eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez se acerca a Podemos en su estrategia de pactos

El Comité Federal del PSOE establecerá este sábado cinco ámbitos prioritarios en las negociaciones de los acuerdos postelectorales

El fin de los recortes "austericidas", una especie de plan de rescate ciudadano y el blindaje de los servicios públicos son algunos de los criterios que los candidatos del PSOE deberán tener en cuenta

La dirección socialista presentará ante el organismo los plazos de las primarias que se celebrarán el 26 de julio

55 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Sánchez concluye hoy la ronda de contactos con sus 'barones' por los pactos

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

Pedro Sánchez ya tiene claro que la estrategia de acuerdos postelectorales debe pasar por un acercamiento a Podemos. El secretario del PSOE ha fijado cinco "ámbitos prioritarios" que los barones y candidatos socialistas deberán considerar a la hora de pactar. Esos cinco criterios no supondrán, a priori, ningún problema para que la formación de Pablo Iglesias los acepte.

Ferraz, al igual que han hecho los demás partidos, asegura que no quiere que las negociaciones se conviertan en un "cambio de cromos o sillas", es decir, en un intercambio de apoyos según las posibilidades de gobierno de unos y otros. Los requisitos de mínimos que Sánchez esbozará ante el Comité Federal, el órgano competente para "determinar las alianzas" del PSOE, tendrán que ver con los contenidos e incluyen algunas de las propuestas más repetidas por los miembros de Podemos mientras que se aleja de las políticas que ha llevado a cabo el PP en sus años de poder en las diferentes instituciones.

Uno de los requisitos que perseguirá el PSOE será el fin de los recortes "austericidas". Alfredo Pérez Rubalcaba ya habló de "austericidio" en 2012, pero el término ha adoptado más protagonismo con el auge de Podemos, que acusa a los socialistas de haber comenzado esas políticas.

El "blindaje de los servicios públicos" es otro de los criterios que fijará Sánchez en su intervención. El cambio del artículo 135 de la Constitución para establecer un techo al déficit público llevado a cabo por PP y PSOE en agosto de 2011 ha sido una de las principales recriminaciones de los de Iglesias a los dos grandes partidos. La dirección de Sánchez ya se desmarcó de esa medida al votar a favor de su derogación en el Congreso.

Sánchez también incluirá en las líneas rojas de las negociaciones la incorporación de medidas económicas al servicio de la creación de empleo y la recuperación justa, es decir, de la reducción de la desigualdad, que es otro de los núcleos de los discursos de Podemos.

El PSOE defenderá los "planes de acción para quienes han sido expulsados del sistema de protección pública", según fuentes de la dirección. Esa propuesta se asemeja  al "plan de rescate ciudadano" que ha planteado Podemos para dar cobertura básica a las necesidades de la población. El quinto punto sobre el que incidirá el líder socialista serán las "medidas de regeneración y transparencia".

El 'no' de Susana Díaz a los bloques

Sánchez dejó claro la misma noche electoral que su preferencia era constituir todos los gobiernos posibles con el objetivo de desbancar al PP. El secretario general aseguró que la "responsabilidad" que debe asumir el PSOE es entender que los ciudadanos han optado mayoritariamente por un cambio a la izquierda y, por tanto, "articular gobiernos progresistas", según declaró poco antes de que finalizara el escrutinio definitivo.

Con aquella consigna se dio por hecho que los socialistas apoyarían a Manuela Carmena como alcaldesa de Madrid o a otras formaciones de izquierdas con el objetivo de dejar fuera a la derecha de las instituciones donde la suma de PSOE y otras fuerzas lo permitiera.

La orden del secretario general tuvo respuesta de la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, que advirtió a los suyos de que deben tener "prudencia" a la hora de llegar a acuerdos. La líder de la federación socialista más poderosa se mostró en contra de los "bloques". La dirigente andaluza insistió, tras la primera reunión que mantuvo a solas con Sánchez en cinco meses, que el PSOE no puede ser "un escudo contra nadie", en referencia al PP, ni una "pasarela" para Podemos.

En Ferraz piden "lealtad" a los candidatos socialistas hacia la política de pactos que ha diseñado la dirección, es decir, no quieren sorpresas de pactos con el PP para hacerse con gobiernos.

El camino hasta el 26 de julio

El Comité Federal, que es el máximo órgano entre congresos del PSOE, también establecerá los plazos de las primarias para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno. Este ha sido el último encontronazo entre el PSOE andaluz y Ferraz. Según publicó El Mundo, Díaz prefiere retrasar la fecha de los comicios internos porque la fecha del 26 de julio favorece ahora mismo a Sánchez, que ha sido el único que se ha postulado por el momento para ser el aspirante a La Moncloa. Díaz dijo este jueves que "no entra" en ese tema porque no es lo que preocupa a los ciudadanos. La dirección del PSOE dejó claro que la fecha no se iba a tocar.

De acuerdo al reglamento de primarias, se debe establecer un plazo para que Ferraz reciba las precandidaturas. A partir de ahí se abre el plazo de recogida de avales, que tendrá una duración de entre 10 y 20 días. En este caso, los aspirantes deberán conseguir un 5% de firmas recopiladas entre todos los militantes.

Una vez recogidos los avales, y tras la proclamación provisional de los candidatos, se abre un plazo de 24 horas para interponer recursos y la Comisión Federal de Ética y Garantías tiene otras 24 horas para resolverlos antes de designar los aspirantes definitivos. Si solo uno supera el umbral de avales, el proceso termina con su designación directa.

Si hay más de un candidato, el siguiente paso será la campaña, cuya duración será como mínimo de 15 días. En este caso, al ser primarias abiertas a los ciudadanos mayores de 16 años que paguen dos euros, el censo se elaborará durante 15 días y deberá estar cerrado al menos cinco días antes de la fecha de votación. El 26 de julio los militantes e inscritos votarán y los resultados se conocerán esa misma noche. 48 horas después, tras el plazo para los recursos y su resolución, el PSOE nombrará oficialmente al candidato a la presidencia del Gobierno. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha