La portada de mañana
Acceder
Esperanza Aguirre y su marido vendieron un Goya inédito sin protegerlo
La nueva normalidad de los países con más vacunados, más severa que España
Opinión – Marlaska y sus islas del Diablo, por Elisa Beni

Andalucía paga a la sanidad privada 178 euros al día por cada paciente Covid que deriva y 750 euros por cada ingreso en UCI

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno junto a Jesus Aguirre(d) y Juan Marín el pasado viernes. EFE/Junta de Andalucía

El Gobierno andaluz ha negociado con la sanidad privada un justiprecio para hacer uso de sus hospitales y su personal médico, ante la creciente presión sanitaria provocada por la tercera ola de contagios del coronavirus. El coste pactado para derivar a un paciente con Covid-19 a un centro hospitalario privado andaluz será de 177,96 al día por cama en planta convencional, según fuentes del sector que han participado en la negociación con la Junta. El precio de un ingreso en UCI será de 750 euros por día para pacientes con coronavirus, y de 550 euros para enfermos "no Covid".

El protocolo andaluz para derivar a pacientes de coronavirus a hospitales privados ha condicionado un precio en la horquilla baja del sector, porque la Junta ha optado por trasladar a dos tipos de enfermos: pacientes Covid con pronóstico favorable, "próximos al alta hospitalaria"; y pacientes pluripatológicos de medicina interna, sobre todo personas mayores. Andalucía derivará a los afectados por la pandemia que "ya hayan pasado un tiempo mínimo de contagio", un margen que varía en cada paciente, pero que "no es inferior a una semana". Se trata de mover a enfermos que ya hayan pasado lo peor de la infección de Covid-19 y estén próximos a recibir el alta. Esto permite hacer espacio en hospitales públicos para pacientes más graves, y garantiza que el diagnóstico de los infectados que se envíen a un centro privado "no se va a complicar".

Andalucía atraviesa el peor momento de la tercera ola, desde hace días el número de contagios registrados diariamente no baja de 5.000. Los pacientes ingresados alcanzan los 4.867, de los cuales, 709 están en estado grave y permanecen en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Los hospitales públicos de todas las provincias andaluzas empezaron hace dos días a derivar a los primeros enfermos a centros privados (ya en la segunda ola de contagios, la Junta tuvo que hacer uso también de los recursos de la sanidad privada).

Los precios que ha negociado el Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla con la patronal del sector sanitario privado que opera en Andalucía están muy por debajo de los que pagarán otras regiones, por ejemplo, la Comunidad de Madrid, que oscilan entre los 748 euros al día por hospitalización convencional y 2.048 euros por ingreso diario en UCI. La diferencia tan grande se debe, en parte, a que Andalucía dispone de más camas en la sanidad pública y su presión asistencial es inferior en pacientes no Covid (en este momento la sanidad pública madrileña, tras sumar refuerzos, se encuentra al 134% de su capacidad).

En cuanto a ingresos por contagios, el 26,26% del total de camas ocupadas en Andalucía es por pacientes con coronavirus, frente al 27% de Madrid; y el 36% en UCI, frente al 52% de la capital. En la sanidad privada andaluza, la ocupación de pacientes Covid es del 10% en planta y del 15% en UCI, todo según datos de la Consejería de Salud (la patronal privada eleva la ocupación total al 25%). Esta semana, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, calculó que entre un 10 y un 15% de enfermos con coronavirus será derivado de hospitales públicos a privados para descongestionar la presión asistencial.

El coste de la hospitalización en un centro privado para las arcas públicas andaluzas se mueve en la horquilla fijada en un informe hace un año por la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), que cifraba en 250 euros al día el precio de hospitalización de un paciente con Covid-19, y entre 650 y 700 euros por ingreso en UCI. La patronal ASPE representa a más del 80% de los 464 hospitales y centros de salud privados del país -50.000 camas, frente a las 108.000 de la sanidad pública), y sus precios incluyen todo el circuito de un ingreso hospitalario (habitación, medios y tratamiento médico).

La Junta de Andalucía reservó en los Presupuestos Autonómicos de 2021 un remanente sin asignar de 450 millones de euros para posibles contingencias de gasto derivados del avance de la pandemia. La tercera ola, convertida en "tsunami", en palabras del consejero Aguirre, ha obligado a la Junta a disponer de camas para 4.500 pacientes de Covid-19 -un horizonte ya superado-, usar la "hospitalización domiciliaria" para pacientes crónicos y pluripatológicos, trasladar en ambulancias a enfermos de las provincias con los hospitales más saturados -Málaga y Cádiz- a otras con menos presión asistencial, como Sevilla y Córdoba; abrir hospitales de campaña, como el Carranque en Málaga o el Hospital Militar, inaugurado esta misma semana en la capital andaluza.

En este plan también entra el acuerdo negociado con la sanidad privada para que se fusione con la pública. El gasto previsto será "moderado", por el tipo de paciente que se va a derivar y porque la curva de contagios empieza a estabilizarse levemente, en un zigzag en forma de "picos de sierra", que según la Junta iniciará una tendencia a la baja en los próximos días.

En Andalucía, según datos de la Junta, hay 50 hospitales públicos, con 15.277 camas disponibles, y 58 privados con 5.069 camas.

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2021 - 22:04 h

Descubre nuestras apps

stats