eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España y Marruecos llegan a un acuerdo para amparar las devoluciones inmediatas en la frontera

El actual acuerdo, incumplido durante años, obliga a la identificación de los inmigrantes en un plazo de diez días como requisito previo a la deportación

Con su pacto, Fernández Díaz pretende poder realizar devoluciones inmediatas de personas, como las de la tragedia de Ceuta, pero bajo un paraguas oficial

28 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los ministros de Interior de España y Marruecos, Jorge Fernández Díaz y Mohamed Hassad

Los ministros de Interior de España y Marruecos, Jorge Fernández Díaz y Mohamed Hassad. / Ministerio del Interior

España y Marruecos quieren rubricar en un acuerdo lo que hasta la fecha ha sido práctica habitual al margen de la Ley de Extranjería y de otros pactos firmados con anterioridad: expulsar de manera inmediata a los inmigrantes que consigan llegar a nuestro país de manera irregular. La medida, propuesta por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, deberá ser rubricada por ambos países en el comité mixto que se reunirá a finales del mes de marzo.

Con su propuesta, el Gobierno de Rajoy pretende frenar la llegada de inmigrantes a nuestro país, levantando un muro legal que los devuelva inmediatamente a los lugares de los que huyen. Del mismo modo, el Ejecutivo de Rajoy salta así por encima de las críticas que señalaban la inexistencia de un texto legal o acuerdo entre ambos países que permitiese lo que, de facto, se viene haciendo durante años.

Decidido a seguir expulsando inmigrantes en cuestión de minutos, Jorge Fernández Díaz ha decidido cambiar las reglas del juego para que nadie pueda acusarle de habérselas saltado.

A través de una nota de prensa, el departamento de Interior informa de que "el ministro ha propuesto a Mohamed Hassad una serie de iniciativas dirigidas a ampliar y potenciar la excelente cooperación que mantienen ambos países. Una de ellas consistiría en articular un mecanismo coordinado por el que se procedería a la inmediata devolución de quienes entren de forma violenta o flagrante en Ceuta y Melilla".

Según reza este comunicado, "el primer paso ya estaría dado a través del acuerdo de readmisión hispano-marroquí de 1992, actualmente en vigor". Este acuerdo, ilegal si se compara con la Ley de Extranjería vigente, estipula que los inmigrantes deben ser identificados antes de ser entregados a Marruecos y señala un plazo de diez días para proceder a la expulsión. Demasiado tiempo, a juicio de Fernández Díaz, que plantea ahora la inmediatez como única moneda de cambio en la política de contención de inmigrantes.

La nueva norma de actuación sobre la que quieren trabajar ambos países ha sido tratada en la reunión bilateral hispano-marroquí celebrada este jueves.

En las intenciones del Gobierno se vislumbra que, a no mucho tardar, llegarán cambios en la Ley de Extranjería. El documento vigente ofrece a los inmigrantes toda una serie de garantías como asistencia letrada, posibilidad de solicitar asilo político y asistencia médica, en caso de ser requerida. Los nuevos pasos iniciados por ambos Gobiernos indican que todo eso será, en breve, cosa del pasado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha