salga a cenar. Ha sido otro tipo de relación".

Aznar niega  que tenga intención de fundar un nuevo partido o regresar a la política activa, aunque es algo que le reclama "mucha gente". "No voy a destruir lo que contribuí a construir", ha enfatizado en relación al PP, partido en el que milita desde hace décadas y del que sigue siendo afiliado.

Pablo Iglesias

El expresidente del Gobierno alertó sobre "decaimiento del nivel" de las personas que se dedican a la política y, especialmente, ha cargado contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, del que no le gusta ni su discurso ni sus modos y al que ha acusado de querer convertir España en Venezuela.

"Si este señor tuviera responsabilidades de Gobierno", dijo dirigiéndose al presentador, "estaríamos como Leopoldo López", en alusión al preso venezolano. "Esos principios del populismo y radicalismo no nos conducen a ningún sitio", advirtió.

También lamentó que la irrupción de Ciudadanos haya acabado con la unión del centro derecha que Aznar se atribuye y de la que se siente muy orgulloso, recordando que, en cualquier caso, Albert Rivera "tiene una tarea muy importante" por delante.

11-M: "El peor día de mi vida"

El terrorismo fue otro de los episodios que ha repasado el expresidente durante la entrevista. "El peor día de mi vida", puntualizó sobre los atentados en 2011 en la red de Cercanías en Madrid, al tiempo que defendió la acción del Gobierno -"muchas de las personas que lo gestionaron están ahora en el Ejecutivo", recordó- y se mostró convencido de que "los que hicieron aquello consiguieron su objetivo" en referencia a las elecciones que ganó el PSOE.

Aznar también fue víctima de un atentado por parte de ETA en abril de 1995, cuando la banda terrorista hizo estallar un coche bomba en Madrid al paso del Audi en el que viajaba, una acción de la que resultó ileso, según comentó, gracias a que Francisco Álvarez Cascos, entonces secretario general del PP, se empeñó en que cambiara su vehículo por uno blindado. "Eso me salvó la vida" pero "estuvimos en el borde", remarcó.

Sobre este incidente, recordó que tres días antes del atentado fue avisado por Jaime Mayor Oreja de que ETA preparaba una "muy importante, muy fuerte" contra el PP, pero el entonces ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, dijo que era "imposible".

Críticas a Zapatero, Obama y al Vaticano por Venezuela

Aznar acusó al que fuera su sucesor en el Palacio de la Moncloa, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, de "mantener" el "régimen" de Nicolás Maduro en Venezuela con su labor de mediador en el país americano.

"Con Maduro no hay arreglo, y el diálogo es todo una mentira, una farsa", aseguró para añadir después que la situación actual de Venezuela forma parte del "legado de Obama".

Aznar también criticó al Vaticano por su posición ante Venezuela. "No entiendo por qué", dijo sobre la intervención del Papa Francisco y a "otros presidentes" que, según el exdirigente del PP, "no han tenido su hora más gloriosa" al participar como mediadores entre el gobierno de Maduro y la oposición venezolana.

Con esa declaración, aludía al 'trío de expresidentes' que forman Zapatero, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos en un país que, en opinión de Aznar, sufre "una crisis humanitaria" ante la "falta de reacción de la comunidad internacional".

"El riesgo es que Venezuela se cubanice, que supone la destrucción de la oposición, para llegar a un sistema donde la gente sobrevive en la miseria", afirmó Aznar.

Poco después de la crítica de Aznar a Zapatero, en la entrevista se recordó el incidente del expresidente socialista con su homólogo venezolano Hugo Chávez en la Cumbre Iberoamericana de 2007. Entonces, Zapatero defendió a Aznar ante las descalificaciones que le estaba dedicando Chávez, momento en el que el rey Juan Carlos intervino con una frase que se hizo célebre: "¿Por qué no te callas?".

"El rey muchas veces era muy expresivo", se limitó a comentar Aznar, que recordó también una conversación con el expresidente de los Estados Unidos Bill Clinton, con el que dice tener una buena relación. "Me dijo: José María, eres la persona que más envidio del mundo. Tú sabes lo que yo daría para que Chávez me insultara todos los días", comentó entre risas.

Una de las secciones del programa consiste en la preparación de un plato entre el presentador y su invitado, y Aznar bromea sobre las cualidades que demostró Rajoy cuando fue entrevistado por Osborne.

Éste comenta que cuando recibió al actual jefe del Ejecutivo, llevó una empanada que había cocinado su esposa, Elvira Fernández, y Aznar le pregunta: "Entonces, Rajoy ¿qué hizo? ¿Cortar la empanada? Eso tiene mucho mérito".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha