La portada de mañana
Acceder
Exclusiva - Amazon utilizó a un hombre de Villarejo para espiar a sindicalistas
Buscar la vacuna sin cobrar por ello: "Lo fácil sería dejarlo todo"
Opinión - Cuatro estúpidos y la ilustrada de Ayuso, por Esther Palomera

Andalucía cierra su territorio hasta el 9 de noviembre, confina las provincias de Granada, Sevilla y Jaén y cientos de municipios

Moreno, presidiendo esta tarde la reunión del Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto

La medida venía siendo anunciada desde hace días pero no ha sido hasta este miércoles, tal y como había sugerido el presidente de la Junta, cuando se ha decidido: Andalucía y sus casi 8,5 millones de habitantes no podrán salir de la región en los próximos diez días, hasta el próximo 9 de noviembre, en virtud del estado de alarma decretado por el Gobierno de España el pasado domingo. Ni nadie podrá entrar salo por causa debidamente justificada. Juan Manuel Moreno ha dado a conocer esta noche, en una comparecencia informativa sin preguntas, las nuevas restricciones a la movilidad que, además del cierre perimetral de la comunidad autónoma, incluye el de las provincias de Granada, Jaén y Sevilla, en nivel 4 de alerta sanitaria, de donde tampoco se podrá entrar o salir sin causa justificada, limitando igualmete la movilidad entre todos sus municipios. Además, se ha ordenado el cierre perimetral de los municipios englobados en los distritos sanitarios de Córdoba-Sur, La Vega de Málaga y Jerez-Costa Noroeste y Sierra de Cádiz.

En resumen, más de 4,3 millones de andaluces (pertenecientes a un total de 448 municipios) no podrán salir de su municipio sin una causa justificada hasta el próximo 9 de noviembre. Más de la mitad de la población residente en la comunidad autónoma, a la que tampoco se podrá entrar desde otros lugares. Moreno también ha comunicado el mantenimiento del denominado toque de queda nocturno fijado por el Gobierno central, entre las 23h y las 6h, en este caso determinando a las 22.30h el cierre de la actividad de bares y resturantes, y otras actividades comerciales, "en coherencia" con lo anterior, según ha explicado Moreno.

Camino de los 3.000 ingresos por el virus, el "pesimismo" del que hacía gala Moreno Bonilla estos días respecto a la posibilidad de mayores restricciones a la movilidad se ha hecho realidad este miércoles. "Nadie podrá entrar o salir si no es por una causa justificada", ha remarcado el máximo dirigente andaluz. El cierre perimetral de Andalucía, de las provincias de Granada, Sevilla y Jaén, y de otros cientos de municipios de los tres distritos sanitarios citados, será efectivo desde la medianoche del jueves al viernes y durante los once días siguientes, hasta las 00h del 9 de noviembre, coincidiendo con el, por el momento, fin del estado de alarma estatal. Será a partir de esa fecha cuando la Junta revisará "cada dos semanas" las medidas aprobadas ahora.

Por otro lado, como ya estaba fijado, las reuniones en el ámbito público y privado quedan limitadas a un máximo de seis personas, excepto aquellos grupos que sean convivientes. Las medidas, según Moreno, "son difíciles, pero más vale prevenir que curar", porque prima el "interés sanitario".

Además de los cierres de las provincias de Sevilla, Granada y Jaén, y de sus municipios, aquellos englobados en los distritos sanitarios de Córdoba-Sur, La Vega de Málaga y del área sanitaria Jerez-Costa Noroeste y Sierra de Cádiz que también deberán cumplir cierre perimetral son: Aguilar de la Frontera, Almedinilla, Baena, Benamejí, Cabra, Carcabuey, Castro del Río, Doña Mencía, Espejo, Encinas Reales, Fernán Núñez, Fuente-Tójar, Iznájar, Lucena, Luque, Montalbán de Córdoba, Montemayor, Montilla, Monturque, Moriles, Nueva Carteya, Palenciana, Priego de Córdoba, Puente Genil, La Rambla, Rute, Santaella y Zuheros (en la provincia de Córdoba), Alameda, Almargen, Antequera, Archidona, Campillos, Cañete la  Real, Cuevas Bajas, Cuevas de San Marcos, Fuente de Piedra, Humilladero, Mollina, Sierra de Yeguas, Teba, Valle de Abdalajís, Villanueva de Algaidas, Villanueva del Rosario, Villanueva de Tapia, Villanueva de la Concepción y Villanueva del Trabuco (en la provincia de Málaga), y Alcalá del Valle, Algar, Algodonales, Arcos de la Frontera, Benaocaz, Bornos, El Bosque, Chipiona, Espera, El Gastor, Grazalema, Jerez de la Frontera, Olvera, Prado del Rey, Puerto Serrano, Rota, San José del Valle, Sanlúcar de Barrameda, Setenil de las Bodegas, Torre Alháquime, Trebujena, Ubrique, Villaluenga del Rosario, Villamartín y Zahara de la Sierra (en la provincia de Cádiz).

Según el decreto del estado de alarma publicado en el BOE del 25 de octubre, la restricción de entrada y salida de personas no afecta a desplazamientos, adecuadamente justificados, que se produzcan por alguno de los siguientes motivos: asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales; asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil; retorno al lugar de residencia habitual o familiar; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; desplazamiento a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes; actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales; renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables; realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad; cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.

El presidente, en todo caso, ha pedido a los vecinos de los 337 municipios andaluces que quedan sin confinar que no salgan de sus términos municipales si no es imprescindible.

Casi 300 personas en la UCI

Comunidades autónomas como Asturias o Euskadi habían apostado días atrás por el cierre perimetral de sus territorios. Castilla-La Mancha y Castilla y León decidían lo propio este mismo miércoles, mientras que Madrid ha pedido limitar su cierre perimetral al puente festivo. Andalucía, aunque con 395 casos por cada 100.000 habitantes en las dos últimas semanas no está entre las comunidades con peor incidencia acumulada, se suma a este cierre después de contabilizar 745 hospitalizaciones más por COVID-19 en los últimos siete días (293 en UCI), nuevos brotes casi diarios en residencias de mayores, que acumulan más de 1.500 casos, y casi 2.500 muertes desde el inicio de la pandemia.

La decisión, que se suma a las últimas restricciones acordadas por la Junta en los últimos 15 días (el cierre perimetral de Granada y sus municipios del área metropolitana, el adelanto a las 22.00 horas para el cierre de bares y restaurantes tanto en Granada como en Sevilla, Córdoba y Jaén, y la suspensión de clases presenciales en la Universidad de Granada) se ha tomado esta tarde en el seno del gabinete de crisis del Gobierno autonómico, reunido tras el encuentro del Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto para tratar de frenar el ritmo de contagios.

El presidente Moreno ha dicho también que la comunidad de Andalucía asume "con responsabilidad" la competencia derivada del estado de alarma pero ha comentado que Andalucía, a diferencia de otras comunidades autónomas como País Vasco, Cataluña o Navarra, "no tiene una policía autonómica a la que podamos encomendar la vigilancia del cumplimiento de estas medidas". Moreno ha indicado que espera del Gobierno de Pedro Sánchez "máxima coordinación para que la Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil dispongan de los medios necesarios y reciban las instrucciones precisas para hacer cumplir estas normas".

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2020 - 21:02 h

Descubre nuestras apps

stats