eldiario.es

9
kicker Icon

Noticia servida automáticamente por Europa Press

kicker IntMark

Esta información es un teletipo de Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es. kicker Close

El Congreso Interuniversitario OIT culmina con unos 150 trabajos presentados y sensación de cubrir expectativas

Milagro Martín ha destacado el "alto grado de participación" con el que ha contado el congreso, para el que se han inscrito en torno a 300 personas 

El Congreso Interuniversitario OIT culmina con unos 150 trabajos presentados y sensación de cubrir expectativas

El Congreso Interuniversitario OIT sobre el futuro del trabajo que, entre el pasado jueves y este viernes, se ha celebrado en la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Sevilla (US) ha finalizado tras recibir las aportaciones de cerca de 150 trabajos de personas provenientes de cuatro continentes, y con la "sensación compartida" por organizadores y participantes de "haber cumplido con las expectativas" planteadas a propósito de este evento.

Así lo ha explicado a Europa Press la catedrática Milagro Martín, quien actualmente preside el Consejo Económico y Social del Ayuntamiento de Sevilla y que ha formado parte del comité organizador de este congreso en cuya inauguración participó el pasado jueves la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio.

Milagro Martín ha destacado el "alto grado de participación" con el que ha contado el congreso, para el que se han inscrito en torno a 300 personas y que ha recibido trabajos de países tanto del sur de Europa --España, Italia, Portugal, y Rumanía-- como de fuera de la Unión, en especial, de países de Latinoamérica como Argentina, Brasil, Chile, México, Uruguay y Venezuela.

El objetivo del Congreso era "hacer partícipes de la Iniciativa de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el futuro del trabajo a los integrantes de la Academia, de manera que sus contribuciones pudieran sumarse a las que corresponde hacer a los interlocutores sociales".

En esa línea, "se han removido ideas, se ha generado debate, y ha quedado patente la preocupación de investigadores, de distintas áreas de conocimiento científico, e interlocutores sociales --sindicatos y empresarios--, por el futuro del trabajo, en su dimensión individual y su repercusión en la persona, y también en su alcance global y su relación con el crecimiento social", según ha explicado Martín.

Las reflexiones y aportaciones compartidas en estos dos "intensos" días de trabajo han estado encuadradas en una de las cuatro conversaciones o paneles temáticos sobre los que versaba el congreso, que eran 'Trabajo y Sociedad', 'Trabajo decente para todos', 'Organización del Trabajo' y 'la Producción y la Gobernanza del Trabajo'.

Sobre la mesa han estado cuestiones como "la globalización de los mercados, la internacionalización de la economía, la digitalización de las comunicaciones, los emergentes sistemas tecnológicos, la velocidad en las comunicaciones y sus canales de transmisión" o "las rápidas transformaciones en los procesos de producción", asuntos todos ellos que "sólo pueden abordarse desde una perspectiva científica con un método sistemático", según ha incidido Milagro Martín.

Y todo ello "unido a cambios sociales, políticos y demográficos en la mayoría de los países, como son el envejecimiento de la población, la incorporación de la mujer al mercado laboral, las novedosas estructuras productivas que tienden hacia una automatización total en su producción, la edad de jubilación, la remodelación de los sistemas de contratación laboral, los movimientos migratorios y su nueva realidad en el siglo XXI, así como su integración, pero sin olvidar que las nuevas formas de trabajo deben venir reflejadas en un trabajo decente para todos".

En busca de un mundo mejor

En el congreso, según ha valorado la catedrática Martín, "se han podido escuchar opiniones diversas, muy enriquecedoras, que han de servir en próximos encuentros para hacer una profunda reflexión sobre el futuro del trabajo y para que den traslado de las mismas a aquellas instituciones que puedan contribuir a desarrollar políticas en busca de un mundo mejor", con la idea de que "hay que tratar de anticiparse a los cambios y evitar los posibles efectos adversos antes de que éstos ocurran".

En su intervención en el congreso, la secretaria general Iberoamericana (Segib) y miembro de la Comisión Mundial sobre el futuro del trabajo de la OIT, Rebeca Grynspan, realizó "un examen profundo del futuro del trabajo", condicionado por "una verdadera revolución tecnológica que está cambiando radicalmente el mundo", pero que "no debe impedir crear empleos más dignos y productivos, para crear un futuro más prometedor y conseguir seguridad económica, igualdad de oportunidades y justicia social".

La propuesta de Grynspan gira en torno a un programa cuyo "principal activo" es la persona, situándola, al igual que el trabajo que realiza, "en el centro de las políticas económicas y sociales y de la práctica empresarial".

Por su parte, el catedrático Miguel Rodríguez Piñero y Bravo-Ferrer --emérito del Derecho del Trabajo y la Seguridad Social de las Universidades de Sevilla y de Alcalá de Henares (Madrid), así como consejero permanente de Estado y presidente emérito del Tribunal Constitucional--, impartió la conferencia de clausura del congreso, bajo el título de 'Cien años de la OIT en un mundo cambiante'.

En ella, su autor destacó el "importante papel" de la OIT "en el periodo de la transición" en España el que desempeña en el mundo actual, "no debiendo mantenerse ajena al desarrollo económico y a la justicia social desde el punto de vista del trabajo decente". Así, recalcó que está obligada a realizar un papel fundamental en el desarrollo de los países y en el futuro del trabajo.

La clausura contó con la participación del presidente del Colegio Oficial de Graduados Sociales de Sevilla, Rafael Hidalgo; la presidenta del Consejo Social de la Universidad de Sevilla, Concha Yoldi; la coordinadora Internacional de la Iniciativa del Futuro del Trabajo de la OIT, María Luz Vega, y del decano de la Facultad de Ciencias del Trabajo, Alejandro Díaz, entidad organizadora de este evento junto a la OIT.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, pronunció unas palabras finales partiendo de la idea de que el "futuro del trabajo es el futuro de lo que vamos a ofrecer a las nuevas generaciones", y se mostró "sumamente interesado" por las conclusiones del Congreso para "incorporarlas y adaptarlas al Plan Estratégico de la ciudad que se está diseñando y elaborando en la actualidad".

En resumen, según ha concluido Milagro Martín, el congreso "ha debatido sobre el trabajo, sobre el futuro del trabajo, sobre el trabajo futuro e, incluso, sobre si el trabajo tiene realmente futuro, al menos, tal y como hoy lo conocemos".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha