eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España acentúa la desigualdad entre comunidades autónomas en sanidad, educación y protección social

La diferencia de gasto público en servicios básicos del estado de bienestar por regiones se ensancha casi un 20% en una década

En Asturias se invierte 8.531 euros por cada ciudadano, mientras que en Canarias se queda en 5.252, sumando las aportaciones de las administraciones central, autonómicas y locales

45 Comentarios

- PUBLICIDAD -

En lo que va de siglo XXI, España ha agrandado la desigualdad de oportunidades entre sus habitantes. La inversión en sanidad, educación o protección social varía tanto entre comunidades autónomas que no da igual donde se nazca a la hora de acceder a los servicios públicos fundamentales. Entre la que más gasta por habitante y la que menos recursos aplica hay un 62% de diferencia. Desde 2002, la brecha se ha ido ensanchando hasta ser casi un 20% más amplia.

Según un estudio del BBVA, en Asturias se invierte 8.531 euros por cada ciudadano, mientras que en Canarias se queda en 5.252 –sumando las aportaciones de la Administración central, los gobiernos autonómicos o los ayuntamientos–. El director del estudio, el catedrático de Análisis Económico de la universidad de Valencia, Francisco Pérez, considera que  esta brecha de gasto público es incompatible "con la igualdad de oportunidades en el acceso a los servicios públicos".

Tanto la educación como la sanidad son los encargos estrella de los gobiernos regionales. Suyas son las competencias y más del 90% del gasto total depende de las administraciones autonómicas. Pero es muy distinto que los alumnos estudien en un sitio u otro o a qué sistema sanitario se acuda. Pérez ha analizado que la situación exige "explicaciones".

En cuanto al sistema educativo, lo que gasta el País Vasco prácticamente dobla lo que invierte la ciudad autónoma de Melilla: de 1.223 a 624 euros (un 95% más). No sale mucho mejor parada en este reparto de desigualdades su compañera Ceuta que aporta 628 euros por habitante –ambas están por debajo de lo que se invertía en 2002–. En los dos casos, el presupuesto lo aporta directamente la Administración central.

A la hora de mirar al esfuerzo en educación, destaca que Madrid utiliza en sus aulas 437 euros menos que Euskadi (790 euros en total, un 54% menos). Hay que irse a 2003 para que la comunidad autónoma gobernada en secuencia sin descansos por Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre e Ignacio González luciera una cantidad menor. La única que se acerca a Madrid en cuanto a poca inversión es Baleares. Gobernada desde 2011 por el PP (y que empalma cinco años de caídas de gasto), en 2013 destinó 830 euros por ciudadano. Hace menos de dos meses, en marzo de 2015, Save the Children realizó un análisis que reflejaba que donde  el sistema educativo es menos igualitario se percibe una mayor exclusión de los menores.

Muy lejos de ellas se colocan regiones como Navarra, Asturias, Extremadura o Cantabria que superan los 1.000 euros y sobrepasan la media estatal colocada, de acuerdo con el BBVA, en 914 euros. Por debajo de ese esfuerzo están Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana y La Rioja. Galicia clava la media.

Cuidado de la salud

Por lo que respecta a la salud de sus ciudadanos, El estudio del banco incluye, según su explicación, no sólo la atención primaria o la hospitalaria sino que también tiene en cuenta otros aspectos importantes como la salud pública (que engloba acciones preventivas como las vacunas o la detección precoz de infecciones como el VIH) o la propia investigación médica. También más del 90% del dinero que se destina a estas parcelas proviene de los presupuestos autonómicos.

En 2013 Asturias, la líder, gastó 1.714 euros per cápita, 532 más que Andalucía (un 45% más) que fue la colista. También es un 34% mas que Baleares o un 29% más que Cataluña. Incluso Madrid está un 24% por debajo (contando con que la aportación del Gobierno central a Madrid en esta partida casi triplica la media nacional per capita). No es que Asturias tenga un presupuesto alocado. El País Vasco sólo está un 5,8% por debajo. De hecho, la media de todas las comunidades juntas es de 1.356 euros. Por encima de ese gasto también están Aragón, Cantabria, Castilla y León, Galicia, Extremadura, Murcia, Navarra, La Rioja e incluso Ceuta y Melilla.

Además de Andalucía, Baleares, Madrid o Cataluña, tiran para abajo del esfuerzo en sanidad, Canarias, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana.

A cuenta de la Seguridad Social

El tercer pilar que ha contabilizado el informe del BBVA es el de la protección social. Un apartado mucho más heterogéneo ya que ha incorporado desde la jubilación, la enfermedad o la  incapacidad, hasta protección a la familia, el desempleo o la exclusión social. En este caso, el 83% del dinero viene de las arcas de la Seguridad Social. La brecha aquí está en un 87% que distancia a Asturias de Canarias. La primera, de acuerdo con los registros del informe, destina 5.750 euros por cada asturiano y la segunda se queda en 3.074 euros. A la cola de gasto se colocan Andalucía, Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Cataluña y Murcia (todas por debajo de la media de 3.958 euros). En los primeros puestos, a Asturias le siguen País Vasco, Navarra, Cantabria y Aragón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha