eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Andalucía recurre el fallo del TSJA que anuló la reducción horaria de Religión

La Junta volverá a aprobar las órdenes que regulan el currículum de Primaria y ESO para no arriesgarse a que otra sentencia en contra cause “un perjuicio” en todas las escuelas

- PUBLICIDAD -
Gaya se compromete a trabajar con el Ministerio para "buscar una salida" a la situación de los mediadores comunicativos

Gaya se compromete a trabajar con el Ministerio para "buscar una salida" a la situación de los mediadores comunicativos

Los colegios de Andalucía mantendrán la reducción horaria de la asignatura de Religión, habilitada por el Gobierno autonómico hace tres años. La Consejería de Educación ha presentado un recurso de casación contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que declaró nula la orden de 17 de marzo de 2015 que desarrollaba el currículo de la Educación Primaria en Andalucía en lo relativo a la configuración y carga lectiva de la asignatura de Religión.

En 2015, la Junta de Andalucía aprovechó que la legislación básica de educación aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy -la LOMCE- no establecía un horario mínimo para Religión, dejando en manos de las comunidades autónomas la posibilidad de modular la carga lectiva. La Consejería de Educación prefirió no implantar la reducción horaria en todas las escuelas y aprobó una orden que permitió a los colegios de Primaria reducir el horario de la asignatura de Religión, pasando de 90 a 60 o 45 minutos a la semana. 

Los obispos de Andalucía recurrieron esa orden en los tribunales, pero no lograron la suspensión cautelar del nuevo horario. El Alto Tribunal andaluz falló hace tres semanas, en plena polémica sobre los maestros de Religión que están cobrando por horas que no imparten desde hace tres años, como consecuencia precisamente de esa reducción horaria. Los jueces declararon nula la orden de la consejería por un defecto de forma -porque la documentación no fue remitida a la dirección correcta de la Diócesis denunciante- pero no entraron en el fondo del asunto.

Así lo ha anunciado este miércoles la actual consejera de Educación, Sonia Gaya, durante una comisión parlamentaria. “Se aduce que no se dio cumplimiento al trámite de audiencia ya que la notificación para las alegaciones se envió a la parte interesada, los obispos, a su sede de Granada y no a la de Sevilla”, dice la consejera. Gaya ha explicado los pasos que dio su departamento cuando conoció la denuncia de los obispos contra la orden que regulaba los horarios de Religión. El 28 de enero de 2015 la Secretaría General de Educación “remitió la notificación para alegaciones a la Asamblea de los Obispos del Sur de España” y, de esta manera, la Administración educativa “dio por finalizado el procedimiento de trámite de audiencia”. La consejería también publicó el borrador de la orden en su página web, para lograr máxima participación de la comunidad educativa. 

Además Gaya ha revelado que “se puede acreditar la participación de la Asamblea de Obispos del Sur en la elaboración de la norma”, porque “existen correos electrónicos que así lo acreditan”. La consejera admite que la anulación de una orden de carácter general -que afecta a toda la organización y planificación de horarios, no sólo el de Religión- “supondría un perjuicio para el interés público y el sistema educativo andaluz”. Para no arriesgarse a que los jueces suspendan esta orden a mitad de curso, la consejería ha iniciado la tramitación de dos nuevas órdenes que “vuelven a regular” los aspectos contenidos tanto en la orden de Primaria de 17 de marzo de 2015 como en la orden de Secundaria de 14 de junio de 2016.

“Se trata de tomar las medidas oportunas para no estar al albur de lo que finalmente determinen los tribunales y desde ya garantizar la mayor seguridad jurídica posible, que pasa por empezar el próximo curso con el necesario respaldo normativo en la regulación curricular no solo de la Religión sino de ambas etapas, tanto en Primaria como en Secundaria", avisa la consejera, aunque no está claro aún si Educación aprovechará para incluir novedades en el contenido curricular o alterar la estructura actual de los horarios de Primaria y Secundaria.

Maestros sin carga horaria

El pasado 6 de mayo, este periódico adelantó que el Ministerio de Educación, responsable contractual de los docentes de Religión de Infantil y Primaria en Andalucía, lleva tres años pagando a profesores de esta asignatura que no imparten clases. Docentes a los que se les renovó "automáticamente" el contrato por las mismas horas que venían enseñando, a pesar de que sus colegios recortaron en el curso 2015/2016 el horario de su asignatura: de 90 a 60 minutos a la semana en el 60% de las escuelas andaluzas, y de 90 a 45 minutos (el mínimo legal permitido) en el 5% restante. Como consecuencia, se produjo un desequilibrio entre las plantillas y la carga lectiva.

La nueva consejera de Educación, Sonia Gaya, ordenó una investigación interna, colegio a colegio, maestro a maestro, que confirmó que sobraban maestros de Religión u horas contratadas en 252 colegios de Primaria distribuidos por todas las provincias de Andalucía. Se elaboró un informe que fue remitido al Ministerio de Educación, responsable de sus contratos, alertando de que se estaba produciendo "un perjuicio a las arcas públicas". Un "desperdicio de recursos para la educación", en palabras de Gaya, que a día de hoy ninguna administración ha cuantificado.

La reducción horaria de la asignatura de Religión fue una decisión individual de los equipos directivos de cada escuela, amparada en una orden dictada por la Consejería de Educación. Esa es la norma que fue recurrida en los tribunales por los obispos de Andalucía y por la Asociación Profesional de Profesores de Religión de Centros Estatales (Apprece) y que ahora, tres años después, y en plena polémica, acaban de tumbar los jueces del Alto Tribunal andaluz, según los obispos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha